METRO 2033: La próxima vez mejor pillarse un TAXI

METRO2033: La próxima vez mejor pillarse un TAXI

Siempre existen motivos que te incitan aadquirir videojuegos fuera de los análisis y comentarios que aparecen en laprensa especializada. Si ver a JessicaChobot lamiendo una PSP hizo quemuchos corrieran a hacerse con los servicios de la máquina portátil de SONY, a mi lo que me llevó a comprar METRO 2033 fue la historia quesupuestamente llevaba detrás, las imágenes que circulaban por Internet (merefiero a las del juego, no a las guarras), y el descuento que me hacían porentregar el DANTE’S INFERNO.

Para empezar, el juego estaba avalado por unargumento basado en las novelas creadas por el famoso escritor novel ruso Dmitry Glukhovsky (si jode escribirlo,imaginad lo difícil que es pronunciarlo sin escupir a la gente) que narran laexperiencia de un chico que vive en las profundidades del metro de Moscú después de que el mundo sufriera unaguerra nuclear que ha devastado su superficie dejándolo irrespirable y lleno deengendros más espantosos que el hijo de LaPantoja recién levantado. La historia refleja tan bien, tan bien, tan bien,los libros, que estos aparecen en mil y una ocasiones. Parece coña, pero haycasi más libros con la portada de Metro2033 que algún tipo de balas durante todo el juego. En estanterías, encajas, por el piso, sobre las mesas, en los vagones, vamos, que ya puestos ahacer publicidad subliminal mejor hubieran puesto un par de Tetra Briks de vino Don Simón, que eso siempre viene bienpara pasar el duro frío del invierno, y unos cuantos botes de Actimel, que seguro que activandonuestras defensas nos pasábamos mejor el juego.

Estees el verdadero motivo que me indujo a comprarme una PSP, porque si lame laconsola con lo pija que parece (la chica) es porque al menos el plástico es delbueno

Y es que precisamente su historia es la quelastra la mecánica del juego. La intención por parte de sus creadores de darmás importancia a la narración que al mismo juego en ciertas partes del mismo,la necesidad de enseñarnos todo el universo que aparece en los libros, hace quealgunos capítulos sean meramente anecdóticos y te pases casi diez minutossiguiéndole el culo a un tío mientras te va enseñando los túneles, sin saber nicuanto tiempo llevas bostezando porque aquello es más aburrido que leerte unlibro de Sánchez Dragó. Porque en METRO 2033 tus decisiones se limitan aaceptar o entregar munición a modo de monedas, y aunque esta tontería puedaafectar al final de la historia, en NINGUNMOMENTO te sientes protagonista de la misma, y a veces hasta pareces unjaponés cámara digital en mano en medio de una visita guiada o de un parque deatracciones, ya que incluso en los episodios que transcurren en estacioneshabitadas del metro, la falsa sensación de libertad se ve delatada por unainteractividad casi nula que se limita a comprar y vender cosas o a hablar conunos pocos personajes sin opciones de diálogo de por medio. En este sentido eljuego tiene mucho que aprender de títulos como ‘The Darkness’, donde las estaciones de metro eran también unaexcusa para obtener misiones e interactuar con sus usuarios de forma máscreíble que esta, o como Bioshock,donde cada vez que decidías liberar o cargarte a una ‘recolectora’, o enfrentarte al ‘Gran Papaíto’, te lo pensabas más de dos veces.

