Easy Rider: Buscando nuestro destino

Y termino el puente… Y yo de vuelta a mi humilde tarea de entreteneros con mi blog. Lo cierto, es que estos días le he estado dando vueltas a los temas que suelo tratar, y he caído en que en estas dos semanas todavía no me he dignado a analizar una película. Y así, me pongo a ello para vuestro disfrute (o no, eso ya es cosa vuestra).

 La película de la que quiero hablar es un clásico de todos los tiempos. Una de esas películas que si no habéis visto (cosa que dudo), ya estáis haciendo el favor de al menos darla una oportunidad. Se trata por supuesto de EASY RIDER. Una peli salida en 1969 y que en su momento fue una autentica revolución, tanto estética como temática. Ya que siendo una película de bajo presupuesto, dejo en entredicho muchos de los valores de la por entonces sociedad americana (Aunque si a mi me preguntan, diré que no ha cambiado tanto la cosa)

  Portada Easy Rider 

Para no jode… Digo… fastidiaros la película, contare su argumento de manera muy resumida: Un par de amigos consiguen una importante cantidad de dinero de manera poco recomendable, y con ese dinero, deciden abandonar la vida impuesta, y dedicarse a viajar en moto por todos los estados unidos de América. En su viaje se darán cuenta, de que el gran sueño americano no es tal, y que muchas de las cosas que tenían por idealizadas, no son más que variaciones de las cosas de las que han querido huir. 

Una de las cosas que hay que destacar de la película es su impresionante banda sonora, repleta de temas míticos de los años 60. Con artista de reconocido renombre como Steppenwolf, Jimmy Hendrix o Bob Dylan. Esa banda sonora, al igual que la película causo una revolución, ya que a partir de su tema principal (“Born to be wild” ¿Quién no la conoce?) surgió un nuevo estilo musical: El Heavy Metal (Menos mal que se creo que si no, no se que haría xD)

 La película, cuenta además con un reparto de lujo con Peter Fonda y Dennis Hopper como moteros aventureros, a los cuales se les une mas adelantada la película un jovencísimo Jack Nicholson. Pocos más actores se necesitan para contar una historia maravillosa, y en esta ocasión lo consiguen de una manera que sorprenderá. 

Y de esta manera queridos lectores me despido por hoy, solamente diciéndoos (Una vez mas) que visionéis este peliculón (Creerme, a pesar de ser tan vieja mola un huevo). Estoy seguro que cuando la terminéis os entraran una increíbles ganas de coger una Harley (Como seguramente pocos la tengáis, os recomiendo una bicicleta xD) y partir hacia un destino desconocido sintiendo que “nacisteis para ser salvajes”. Aquí os dejo el opening para abriros boca.

 

 

    

¡Nos vemos!