Battlezone VCS: Análisis

Publicado: 21 de noviembre de 2009 en Zona Foro by VEGARO_meri.

Hola amiguitos. Después de más de dos años de este «Rincón de los Nostálgicos» he decidido echarle un cable al amigo Regenerador, que aunque ha contado con algunas colaboraciones, prácticamente lo ha llevado todo él solito y como hoy me he levantado con el pie izquierdo 😮 (amén de no disponer ni de material ni de ideas para escribir en hilo Atariano) comienzo con mi primer análisis…. así que a abrocharse los cinturones que vienen curvas….

…Aunque más que curvas, esto va…. de ¡cañonazos! Y no, no se trata de una aventura de piratas, corsarios y filibusteros, no. Estamos en el futuro, concretamente en el año 1999 -¿»comorl»?, pero si éso fue hace 10 años?, -dice el fondo norte. Ya pero eso era el futuro para este juego lanzado por Atari en el año del Señor de 1983 para la Video Computer System, más conocida como Atari 2600. -¿Pero como se llama el juego tío «pesao»?-dice el fondo sur. Se llama umm, como era… ¡ah! Battlezone

Imagen Enviada

Portada apocalíptica

Cuando Battlezone para Atari 2600 llegó a las tiendas (de EEUU, porque en España dudo que lo viésemos por esas fechas) en 1983, nadie esperaba el realismo de arcade, ya que esta versión tenía características de gráficos de vectores (como los que se encuentran en juegos como Asteroids y Tempest), algo que Atari 2600 es incapaz de reproducir fielmente. Además, el controlador de periscopio utilizado en el juego de arcade hubiera sido terriblemente poco práctico para uso doméstico. Manteniendo estas limitaciones evidentes en mente es respetable y divertida la conversión doméstica.

Imagen Enviada

Los colores variaban -como en todos los juegos de Atari 2600- de la versión PALetos (más PÁLida) y la NTSC (más NíTidoS)

Battlezone es un juego de disparos muy bueno con un magnífico aspecto. El tanque se ve realista, y las perspectivas están bien hechas. Además, la mezcla de verdes, amarillos y naranjas del paisaje con la hierba es agradable aunque monótona, pues no hay otro escenario por las obvias limitaciones de hardware de la máquina.

Imagen Enviada

¡Ondiá! ¡Un O.V.N.I militar secreto!

Cuando se habla de Battlezone para la Atari 2600, hay que compararlo con Robot Tank, un juego muy similar publicado por Activision en el mismo año. Ambos juegos son de disparos en primera persona (o en primer tanque ), y los dos utilizan una pantalla de radar para ayudarte a rastrear a sus enemigos. En lo que estos juegos se diferencian realmente es que en Robot Tank, sólo eres vulnerable a los enemigos que están actualmente en su línea de visión, y puede sufrir daños en diferentes partes de su tanque antes de ser destruido, mientras que en Battlezone, los enemigos pueden atacar por detrás, y en cualquier momento que te veas alcanzado por fuego enemigo, tu tanque es completamente destruido.

Los efectos de sonido son buenos como el sonido del tanque al moverse por el terreno, el cañón al disparar, los tanques supertanques, ovnis e hidroaviones enemigos…e incluyendo una introducción musical y todo.

Imagen Enviada

Siempre es primavera en el Corte Inglés…

El juego es ciertamente competente, está bien diseñado con altos valores de producción para la época y consola de las características de la 2600, pero puede ser un poco aburrido después de un uso exhaustivo ya que el único aliciente del juego es conseguir la mayor puntuación posible para lo cual tendremos que destruir el mayor número de blancos posible, por lo cual el único final del juego es cuando perdemos todas las vidas, si bien como en casi todos los juegos de Atari hay 3 niveles de dificultad.

Imagen Enviada

«Arrgh. Ma´n matao. Estoy guarníooooo»

Para los coleccionistas la compra de una copia de Battlezone a un precio razonable, probablemente no le dará remordimiento del comprador, y aunque en casi todas las listas no aparezca como un imprescindible de Atari VCS, -independientemente de que este juego haya formado parte de mi ya lejana infancia- personalmente yo sí que lo recomendaría.

Resumiendo:

¿A qué se parece?
Robot Tank , Activision (1983)

Gráficos: 9

No tiene los cambios estacionales como las que se encuentran en Robot Tank aunque Battlezone te da una especie de «deja vu» a «Pole Position», el arcade de Formula 1 de Namco resultando bastante impresionante comparado con los demás títulos de la plataforma. Que yo recuerde había 4 tipos de enemigos: Ovnis (rojos, que no atacan están para distraer pero dan bastantes puntos), Hidroaviones (que aparecen de vez en cuando en movimiento de zig-zag y son letales y muy difíciles de esquivar), tanques normales (el enemigo más común y supertanques (aparecen al superar los 30000 puntos si mal no recuerdo).

Sonido: 7

Correcto. Se distinguen perfectamente nuestros disparos de los de los enemigos amén de la «intro» musical tan pegadiza.

Jugabilidad: 8

El tanque responde a nuestro mando como un rayo y a veces da la sensación que en vez de llevar un tanque lleváramos un Ferrari con ametralladoras , si bien se hace más cómodo utilizar un pad moderno que no el mando clásico de Atari o podéis acabar con dolor de manos… 😮

Adicción: 8

Conducir un tanque -a priori lento y pesado- para maniobrarlo 360º mientras tratamos de esquivar los disparos enemigos y alcanzarlos a ellos con nuestro fuego se hace la mar de divertido, aunque cansino a la larga.

Manual:

El manual está traducido al castellano, pues pertenecía a la serie gris. (los últimos juegos -los de la caja roja, que no de Nestlé- solo venían en inglés, 

Total: 8

Analizar un juego con 26 años (36 en 2019) a sus espaldas que bien podría ser uno de los primeros juegos de disparos en 1 ª persona jamás realizado, con apariencia de shooter en primera persona pero manejando un tanque, no es moco de pavo… Sería algo así como el bisabuelo de Bioshock, Halo 3 y Resistance: Fall of Man, de modo que lo convertiría en el abuelo de Doom y Castle Wolfenstein…¡Qué lío! 😮

Vídeo:
https://www.youtube.com/watch?v=L4d6nNI4UrI h

Imágenes de un campeonato francés de Battlezone a principios de los 80 (nos llevaban años de ventaja).

Imagen Enviada

Saluditos huevos fritos.