ALAN WAKE: ‘El Último Superviviente’ versión Poltergeist

Me pasa como el picante, que no debería probarlo porque me sienta mal, me repite, y luego parezco una bomba fétida andante de relojería, peroa ver quién es el guapo que se resiste a una rica salsa de guacamole con jalapeñospara los nachos. Pues lo mismo mepasa con el género del Survival Horror,que no debería jugarlo porque aunque intento disimular sonriendo todo el ratose me nota un huevo que voy todo cagado, porque juego encorvado y mirocon los ojos entrecerrados, porque manejo el mando escondido detrás del sillón,y sobretodo por la mancha marrón que se dibuja en el fondillo de mispantalones.

Conociendo todos estos antecedentes no sólotuve el coraje y la osadía de comprarme el juego, sino que lo había reservado unos meses antes y no meacordaba de que lo había hecho. La culpa fue de una dependiente del GAME con el pelo medio lila y piercing en la nariz a la que trascomprarle el Rise of the Argonautsthe segunda mano me retó con la siguiente frase ‘por cierto, en Mayo sale el Alan Wake, ¿te lo reservo o eres de esosque no se atreven con estos juegos?’. Tendría que haberle hablado de mi hipersensibilidad al dolor y de lo susceptible que es mi aparatoexcretor ante los fenómenosparanormales, pero preferí hacerme el machotedelante de unos niños que mantenían en sus manos una edición de Pokemon para la DS y me miraban con ojos asombrados como si estuvieran ante elmismísimo exorcista de las consolas.‘Si, claro – le respondí – resérvameloque estos juegos me los paso con los ojos cerrados’, lo cual era literalmentecierto (lo de cerrar los ojos) y por tanto no estaba mintiendo del todo anteaquellas inocentes criaturas.

Paralos que os preguntéis de donde han sacado este nombre, ya os lo digo yo, es unjuego de palabras, realmente se llama Alan WEAK, y es que este tío es un flojo,flojo, flojo…

Total, más allá de todo HYPE, detrás de este producto estaba ‘Remedio’, que aunque suena a nombre de folclórica o cantante decopla es una de las desarrolladoras con la que más he disfrutado en este mundode los videojuegos gracias a su saga MaxPayne. Y en cierto modo es inevitable no notar su sello en los pensamientosenterrados de su personaje protagonista, en los diálogos que hacen acto depresencia en la radio o la televisión, en las ralentizaciones cinematográficas,e incluso en el modelado de los personajes y ciertos efectos de sonido. En esteaspecto he tenido a veces la sensación de estar manejando a un alter ego de Payne en una de sus múltiples pesadillasque tan a menudo lo arrastraban al infierno de su mente. Tampoco pude evitar lareferencia a otros títulos consagrados dentro del genero como Silent Hill o Alone in the Dark, y permitidme la licencia, con el reciente Heavy Rain no tanto por su mecánica,que es como comparar las peras delsupermercado con las peras de tunovia, sino como ejemplo a la hora de representar un juego con una fuertecarga narrativa donde el personaje protagonista sea capaz de cualquier cosa contal de salvar a un ser querido.

Gráficamente el juego transcurre como suhistoria, entre el día y la noche, con elementos que lo encumbran a lo más altode lo visto en esta generación de consolas mezclados con otros aspectos francamentemejorables. Sin embargo, una cosa es evidente, el motor gráfico es capaz derecrear lo mejores efectos de luces y sombras que un servidor haya sido capazde ver en un videojuego. Por primera vez he sentido de verdad la sensación detener una linterna en mis manos sin necesidad de irme de acampada o esperar aque se vaya la luz de mi casa, y todo gracias a ENERGIZER, la marca que ha pagado porque su nombre salga casi encada esquina del juego. Lo cual es absurdo porque a poco que juegues te daráscuenta de que pone sus pilas a la altura del culo, ya que su duración es tan escasa cuando haces un usointensivo del foco que con ellas el conejito rosa de Duracell no hubiera llegado ni a dar dos pasos seguidos.

