El Terror

El Terror no es ni de lejos una de las mejores pelis del prolífico Roger Corman. Porque, sí, habéis leído bien, en mi opinión Corman sí tiene películas buenas. La Pequeña Tienda de los Horrores, Mamá Sangrienta, o adaptaciones de Edgar Allan Poe como El Cuervo o La Caída de la Casa Usher son pelis muy majas, con las que se pasan ratos ciertamente divertidos. Es cierto que en su filmografía, más como productor que como director, abundan las cintas de serie B, cosas de terror o fantásticas de bajo presupuesto, de calidad ínfima, pero no sería justo reconocer los méritos artísticos cuando sí los ha tenido.

El Terror, sin ser una de esas producciones malas por las que más se conoce a Roger Corman, no alcanza a las cosas buenas que sí ha dirigido. Funciona mejor como curiosidad, por ver a un jovencísimo Jack Nicholson junto a un mito del horror como Boris Karloff, pero sobre todo a mi me encanta ver a Dick Miller, un veterano secundario del género fantástico, el típico rostro conocido del que seguro habéis visto cientos de trabajos: desde la serie V hasta Pequeños Guerreros, pasando por producciones míticas como Gremlins y su secuela, Matinée, No Matarás al Vecino, El Chip Prodigioso, Aullidos, Jo qué Noche, 1941, Piraña o las series Los Intocables, Batman, Star Trek, Cuentos Asombrosos, The Flash o Lois & Clark…todo un icono del género.

Con ese curioso reparto Corman monta un cuento fantástico, eso sí, aprovechando planos de pelis anteriores como El Cuervo o La Caída de la Casa Usher, y dejando que gente que empezaba con él como Francis Ford Coppola o Monte Hellman rematasen la cinta rodando ellos mismos alguna escena, algo que terminaría haciendo el mismísimo Jack Nicholson. El resultado: una película simplona, un cuento fantástico, una rareza oculta de 80 minutos que se ve sin que nos aburramos en exceso.

Mi puntuación en IMDB:5.

http://spanish.imdb.com/title/tt0057569/