Por otro lado también me llamaba enormementela atención el motor del juego, el cual había sido ideado por dos de losprogramadores que habían trabajado en el motor X-Ray de S.T.A.L.K.E.R.,y que si habían abandonado su anterior compañía era porque les jodía un huevo que dicho motor no fueramultiplataforma. Pues bien, el nuevo ‘engine’no tiene nada que envidiarle al unrealpor ejemplo, pero más que nada porque sufre de sus mismos problemas, como lacarga tardía de texturas, pues aunque haga acto de presencia de formaesporádica y casi imperceptible la he llegado a apreciar incluso en el menú deljuego. Sin embargo en lo que si que ‘luce’es en los efectos de las luces, valga la redundancia, pues la iluminación sepuede denominar como la famosa marca de arroz ‘brillante’, tanto en el haz de luz de las linternas de los enemigoscomo en el de la nuestra propia, la cual tendremos que recargar de la mismaforma que echamos las pastillas de avecrema un cazo, o sea, a mano. Todo esto sin embargo contrasta con el simple y correctoefecto de agua estancada que en ocasiones hace acto de presencia durante eljuego. Los escenarios cuentan con multitud de detalles y están muy logrados, puesno se han olvidado ni de poner las ratas, y a pesar de tratarse en su mayoría detúneles y estaciones no dan la sensación de repetirse, obteniendo una de lasmejores ambientaciones de las que he podido disfrutar últimamente. Sin embargolos niveles no son excesivamente grandes, e incluso los que se dan en elexterior son muy lineales y cerrados y no dejan apreciar ningún paisaje defondo, salvo en la última fase, donde cual Altairnos encontraremos en lo alto de una torre, aunque a nuestros pies sólo veamosun amplio suelo devastado que poco o nada tiene que ver con las impresionantesvistas de Fallout 3. Lo bueno es quedebido a la escasa longitud de los mapas los tiempos de carga duran escasossegundos y encima están amenizados con una breve narración.

A milo que siempre me ha dado miedo del METRO son los leones…

Los modelos de los mutantes están bastantelogrados, porque aunque viven en el metro no son metrosexuales y desconocen por completo el significado de lapalabra depilación, e incluso se puede llegar a percibir en sus cadáveres elvello que sale de su cuerpo (cuando están vivos es difícil fijarse mucho en estosdetalles porque cual párroco en misa no paran de repartir ostias). No obstanteexiste una repetición más que evidente en las mujeres y los niños que habitanen el metro, y es que más que rusos parecen chinos, de todo lo que se parecensus caras. Los soldados por su parte tienen más variedad de ropa que el armariode una Barbie, y es una gozadaquitarles la munición de sus cuerpos porque se encuentra ubicada de formarealista en el uniforme y desaparece cuando la tomamos prestada (por ejemplo,los cartuchos de la escopeta en el cinto, los de la ametralladora en lapechera, y la dinamita ni idea porque siempre te la encuentras por el suelo). Yaunque las animaciones son correctas no ocurre lo mismo con las expresionesfaciales, que mientras en los monstruos están bastante bien realizadas, las delos humanos hacen que parezcan clones de la Duquesa de Alba, incapaces casi de mover los labios y con unarigidez facial demasiado pronunciada, por mucho que quieran echarle la culpa alfrío y a las heladas.

Y si en algo destaca esa gran variedad deenemigos tanto humanos como mutantes es por su original forma de ataque, ya quehacen gala de lo último en juegos basados en NTIM, o NO TENGOINTELIGENCIA MALDITA. Los soldados buscan cobertura, si, pero al rato salena dispararte desde la parte alta de su cobertura, luego desde un lateral, luegodesde la misma parte alta, luego desde el mismo lateral, luego desde la mismaparte alt… y no, no habrá más ‘luegos’porque una vez te aprendes la mecánica ya tienes el punto de mira de tu pistolaa la altura de donde el tipo iba a poner los ojos. A veces salen de suescondite, si, pero o van hacía ti entonando eso de ‘soyyyy el noviooo de la muerteeeee’ y los acribillas, o te dan laespalda y huyen, acribillándolos igual. De vez en cuando te lanzarán algunadinamita, pero jamás se le ocurrirá al mismo que ha lanzado el cartucho dispararmientras buscas otra posición más segura. Sin embargo los monstruos sondiferentes, y no me refiero a que sean más feos, sino a que existen principalmentedos tipos, un par de enemigos débiles que van a por ti en plan kamikaze y te sorprenden en manadas(con ‘n’ para los más ciegos ysalidos), y otras dos clases más fuertes que te sueltan unas galletas que yaquisiera para si el monstruo de las ídem y que aguantan bastantes tiros abocajarro, pero que te atacan, disparas, te alejas, huyen, te acercas, tevuelven a atacar, y así hasta el hastío.

