BELIEF: Un silencioso trueno en mi alma

Hay ocasiones en la vida, en las que sin saber como, te ves inmerso en situaciones o elecciones que nada tienen que ver con lo que tenias realmente planeado, y que al final resultan que te han hecho avanzar de forma que nunca habrías imaginado. A mi en concreto me ha sucedido muchas veces, podría poner el ejemplo de aquella nochevieja del 1999, en la que sin apetecerme salir de fiesta, finalmente me anime  a ir a una “fiesta” en la “Excalibur” de Madrid (Pongo fiesta entre comillas, por que Fiesta y Excalibur no suelen ser compatibles, es simplemente una noche mas en la Excalibur) y casualmente conocí a mi (Ahora) mujer. Eso me hace pensar que si no hubiera tomado esa elección, seguramente nunca la habría conocido. Pero este no es un blog “diario moñas” a si que paso a relatar la historia de cómo encontré de casualidad el disco que mas y mejores momento me ha hecho pasar y de paso analizarlo para que alguno de vosotros queridos lectores os animéis a escucharlo.

 

Si hay algo que me caracteriza como persona, es el hecho de que el dinero arde en mi mano. En otras palabras, como tenga un billete en la mano, este es gastado en el mismo día en la primera cosa que se cruce en mi camino. Ahora no recuerdo como, ni porque llego a mis manos un billete de 20 Leuros, ya que por aquella época (2002) yo ni curraba, ni tenia paga de ningún tipo (NOOO, tampoco atraque a nadie que se que me veis como un delincuente en potencia). El caso es que una vez estuvo en mi poder, un ansia irrepetible se adueño de mi cuerpo y cabeza e hizo que mis pasos se dirigieran raudos hacia un destino incierto (La Fnac de Callao para ser más exactos). Después de estar un buen rato sin rumbo fijo por las plantas de la Fnac mirando Libros, Pelis, Videojuegos… Decidí dar un repaso por la zona de “Hard rock”. Y así mirando discos de estos que no conoce ni su padre (Los que no están clasificados, vamos) di de casualidad con uno que me llamo especialmente la atención. En su portada salían tres pavos con pinta de pijos redomaos sobre un fondo con el mar y montañas cubiertas de niebla. En ese momento me pregunte: ¿Quién habrá sido el cafre que ha dejado el disco este aquí en la zona de Hard Rock Abandonado? Pero no si fue el hecho de que el paisaje de  atrás me pareció precioso, o mi ansia por descubrir cosas nuevas (Aunque parecían unos pijos, el caso es que el grupo no me sonaba de absolutamente nada) me dirigí con el en las manos hacia la planta de cajas. ¿Qué habría pasado si no lo hubiera cogido? La verdad, no quiero ni imaginarlo, por que me habría perdido el disco que mas veces he escuchado y (A no ser que me de un flash parecido con otro) que escuchare.

 

El disco en cuestión es: “BELIEF” de los Irlandeses “DARE” y cuando llegue a mi casa y lo puse en la cadena… Ahí comenzó mi fanatismo.

 

El sonido de unas olas contra las rocas da paso a una gaita que se va elevando por el aire. Comienzan a sonar unas guitarras acústicas mientras comienza a cantar Darren Wharton (Cantante, teclados y compositor de los temas) y de esta manera comienza “Silent Thunder” su primer tema y mi preferido de calle (Es mi canción preferida de todos los tiempos, ahí queda eso).

 

El siguiente tema es también con gaitas, pero mas rockero llamado “Dreams on fire”.

 

Y como tercer tema una preciosa balada llamada “White Horses” (No confundir con Rosees) y que además fue single del disco.

 

Y así, cada tema de este excelente álbum te va transportando con su magia hacia los verdes campos de Irlanda, haciendo que no olvides jamás ese viaje, y que quieras repetirlo una y otra vez (Ahí tal vez exagero, por que como ya digo, soy demasiado imparcial con todo lo referente a Dare).

 

Como ultimo dato, diré que Darren Wharton finalmente no fue tan desconocido, ya que debuto con 17 años en las filas de “Thin Lizzy” y fue miembro del grupo hasta su disolución cuando murió el gran “Philo” (Vale, sigue existiendo el grupo, pero solo como homenaje a ese gran maestro).

 

Aqui teneis el enlace a su space para que escucheis algun tema y ya me contais que tal:

 

http://www.myspace.com/daredarrenwharton

 

Y con este tocho, acabo mi recomendación musical, espero que los que os animéis a escucharlo encontréis como yo una manera diferente de escuchar música. ¡Hasta la próxima entrada Coleguitas!