Relatos extraordinarios presentan: La silla

Dado que mañana por la mañana no podre hacer una nueva entrada debido a la confirmacion de mi asistencia a un Taller de AUTOCAD Civil 3D, Actualizo mi blog con un terrorifico relato escrito por mi hace un tiempo. De esta manera, comienzo un ciclo de relatos que intentare continuar semana tras semana para vuestro disfrute queridos lectores. Y sin mas dilación comenzamos el ciclo de "Relatos extraordinarios" con la terrorifica e increible historia de:

 

LA SILLA

 

Ella siempre había sido una silla de madera normal, con el respaldo abierto, y con el asiento sin ningún tipo de tapizado ni cojín. Estaba alojada desde hacia varios años en un triste despacho de la comisaria de West Valley, y sobre ella se habían sentado multitud de culos de diferentes cargos. Vamos, para cualquiera se trataba de una silla normal, y era usada para los usos normales que se les dan a las sillas. De escalera para alcanzar innumerables objetos colocados sobre altos armarios, de columpio, uso por el cual había recibido algún golpe que en alguna ocasión la había causado que se le saltara alguna esquirla, de asiento normal y corriente, de original lugar sobre el que alguna pareja de policías se habían puesto a hacer el amor, llenándola luego de sudor, incluso en una ocasión en una discusión entre un policía y su superior había servido de arma arrojadiza… Y ella se sentía contenta por ser usada para tan normales fines, hasta que un día…

 

Aquí tenéis el presupuesto para cambiar todo este mobiliario obsoleto que tenemos en la oficina- Le dijo un hombre gordo con las manos grasientas mostrando un sucio papel al jefe de la comisaria.

 

Menos mal!, has tardado mas de dos semanas en darnos ese presupuesto… ¡Estos viejos muebles ya huelen a rancio!- Le respondió el hombre que durante los últimos meses se había sentado sobre ella cogiendo a su vez el papel y echándole un vistazo. A los pocos segundos le dijo –  Veo que no has olvidado poner mi sillón que sustituirá a esta incomoda silla. ¡Menos mal, un poco mas de tiempo sentado sobre ella, y habría sufrido una lesión irreversible en la columna!

 

La silla al oír esto, se alarmo, y su mente se nublo, hasta el limite de que por sus extraños e incomprensibles sentidos no llego ningún tipo de información mas allá de aquellas palabras que acababa de escuchar. “Estos viejos muebles ya huelen a rancio” Se repitió para si misma… ¿Por qué decía aquello? ¿Acaso no había servido a todo tipo de fines solo por el bien de todo aquel que se hubiera sentado sobre ella?. “sillón que sustituirá a esta incomoda silla” ¿Se había referido a ella? Sustituirla… ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por… Sus sentidos se nublaron haciéndose una y otra vez esa pregunta, y todo para su hasta ahora feliz vida se volvió oscuro…

 

El hombre grasiento salió por la puerta, cerrándola tras de si. Y el jefe de policía se acerco al Viejo Gramófono que tenia sobre un armario para poner como todos los días el “Claro de Luna” de Beethoven. A la silla siempre la había gustado aquella pieza de música, la cual la transmitía una fuerte carga de melancolía,  Y la hacia pensar en que su “vida” podría cambiar. Pero aquel día la sonó especialmente triste, como si su compositor hubiera querido hacer de ella un réquiem por todas las cosas insignificantes y a las que no se las da la importancia que se merecen… Y con esa música recorriendo todos sus sentidos se le ocurrió una idea… Comenzó a imaginar que todas las fibras que formaban su cuerpo, comentaban a moverse, hasta hacerla parecer que tenia vida, al menos de la forma en la que nosotros conocemos como vida… Eso habría querido en esos instantes. Y no se sabe si fue por su fuerza de voluntad al negarse a que la trataran como un trasto viejo, o por que en el fondo de todas las cosas , aunque estas sean inanimadas existe un poco de vida, El caso es que noto que crujiendo, su cuerpo comenzó a moverse…

 

Unas pocas hora después se formo un enorme revuelo por todo el pueblo, cuando en el periódico de las noticias locales de la tarde se dio una extraña pero espeluznante noticia, la cual rezaba así:

 

MISTERIOSO ASESINATO EN LA COMISARÍA

 

Nos ha llegado la noticia de última hora en la que nos informan de que Wilbrun Halwey el jefe de policía local, a aparecido muerto en su despacho de la comisaria en extrañas circunstancias. Al parecer un compañero encontró el cadáver en el suelo con la cara desencajada por el terror, y con la silla de su despacho atravesándole con una de sus patas el estomago, bañando todo el suelo con la sangre aun fresca. La policía ha detenido de manera cautelar al principal sospechoso, Brian Palmer un comercial de la famosa cadena de mobiliario para oficinas “Maderas Office S.A.” que según dicen los testigos fue el ultimo en verle con vida. De confirmarse que hubiera sido el  autor de tan atroz asesinato, le seria impuesta la pena máxima. Nuestras más emotivas condolencias para la familia de ese gran defensor de la ley. Le recordaremos siempre…

 

 

 

 

¡Hasta la siguiente entrada!