Otracosa que me acojona del METRO son sus anuncios…

Otro detalle del juego es que el protagonista‘flipa’ en cantidadesdesproporcionadas, es decir, tiene alucinaciones, pero unas alucinaciones demierda, porque están más destinadas a desarrollar la historia que a hacerparticipe al jugador. Me explico. Existen grandes títulos que combinan fasesdel mundo real con otras oníricas donde la acción no se detiene y forma partede la jugabilidad del título, como ya vimos en ‘Max Payne’ o en el ya citado ‘TheDrakness’, pero aquí los sueños sólo sirven para salir ‘por patas’ o tomaruna simple decisión. Si al menos fueran sueñoshúmedos y calentorros, que para eso nuestro protagonista es un jovencolmado de testosterona, puestendrían algo de sentido, pero pasarme una fase chorra huyendo de un bicho o yendo hacía una puerta, no me resultani un reto ni nada divertido. Y es que el único y verdadero reto que planteaeste juego es pasárselo en el modo de dificultad más elevada, ya que es elúnico que logra transmitir esa sensación de que el próximo enfrentamiento seráel último por falta de munición, de medicinas, de filtro para el aire, osimplemente porque tu máscara se encuentra seriamente dañada.

Así que por si no ha quedado claro, eldesarrollo de la acción a lo largo del título es una auténtica montaña rusa,con altibajos notables, ya que ésta se diluye entre tanta narración y tantostoques sutiles de sigilo, plataformas, y QTE (los cuales sólo aparecen cuandote tumba un monstruo durante el juego, pero inexplicablemente se utilizan deforma indiscriminada al final del mismo, y lo peor de todo es que se basan enmachacar siempre el mismo botón). Y es que se hecha en falta algún enemigofinal o de mitad de fase que realmente supongan un reto ya que los que aparecennos son destruidos por nosotros directamente. Y es una pena porque el juegoestá plagado de buenas intenciones, de detalles curiosos, y de conceptosoriginales que logran darle una ligera variedad para no convertirlo en otrosimple mata-mata en primera persona. Como una fase en donde llevas a un niñosobre los hombros y eso cambia la inercia de los giros y del desplazamiento delpersonaje, pero es corta y fácil hasta decir basta (salvo en una habitación enla que no paran de salir bichos), o fases sobre vagones en las que te tendrásque agachar para no perder la cabeza mientras disparas a todo lo que seaproxima. Pero por otro lado habrá capítulos que no querrás volver a pasar máspor temor al tedio (con scripts y diálogos que te tienes que tragarobligatoriamente) que a la dificultad de los mismos.

Otracosa que no consigo entender son las señales del METRO…

Por otro lado, las armas están muy bienrecreadas siendo algunas más caseras que las croquetas de tu abuela, aunquesean poco precisas y utilicen munición no militar, la cual es poco efectivapero es la más abundante, al contrario de lo que ocurre con las armasmilitares, las cuales utilizan munición militar y son terriblemente efectivas.El problema es que dicha munición militar se utiliza también a modo de moneda ysiempre necesitarás gastarla para adquirir armamento, munición, filtros,botiquines, ropa de sigilo o blindada y demás ‘chuches’. Por este motivo a veces es preferible pasar desapercibidoen determinadas ocasiones, como cuando se cae una pastilla de jabón al piso enun vestuario de hombres, haciendo uso de gafas de visión nocturna y todo unamplio arsenal como armas con silenciadores, cuchillas arrojadizas (quepodremos volver a recoger una vez lanzadas), o un rifle francotirador neumático(letal cuando manualmente ponemos su presión al máximo y del que podremosrecuperar munición si tenemos en nuestro poder el que hace uso de flechas envez de balines). No obstante esto no resultará tan sencillo porque a pesar detener la posibilidad de apagar las luces de los candiles y saber el grado deoscuridad que nos envuelve gracias a un detector de luz ubicado en nuestramuñeca, además de poder utilizar rutas alternativas, los niveles están plagadosde trampas y alarmas. Algunas, como las explosivas, pueden ser desactivadas perootras será mejor esquivarlas como los agujeros en el suelo o bordes desde losque puedes caerte, y que son una de las cosas que hace más divertido el juego,la necesidad de mirar por donde pisas. No obstante es una putada, siendo elarmamento tan estilo bricomanía el no poder crear tu propia arma comprando laspiezas aparte, pues siempre te encontrarás con una serie de armas ya prefijadastanto en los enemigos muertos como en el mercado. Por suerte si compras unaescopeta con cuchilla, al entregar la tuya anterior sólo pagarás por el gastodel nuevo accesorio.