Detodos es sabido que ante la oscuridad lo mejor es tener siempre un par debuenas pilas alcalinas como estas y una gran linterna…

Y mientras te hartas de meterle pilas a lalinterna, mientras te preguntas cuan precario puede llegar a ser el sistema dealumbrado americano por mucho que te haga un autoguardado de la partida cadavez que te pones debajo de una farola, uno se queda absorto observando como laoscuridad se apodera del entorno y las luces del cielo crean una atmósfera tanespectacular como acojonante,mostrando uno de los mejores efectos volumétricos de esta generación. Sinembargo, es en las escenas diurnas donde podremos ver la gran capacidad derenderizado de este motor, con escenas cinemáticas que generan inmensos conreflejos en el agua sin tan si quiera despeinarse. Y aunque algunos movimientosmás cuidados para ciertos personajes secundarios no hubieran estado de más, sinduda el gran defecto de este titulo se encuentra en las animaciones faciales, con un rostro más inexpresivo si cabe que elde la Duquesa de Alba reciénlevantada por las mañanas, y muy por debajo de lo visto en otros juegos de estageneración como Mass Effect, Heavy Rain, o Uncharted.

El manejo de nuestro personaje es práctico ysencillo sino fuera por el salto, algo tan lamentable y patético que noentiendo como no lo han podido mejorar en los cinco años que se han pegado paraterminar el dichoso jueguito. La animación es tan penosa que acabas dando las graciaspor no estar jugando a un Super Mario,o a un juego de plataformas a lo JumpingTale. Vale que el protagonista no sea ningún atleta, pero gracias a mideporte favorito, esprintar para pillar las guaguas que se me escapan, al menos puedo correr más de tres metrosseguidos sin llevarme la mano al pecho y caminar renqueante como si hubieraparticipado en una maratón, que es lo que hace nuestro personaje. Por fortuna aveces iremos montados en un vehículo, pero tras atropellar a decenas de poseídosy estamparnos con todo lo que se encuentre a nuestro paso, nos daremos cuentade lo lamentable que es el sistema de desperfectos del mismo, y de la tristetextura plana que tiene el motor cuando desaparece el capó de nuestro coche, locual es completamente normal ya que este juego se desarrolla en Bright Falls y no en Liberty City.

Si queréis saltar mejor haceros con este juego, que es solidario convuestro bolsillo y con cualquier asociación a la que queráis apoyar en sunombre…

Bueno, más bien se desarrolla en los famososbosques lineales de Bright Falls,donde al que se pierde le dan un premio por tonto. Y es que este pequeño pueblodonde por la noche se pone todo patas arriba y durante el día todo lo ven tannormal, es puro bosque. Kilómetros y kilómetros de vegetación, sólo, escapando,huyendo, o yendo hacía algún sitio, de hecho pasas tanto tiempo perdido enmedio de la foresta (más de la mitad del título), que a veces no distingues sise trata de un escritor en apuros o del protagonista de ‘el último superviviente’ en medio de un poltergeist. Así que desde aquí aplaudo a Remedy por tener durante cinco años plantando pinos y cipresesvirtuales al tio que se encargaba de crear los mapas de los escenarios, por muybien que esté representada la naturaleza y su movimiento con el efecto delviento.

A lo largo del juego nos enfrentaremosmayoritariamente con gente común de todos los tamaños y formas llamados TOKEN (eso sí, todo hombres, debe serque las chicas oscuras pasan por Góticas)a los que la oscuridad ha poseído, leñadorespolicías, leñadores pescadores, ymás leñadores, y es que las hachasarrojadizas y las sierras eléctricas las venden como churros en cualquiertienda de ‘todo a un euro’ o encualquier Leroy Merlin de la zona.Algunos se moverán muy rápido, otros de forma más lenta, algunos usaran armasarrojadizas, otros usarán un arma blanca de mano, algunos ofrecerán más resistenciaa la luz, otros menos, pero ninguno sabe usar un arma de fuego y todos muerenigual, mediante un baño de luz con nuestra linterna antes de poder herirles conarmas más convencionales como una pistola o una escopeta/fusil, aunque lamunición no abunda. También podremos hacer uso de armas más definitivas, comolanza bengalas o granadas cegadoras, incluso las oportunas y siempre presentesbombonas rojas inflamables que tanto gustan de usar en los videojuegos parahacer volar por los aires a los enemigos, pero ya puestos a inventar cosas nohubiera estado de más poder invocar a lo FinalFantasy al Hombre Antorcha, outilizar la más mortal de las armas, una bicicleta de esas con faro, cesta, yun diminuto generador en los pedales, a lo Verano Azul, musiquilla incluida.

