La historia de Thor (Y no me refiero al dios del trueno)

¡Hola queridos lectores! Despues de un par de días en los que no he tenido tiempo para realizar una entrada debido entre otras cosas a un insistente dolor de cabeza y a un ataque de creatividad literaria (Próximamente en el blog de Lester_Knight), vuelvo a las andadas para traeros una entrada sobre algo que se me ocurra sobre la marcha (Vamos, a mi mas puro estilo). Y ahora que me paro a pensar un poco, caigo en la cuenta que hace por lo menos dos semanas que no hago una entrada sobre algún videojuego de esos que me dejo bastante tiempo viciado. Y para hacer realidad esta entrada he pensado en… (Sonidos de trompetas triunfales) si bueno… Ya hable del Phantasy Star IV y del Shining Force II de Megadrive… Ku21 ya hizo una entrada sobre el genial Soleil de la misma consola… Entonces… ¿Qué juego de Megadrive glorioso me queda? ¡CLARO! Como no se me habia ocurrido antes…

  

THE STORY OF THOR

  

Quizás muchos de vosotros recordéis aquella gran época en la que empezaron a traer a España, grandes RPGs traducidos al castellano para Megadrive. Los juegos elegidos para ello fueron (Si mal no recuerdo) El Soleil, Light Crusader y el juego que nos ocupa (En teoría iban a traducir también el Phantasy Star IV y el Shining Force II, pero debe ser que los traductores al ver que esos juegos tenían demasiado Texto, y siguiendo esa gran máxima que reza “Di no al trabajo” (De la que yo soy un gran partidario) decidieron traérnoslos en un perfecto Ingles (En realidad a mi no me importo, ya que aun asi me pegue una viciada a esos juegos…)). Gracias a que por lo menos nos llegaron estos tres juegos, muchos de nosotros conocimos el placer de disfrutar y vivir estas grandes aventuras.

 

Leyenda

Guerras entre dos poderosos hechiceros… Muy original

  

“The Story of Thor” destacaba entre el resto de estos juegos por sus impresionantes gráficos (Para la época) y por que se alejaba bastante del típico estilo RPG de la época (En realidad esto no ha cambiado mucho que digamos, ya que en realidad siguen existiendo los mismos estilos: Tipo “Zelda”, Tipo “Final Fantasy”, Tipo “Fire Emblem” y tipo “Occidental”). Sin embargo, el juego que os estoy recordando (O descubriendo, depende de la edad que tengáis) era mas bien un “Beat´em up” al estilo Golden Axe (Salvando las diferencias claro) con exploración, objetos y subidas de niveles. Esto, hacia que jugar al juego te hiciera descargar no poca adrenalina cuando los terribles malos malosos te atacabas en hordas.

 

Principe rubito

Aparte de tipico, con cara de lelo… ¡Por un mundo sin principes rubios!

  

En cuanto a la historia del juego, nada del otro mundo: Un joven y rubito príncipe (Un momento, ya estoy harto de que todos los principitos repipis estos sean rubitos… Tendré que ir pensando en crear “La plataforma por un mundo sin príncipes rubitos…”) de un país al mas puro estilo “Las mil y una noches”, un día en uno de sus viajes al mas puro estilo “Simbad el Marino” encuentra un cofre con un extraño brazalete dorado. Al volver a casa de su largo viaje, encuentra que una gran cantidad de monstruos están apareciendo por la zona y el como buen y valiente príncipe rubito decide enfrentarse a ellos y descubrir el origen de todo ese mal (En vez de coger al ejercito real y mandarlo ha realizar esa peligrosa tarea… ¡Cuánto odio a estos príncipes rub…! O mejor aun, vender el brazalete e irse a realizar turismo sexual a alguna isla paradisíaca). A lo largo de su viaje por las tierras en pos de encontrar el mal, descubre que el brazalete que posee, es capaz de invocar a los espíritus elementales, pero para ello primero ha de hallarlos en los Templos elementales, en donde se hayan ocultos y protegidos por algún monstruo de tamaños gargantuesco (Original como pocos XD). De esta manera poco a poco vas desentrañando la trama, hasta descubrir que su brazalete no es único, y que un extraño personaje vestido de negro (Eso debe de ser que es malo… ¿Verdad? Noooo… que vaaaa… ¿Cómo puedes pensar eso?) Posee otro pero de plata.

 

¿Todos rubios? 

Esta chiquilla si que sabe, vende los dos brazaletes y se monta una fiesta "sexuaaar"…

  

Vale,  creo que he dejado claro que la trama no es su fuerte, pero es que en realidad esta era una simple excusa para ponerse a repartir leña entre todos los pobres “masillas” que campaban a sus anchas por las planicies del Oasis. Para ello, contábamos con una buena cantidad de ataques con la navaja (El arma básica infinita) y otros tantos con espadas, bombas y arcos (Que se solían romper tras varios usos, menos las todopoderosas armas infinitas ocultas en el mapeado… que esas si que dejaban “pal” arrastre a los malos). También poseía 3 ataques especiales con cada uno de los 4 espíritus elementales, por lo que la variedad de golpes no era corta que digamos.

 

  

En cuanto a su música, la verdad es que no era mala, pero tampoco poseía melodías de esas que te pusieras a silbar inconscientemente o que recuerdes con especial cariño con el paso del tiempo, en cualquier caso cumplían. Como ejemplo, os pongo su melodía principal para que os hagáis una idea.

 

 

Y para finalizar, os pongo las imágenes de algunos de los monstruos finales, para que podáis admirarlos a todo tamaño.

 

monstruo 1

El original monstruo del primer templo

 

monstruo 2

Oye bichito, creo que tienes algo entre los dientes

 

monstruo 3

Lo juro, me compre este juego cuando en la caratula trasera salio una foto de este jefe… ¿Dragonfilia?

¡Hasta la próxima entrada!