Respecto al tema de la salud, en caso de seratacados, lo cual será reflejado por una mancha de sangre en el lado de lapantalla de donde provenga el ataque, ésta se recuperara al cabo de un tiemposi dejamos de ser heridos, pero en caso de no ser así siempre podemos hacer usode unas ampollas que nos ayudaran a recuperarnos más rápidamente. Tambiénmerece ser destacado el tema de la mascara de gas por varios motivos. En primerlugar porque si no te la pones en determinadas atmósferas empiezas a ver borrosotodo lo que tienes por delante, a respirar cual asmático en plena crisis, yfinalmente acabas palmándola por no tener inhalador. Y luego porque cuando lallevas has de tener en cuenta dos cosas, primero que aunque estéticamente te deuna pinta muy ‘cool’ los golpescuerpo a cuerpo van agrietando el cristal y si este se rompe más vale quecorras, y segundo, que las máscaras hacen uso de un filtro de aire y si se teagotan más vale que vuelvas a correr. Si a esto le añadimos la excelenteimplementación técnica con un cristal que se empaña conforme se va agotando elfiltro y unos jadeos que ya quisieran para si algunos actores que trabajan enla industria del porno, no es de extrañar que en ocasiones me diera cuenta quela situación era tan agobiante que el que se estaba quedando lila y sinrespirar era yo mismo.

Perolo que si me gusta del METRO son las barras para sujetarse…

La música cumple aunque no sobresale, peroeso resulta casi necesario, pues su melancolía y tristeza acompaña la soledad yel desamparo que habita en los túneles. Los efectos de sonido son geniales, enespecial los ruidos que alertan de tu presencia, como latas, cristales rotos,tablones, y los silbidos de aviso de los enemigos. Sin embargo lo que más senota es el buen trabajo de doblaje realizado para su localización alcastellano, que si bien es más que correcto a la hora de las voces, desconoceel significado de sincronización labial ya que en dos ocasiones será más queevidente que la narración ha terminado pero el personaje que tenemos delante nopara de mover la boca, y no creo que fuera porque estaba mascando chicle.

Conseguir todos sus logros es una completa chorrada,ya que no dependen del modo de dificultad en el que se esté jugando, pero sinembargo es lo único que da cierto tipo de rejugabilidad a este juego. De hechose podrían conseguir en una sola partida si uno se lo propusiera (con ayuda dealguna guía porque algunas cosas a encontrar están bastante bien escondidas), ysi algunos no fueran tan abstractos como el de EXPLORADOR, que uno no sabe si se trata de examinar cuerpos oencontrar sitios recónditos (el caso es que suele saltar antes del final deljuego siempre y cuando una ‘duendecilla’no te cargue sin querer un nivel de nuevo y te resetee el punto de control). Yno seré yo quién diga que un juego excelente, no sea sobresaliente por unaescasa rejugabilidad, pero no incluir un modo online vista la normalitaduración de la campaña individual (unas ocho o diez horas) tiene más delito quedescargarse películas por Internet con ánimo de lucro. Sobretodo al estar tanbien representadas dos facciones humanas como los fascistas y los comunistas, yteniendo en cuenta que con la escasez de la munición y el uso de filtros ymascaras en ciertas partes de los mapas se hubiera dado un toque muy diferentea sus partidas. En cuanto al cooperativo, vista la estrechez de algunos nivelesy a pesar de que en ocasiones durante el juego formaremos parte de un grupo, ademásde innecesario hubiera restado realismo al sentimiento de soledad y supervivencia.