Lo más raro es que para desarrollarse laaventura durante tanto tiempo en el bosque, el único animal que la oscuridad haposeído hayan sido los cuervos, que se lanzan en bandada sobre de ti atacándotea base de picotazos o excrementos, lo que te alcance antes. Sin embargo, aunqueen grupo son peligrosos, esperaba que hiciera acto de presencia algún Bambi, Chip y Chop, u oso Yoguiposeído para darle un toque más de tensión al juego, pero lamentablemente nohan tenido imaginación para eso. Por último quedan los terribles y peligrosos ‘objetos poseídos identificados’, que amodo de bidones, locomotoras, y demás chucherías tienen la extraña tendencia deprecipitarse sobre tu cabeza. Pues bien, esto no da miedo. Quizás si elprotagonista pasara por un parque con jeringuillas o preservativos usados meacojonaría bastante, pero no es el caso, es más, después de ver como caían delcielo los helicópteros del último ModernWarfare me puede caer encima casi cualquier cosa que ni me inmuto. Lo quesi asusta es la aparición repentina de los enemigos acompañados de unamusiquilla chirriante y una ralentización de la cámara que cambia su posiciónpara mostrarnos la toma más impactante. Por suerte, aunque nos veamos rodeadospor una cantidad ingente de enemigos siempre podemos evitar sus golpes medianteuna esquiva tan lenta como cinematográfica, porque Alan no tendrá más punto demira que el haz de luz de su linterna, y no tendrá más fondo físico que el quele da para correr dos matorrales, pero eso sí, tiene una esquiva de cintura queya la quisiera para sí cualquier practicante de Capoeira.

Siquerían causar miedo con tanto bosque lo mejor hubiera sido una visión de un oscurecido y furioso PedoBear, o mejor aún, de un Ewok…

Otra cosa que es evidente es que si a lagente de Remedy les mandaran haceruna secuela de uno de los títulos del ProfesorLayton, aparte de añadir ralentizaciones cinematográficas en la resoluciónde los enigmas, matarían a la mitad de los usuarios de una DS de puro aburrimiento, porque sus puzles son más tontos y simples que un episodio de los Teletubbies, un insulto a lainteligencia de cualquier jugador, un relleno que se agradece por darlevariedad al juego pero que suponen más un descanso entre tanto susto y tiroteo queun evidente reto. Por otra parte, la historia contada por capítulos, sin sernada del otro mundo, se encuentra excelentemente narrada e hilvanada de formaque la intriga siempre te llevara de la mano incitándote a seguir jugando,aunque a estas alturas peque de repetitivo el que Remedy vuelva a utilizar los televisores como un medio paraproporcionar más fragmentos del argumento. En ese sentido la novedad radica enque a lo largo de nuestro camino iremos recolectando hojas de un manuscrito queirán desvelando y desarrollando la historia de la que estamos siendoparticipes. Pero lo mejor no son sus abundantes guiños a Max Payne, sino el reparto de personajes y el sentido del humor,enfatizado sobretodo en Barry, elcual se ha convertido para mí en uno de los personajes secundarios másdivertidos y carismáticos de la historia de los videojuegos. Es simplementedestornillante escuchar sus divertidas frases y observar sus ingeniosasocurrencias, así como memorable el verlo desde la distancia campo a través conun cartel con la imagen de nuestro protagonista bajo el sobaco mientras corre abuscar refugio en una granja cercana.

El apartado sonoro es simplemente soberbio.Los efectos son alucinantes, aunque algunos sean reciclados de Max Payne como el que se escucha al intentarabrir las puertas bloqueadas, desde el tintineo de cadenas y el sonido de otrosobjetos, las armas y los disparos (me refiero a los del juego y no a los míos,y es que tanta tensión acumuladadebo dejarla escapar por algún sitio), hasta los ruidos del bosque y demásefectos ambientales, incluyendo las voces. Esto último quizás no sorprenda alos seguidores de este estudio, ya que una de las múltiples bondades de la quegozaba su obra anterior, Max Payne, fueel poseer uno de los mejores doblajes al español que se hayan podido escucharen un videojuego. En este sentido, el nuevo título de Remedy está a la misma altura gracias al genial trabajo realizado porvoces tan prestigiosas como la que normalmente da vida al actor David Duchovny, y es que con tanto fenómeno paranormal lo extraño es queno nos creamos que manejamos al agente FoxMulder del FBI o que estamos en medio de un ‘Expediente X’. Además contiene una de las mejores bandas sonoras quehe podido escuchar en un videojuego de está generación, incluyendo memorablestemas pop/rock vocales al final decada episodio, y excelentes partituras instrumentalesa lo largo del juego que ayudan a formar un ambiente inquietante, capaces porsí solas de provocarnos un susto que nos pondrá los huevecillos a modo de corbata con la simple escucha de sus acordes.

