¿Puedo ir con vosotros? Y no lo digo yo, lo dice «Billy»

¡Hola queridos lectores! Amanece un día mas, y para variar os traigo una nueva entrada pera intentar que paséis un buen rato. Así que pensando un rato el tema del que voy a hablar, me he decidido finalmente por una película. ¿The Dark Knight? No, esa últimamente tiene demasiadas entradas comentando lo genial que es… ¿En la boca del miedo? Adoro esta película, pero aun no ha llegado el momento de hablar de este autentico clásico del terror (¡JA – JA! Os habíais hecho ilusiones ¿Verdad? Todo a su tiempo… Todo a su tiempo…)… Bueno, podría seguir diciendo películas de estas que ya gustan a todo Dios, pero como yo soy así de suicida, prefiero analizar una peli que probablemente no guste a nadie (A mi si, pero yo no cuento por que soy un enfermo XD). También quiero avisar que hoy no será una película de terror… (Esto si que acojona ¿Verdad?) Por que la película de la que voy a hablaros hoy es…

 

Caratula

  

ASESINOS CIBERNÉTICOS (SCREAMERS para los puristas que gustan de ver el cine en V.O.)

  

Basada en un relato de “Philip K. Dick” (Si, el mismo que escribió “Blade Runner”), esta película de ciencia ficción nos transporta a un lejano planeta llamado SIRIUS 6B (¡Anda la hostia! Si se llama casi igual que el genial disco de Therion) en donde se haya un material radiactivo que es capaz de sacar a la tierra de su escasez de energía (Si ya lo digo yo… La SCI-FI debería llamarse en realidad filosofía). El problema de todo esto, es que las empresas interesadas en el hallazgo, no están dispuestas a repartir los beneficios, así que se embarcan en una guerra que deja el planeta desolado.

  

Es en ese momento cuando entra en escena Peter Weller reinterpretando su papel de Robocop (¿Alguien se lo ha creído?), o mejor dicho haciendo de uno de los militares supervivientes de las múltiples contiendas. De esta manera, el film nos narra las aventuras y desventuras de estos desgraciados, intentando salir vivos del planeta. ¿El problema? Unas ultramodernas armas llamadas “Screamers”, que no son sino robots asesinos cuyo único objetivo es complicarles la vida a nuestros héroes.

  

Hasta ahí, como muchos habréis pensado (Si es que al final se os acaba conociendo), parece una película que no esta tan mal, con su acción y demás cosas que gustamos los fanáticos de este tipo de películas. El problema viene cuando nos paramos a escuchar los increíbles diálogos, y nos paramos a observar los impresionantes efectos especiales (Intentaba ser sarcástico XD). En cualquier caso, esto (Al menos para mi no es ningún problema, ¿Quién necesita buenos diálogos y efectos especiales en una película?. VEASE: La llamada de Cthulhu (NOTA DE ERIKADAMS: siento volver a nombrar a Cthulhu, pero ya sabéis que una entrada mía sin Cthulhu es como un día sin sol… o sin cerveza)).

  

Después de la presentación de esta particular comitiva de pringaos valientes aventureros, nos adentramos en una serie de escenas, en las que poco a poco descubrimos que los “Screamers” son criaturas muy listas y que han ido evolucionando hacia nuevos modelos, cada vez mas difíciles de reconocer.

 

  

AVISO A LOS LECTORES, A PARTIR DE AQUÍ TODO SE CONVIERTE EN UN SPOILER BRUTAL QUE OS JODERA LA PELICULA DE MALA MANERA. EN CUALQUIER CASO, ESTO NO OS DEBERIA IMPORTAR, YA QUE LA PELICULA EN SI NO LO MERECE ¿O TAL VEZ SI? (A mi me llegan a hacer lo que estoy a punto de hacer y mato al que lo haga (Que juego de palabras mas bonito me ha salido XD))

  

ODA A LOS SCREAMERS

  

¡Ah, Los “Screamers”! Esas bellas criaturas que iniciaron su camino siendo simples ¿cosas? Con cuchillas que se mueven bajo tierra a velocidades de vértigo para rebanar cabezas ajenas. ¡Ah, Los “Screamers”! Que evolucionaron a pequeños y tiernos velociraptores de metal que saltan directos al cuerpo para llenarte de cariñosos besos. ¡Ah, Los “Screamers”! Que después de su paso por  su forma “dinosáurica” se transformaron en algo que no os diré pues entonces si alguien se anima a ver la película si que me matara… solo os diré que os matara de la risa.  ¡Ah, Los “Screamers”! Que después de esa forma que no desvelare ni aunque me pongáis un símbolo arcano en la frente, evolucionaron en “Billy” el tierno niño sin amigos que solo busca amor en un mundo devastado por la guerra (Se me caen las lagrimas… ¡Los Screamers son como yo!) ¡Ah, Los “Screamers”! que de niño sin amistad, se convirtieron en escultural mujer que… Mejor me callo XD

 

imagen de la peli

  

Bueno, ahora que hemos hecho un repaso a todas las evoluciones de los “Screamers”, nos centraremos en una en concreto, que sin duda será la que mas os ha llamado la atención: Billy.

  

Imaginad por un momento la situación: Vosotros sois uno de los fornidos militares supervivientes, y mientras avanzáis por un mundo destruido hayáis un pequeño y famélico superviviente. Un niño rubio vestido con ropa andrajosa, el cual se acerca a vosotros y os dice las siguientes palabras: – Hola me llamo “Billy”. ¿Puedo ir con vosotros? -. No se vosotros, pero a mi se me partiría el alma y sin dudarlo le daría cobijo en nuestro grupo de valerosos hombres… ¿Problema? Como imagináis, un pobre niño muerto de hambre no quiere protección (Paraos a pensar que si esta solo en medio de un mundo como este, de alguna manera habrá tenido que sobrevivir… Digo yo), Lo que tiene es hambre (Y ganas de amistad), por lo que su primer impulso al comprobar que dormís placidamente será sin lugar a dudas sacar unos enormes colmillos metálicos y pegaros un muerdo… ¿A dónde quiero llegar con todo esto?, sin duda a la moraleja de la historia: Si encuentras un niño rubio en un lugar deshabitado y con pocas posibilidades de que sobreviva, que solo te pide amistad, haz lo que la peli te enseña: Pégale un tiro en la cabeza.

  

Lo malo de todo esto, es cuando te das cuenta que en lo alto de una colina cercana aparece una horda de niños calcados del que acabáis de matar, diciendo todos al unísono: “Hola me llamo “Billy”. ¿Puedo ir con vosotros?” (Si, el mundo se convierte en un lugar feliz en donde la amistad y el amor se gritan a los cuatro vientos… ¡Que utopia!) (Cuanto mal ha hecho la fecundación”In Vitro” que aumenta las posibilidades de embarazo múltiple). Ahí mi único consejo es huir, ya que entre ellos no hay ningún “William Wallace” que les grite “¡QUIEEEETOSSS!… solo querrán probar tu sangre.

  

Bueno, creo que después de esta parrafada sin sentido, os podréis hacer una idea  de por donde van a ir los tiros en esta película, a si que sin mas, os animo a intentar visionarla, para que perdáis 2 horas de vuestra vida (O mas, es posible que hasta os guste… Yo la he visto por lo menos 4 veces, 1 de ellas en el cine).

  

¡Hasta la próxima entrada!