METRO2003 es un FPS atípico con unahistoria notable y una ambientación prodigiosa que merece ser disfrutado porcualquier amante del género, pero no al precio que se nos propone actualmente enconsola. Es una de esas cosas que uno apunta en su ‘lista de deseos’, junto con LaetitiaCasta y Jessica Alba, paracazarlas el día que se encuentren a buen precio, o nunca, en el caso de estasdos últimas. Un juego que podrá ser disfrutado en su totalidad a pesar del pasodel tiempo por carecer de online y por tanto de la necesidad de tenerservidores dedicados. En definitiva, se parece a un FEAR 2, con mayor variedad de enemigos pero carentes de IA, armasmás originales pero menos devastadoras, niveles más variados pero menosdivertidos que el mecha, multitud de trampas en vez de sustos, una atmósferamás agobiante que terrorífica, y basado más en sobrevivir que en disparar a loloco.

*************************************************

Si te ha gustado el juego deja un comentariocon ELMETROMEPONEYMUCHO en elasunto.

Si no te ha gustado el juego deja uncomentario con YOPREFIEROIRENGUAGUAen el asunto.

Si no lo has probado pero te interesa eljuego deja un comentario con LOCOMPROSISALEGRATISen el asunto.

Si ni lo has probado ni te interesa el juegodeja un comentario con LLAMALOCINTADEMEDIR2033en el asunto.

Si has entrado aquí de casualidad y no sabesde que va todo esto deja un comentario con NOLOENCUENTROPARALADSen el asunto.

XV CONCURSO GAMEFILIANO INSIDE: Edición de GAMEFILIA de relatos cortos por SMS

CONCURSOGAMEFILIANO INSIDE: Primera edición de GAMEFILIA de relatos cortos por SMS

¿Tenéis móvil?,¿sabéis lo que es un SMS?. Si habéiscontestado que no a alguna de estas dos preguntas deberíais salir más a lacalle y descubrir que la tele ya noes que no se vea en blanco y negro,sino que directamente ya no ve, a no ser que os hayáis comprado un TDT.

Este es el tercer año en el que el Cabildode Gran Canaria convoca el ConcursoLiterario SMS de Gran Canaria sobre relatoscortos, y desde la primera vez que participé siempre he pensado que seríauna buena idea el adaptarlo a los blogsde Gamefilia. Lo primero que debéisde saber es que este concurso no os va a costar ni un céntimo porquesustituiremos el envío de mensaje SMSpor el móvil por un comentario enesta entrada, y lo segundo es que no os va a llevar mucho tiempo escribir elrelato, pues no podréis sobrepasar las 160 letras. ¡Ojo!, ¡no he dichopalabras, sino LETRAS, L – E – T – R- A – S!.

Este será un concurso diferente y atípico pormuchas razones, así que os invito a leer las bases:

1. El envíode los relatos será público, esdecir, los relatos serán enviados abiertamente mediante un comentario.Y aunque pueda parecer que esto puede dar lugar al plagio, lo que se intenta esestimular y dar ideas a otros para que realicen también sus propiasaportaciones. En caso de alguno de vosotros vea en esto algún tipo dedesventaja o inconveniente siempre os podéis esperar al último día del concursopara enviar vuestras creaciones. La idea es divertirse y fomentar laparticipación.

2. El envíode los relatos será anónimo, o sea,no podéis estar ‘logueados’ en Meristation con vuestro nick real para enviar elcomentario, sino a través de un pseudónimo. Se pretende con esta medidaque a la hora de las votaciones la autoría de los relatos no tenga influenciaen las mismas y se centren únicamente en el texto en sí. Cualquier relatoenviado con un nick real o un pseudónimo que dé a entender la autoría del mismo(como los que se usan para trollear ‘amistosamente’ en los blogs) será retiradodel concurso.

3. Los concursantesdeberán enviar un MP indicando cuales el pseudónimo con el que estánparticipando, y no podrán hacer uso de otro. Sólo podrán participar todasaquellas personas registradas en Meristation,independientemente de que hayan creado o no un blog en Gamefilia. Los relatos que una vez finalizado el plazo depresentación no tengan un propietario reconocido o nick real asociado no seránincluidos en la fase de votaciones.