Trashacernos recoger 100 termos de café, ya queda menos para que llegue el día enel que en un videojuego nos obliguen a recolectar 500 botellas de COCACOLA…

Los logrosson muy asequibles salvo los que te piden terminar el juego en el modo difícilo pesadilla, que serán los preferidos de los más curtidos en estas lides, peroel resto o se sacan durante el transcurso de la historia, o son tan ‘originales’ como matar tal número deenemigos con determinada arma o encontrar un mogollón de piezas de algún tipo,como radios, televisores, termos, manuscritos, paneles informativos, etc. Y esque después de hacerte hurtar los cientermos de café esparcidos a lo largo del juego, tienes un mono de irrobando termos que te cagas, y te apuntas a cualquier acampada con tal dehacerte con uno real porque te han creado un serio problema de adicción a la cafeína.Mejor hubiera sido haber puesto inhaladoreso aerosoles para el asma para que nuestro personaje serecuperara más rápidamente del esfuerzo que le supone correr la friolera de dosmetros y medio de distancia antes de cansarse. Sin embargo, todo esto es lo quea la postre le otorga verdadera rejugabilidad al título, pues no existen diferentesfinales y los mapas aunque amplios son bastante lineales salvo en determinadospuntos donde existen pequeñas rutas secundarias, que no alternativas. Y valeque no le haga falta un apartado cooperativo aunque las fases más divertidas yentretenidas me hayan resultado las jugadas con la ayuda de un compañeromanejado por una más que resolutiva IA,o que carezca de modo multijugador, pero me jode que no duden en incluir elcomponente online para sacarnos los cuartos a través de nuevos episodios fuerade la trama principal mediante descarga de contenido tipo DLC. El primer episodio se lanzará a finales de Julio de formagratuita mediante un código para aquellos que adquieran el juego nuevo depaquete, pero los dos siguientes serán sacados al precio de unos 800MS cada uno, es decir, unos ochoeuros, casi lo mismo que hemos pagado por los seis capítulos de los que constael juego y cuya duración en el modo estándar de dificultad no sobrepasa lasdiez horas.

En definitiva, ALAN WAKE aunque se enfoque mucho más en el terror psicológico esun soplo de aire fresco para el género del SurvivalHorror, que carecía en esta nueva generación de un título verdaderamentellamativo e interesante más allá de intentar explotar las sagas más consagradas,sobretodo después de ver el shooterque hicieron con Resident Evil 5(cosa que les perdono a los de Capcompor haber incluido a Sheva ‘perolasque saltan’ Alomar). Una obra de unacalidad indiscutible en todos sus aspectos que no defraudará a nadie, y cuyaduración se verá prolongada en breve con el lanzamiento de nuevos episodios enforma de DLC. Si disfrutaste con laatmósfera del primer Alone in the Darky lo pasaste sin necesidad de usar DODOTIS,entonces sin duda este título te resultará una compra interesante, pero sinecesitas la sangre, los monstruos, los puzzles formalitos, y los enemigosfinales gigantes de los Survivalactuales, será mejor que mires a otra parte porque para eso tengo pendiente el Dead Space.

Si te ha gustado esta entrada y el juego dejaun comentario con LAOSCURIDADMEPONEYMUCHOen el asunto.

Si te ha gustado esta entrada pero no eljuego deja un comentario con YOAOSCURASNOVEOUNAMIERDAen el asunto.

Si no te ha gustado la entrada pero si eljuego deja un comentario con PAMIEDOELDUENDEENPELOTASen el asunto.

Si no te ha gustado la entrada ni el juegodeja un comentario con PAMIEDOLASTRESLUCESROJASen el asunto.

Si has llegado por casualidad y no sabes deque va esto deja un comentario con OSCUROTENGOELAGUJERODEL…en el asunto.