4. Los relatos deberán tener una extensión máxima de 160 caracteres incluidos losespacios y su temática será de libre elección. Los comentarios quequieran entrar a concurso habrán de incluir la palabra RELATO en el asunto y se redactarán escribiendo la palabra RELATO seguida de un espacio y un textoque no podrá superar los 160 caracteres incluyendo los espacios.

5. Los relatos han de estar en castellano aunque se podrá utilizar ellenguaje utilizado en los SMS, esdecir, podrán eliminarse vocales y consonantes de las palabras o podrán sersustituidas por números o simbolos siempre y cuando estas sigan siendoreconocibles y no pierdan su significado. Por ejemplo, podrá utilizarse ‘+’ en vez de ‘más’, ‘x’ en vez de ‘por’, ‘cn’ en vez de ‘con’, o ‘conecta2’ en vez de ‘conectados’.

6. Sólo se admitirá un máximo de tres relatos porpseudónimo, quedando los envíos posteriores fuera de concurso. Tras la fase de votaciones y de cara a conocerlos finalistas, sólo se tendrá encuenta el relato más votado de cada pseudónimo.

7. El plazo para participar será a partir de HOY hasta el próximo 2 de Mayo a las 24:00 horas CMT, momento a partir del cual se realizará una entrada específica para la fase de votaciones.

8. Habrá tresfinalistas, y para animar el tema de los logros, que está algo parado, sele otorgará un logro exclusivo a todo aquel que participe, y otros tres únicosque serán obtenidos por los tres ganadores del concurso (las imágenes de loslogros serán puestas el día de la entrega de premios).

LOGROMándalo tú que yo no tengo saldo 10P

Participaen el concurso de relatoscortosxSMS

LOGROEl Rey de los SMS 100P

1ºpuesto del concurso de relatoscortosxSMS

LOGROLo bueno si breve… 50P

2ºpuesto del concurso de relatoscortosxSMS

LOGROYo me apunto a un bombardeo 25P

3ºpuesto del concurso de relatoscortosxSMS

(verel resto de LOGROS de GAMEFILIA)

9. Este concurso tiene únicamente comoobjetivo estimular la creación literaria, por lo que serán reportados todosaquellos comentarios cuyos relatos tengan contenido ofensivo o discriminatorio.

Y como sé por experiencia propia que escribirun relato tan breve en tan corto espacio de texto, algo que tenga sentido, conun principio, un desarrollo y un final, no es tan sencillo como en un principiopudiera parecer, os dejo algunos de los relatos presentados por mi en este tipode certámenes para que os hagáis una idea. Estos dos escritos por mi quedaronfinalistas del primer concurso de relatos cortos por SMS del Cabildo de GranCanaria.

RELATOPreparo lenta y concienzudamente 1 equipaje q no era el suyo. Abrio la ventanay lo arrojo x ella. Sonrio. El viaje hacia su libertad habia comenzado.

RELATOTecleo cn rapidez el mensaje en la pantalla dl movil y busco un nombre en laagenda. Fue su SMS d despedida, pq no advirtio el peligro mientras conducia

¡¡¡Esperovuestra participación GAMEFILANOS!!!

mensajeemitido por vuestra majestad El Duende

Otros cinco ejemplos de relatos finalistasdel primer certamen. Todo esto y más información sobre este concurso lo podéisencontrar en su página web oficial www.relatoscortosxsms.com.

RELATOTrabajo pnsando en sus vacaciones, y cuando staba a punto d disfrutarlas,fue sucorazon henchido quien se tomo el descanso.

RELATOAl abrir la carta del suicida, el Juez leyo: "He tenido que hacerlo. Elmiedo a la muerte no me dejaba vivir".

RELATOcndo el Dtor del aeropto me devolvio la maleta robda comprendi q staba siendovictima d 1 robo aun mayor:sus ojos raptaron mi alma.No presente reclamcion

RELATOdspues d3añs,knsad d orarios y rejas,qria salir d su prision.aqeya nxe cnsigiosaltar ls barrots y skpar d esa carcl.asi mpezo su vida fuera d la cuna

RELATOEl ejecutivo dirigio el revolver cargado a su sien y disparo. Al click delgatillo le siguio el silencio. Entonces sonrio y penso: Todo un dia por vivir.