CRÓNICAS DEL SEÑOR ROSA. CAPÍTULO VIII: LOS EVANGELIOS SEGÚN «MORGENNES»

¡Hola queridos lectores! Al fin ha llegado el momento de comenzar los capitulos dedicados a todos aquellos que se han molestado en leer y comentar en esta demencial obra. Y como ya llevo tiempo anunciando el primer elegido no es otro que "Morgennes". Tambien me gustaria anunciar que aun queda un capitulo por dedicar… ¡No perdais la oportunidad de conseguirlo! (Mas que nada por que no es simplemente un capitulo, si no que es un paso muy importante hacia la "gloria eterna" y al reconocimiento mundial. Asi que sin mas…

imagen señor rosa

 

CRÓNICAS DEL SEÑOR ROSA 

CAPITULO I: SOBRE LOS ORÍGENES DEL UNIVERSO

CAPÍTULO II: EL DESPERTAR

CAPÍTULO III: IMAGINANDO DIOSES

CAPÍTULO IV: JUEGOS DE GUERRA

CAPITULO V: ERASE UNA VEZ… LOS MUNDOS

CAPITULO VI: UNA ESPECIE DOMINANTE

CAPITULO VII: EL GRAN, GRAN HERMANO

CAPITULO X: LOS EVANGELIOS SEGUN "RIKKUINTHEMIDDLE" 

CAPITULO VIII: LOS EVANGELIOS SEGÚN “MORGENNES”

  

NOTA DEL AUTOR DE LAS CRÓNICAS DEL SEÑOR ROSA: Se que resultara chocante al lector de esta obra encontrarse con unos nombres de Evangelios tan raros, esto es debido a que los autores han querido mantener oculta su identidad por temor a posibles represarías. Por lo tanto han sido escritos en este tiempo y enviados al pasado por mediación del “Señor Rosa”. El problema que surgió a raíz de esto es que los encontraron unos pordioseros llamados Pablo, Pedro, Mateo y alguno mas que no merece ni ser recordado y los vendieron a un sacerdote que adoraba a su gran “Dios” – el vino – por un par de tragos de la “bota” de este. En cualquier caso, fueron modificados de arriba abajo hasta desvirtuar completamente su autentico significado. Lo que estás a punto de leer son las autenticas enseñanzas del “Señor Rosa”. ¡No aceptes imitaciones!

 

 “Hace mucho, mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana, ocurrió un hecho sin precedentes. Nuestro “Señor Rosa” quiso dar una lección moral a unos seres inferiores llamados humanos, así que ideo un plan para que estos humanos continuaran guerreando durante varios siglos mas. Haciendo uso de su conocimiento sin límites en materias genéticas creo un clon a imagen y semejanza suya (Excepto en un par de razones que explicare mas tarde) al que llamo “Replicante Rosa”.Para que los estúpidos humanos no se hicieran preguntas sobre su origen, preparo una estudiada obra teatral que paso a relatar.

  En un lejano y caluroso lugar llamado Belén, coloco en lo alto del cielo una brillante luz de Neón parecida a las que lucen en algunos “clubes de carretera”. Los humanos de sexo masculino que pudieron verla, se dejaron llevar por sus instintos sexuales mas primarios y comenzaron una larga peregrinación hacia el lugar que pensaron les llevaría hacia el “Súmmum orgásmico”. Mientras tanto, tres reyes de Oriente que gobernaban con mano de hierro a sus legiones de esclavos, decidieron a la vez que trescientas mujeres en su “harén” eran demasiado pocas para proporcionarles placer aquella noche, así que cogieron sus camellos – Tanto los que cargaban como los que les proporcionaban “mágicas substancias que les cambiaban la concepción de la realidad” -, algo de oro – para las maquinas “tragaperras” del camino -, incienso – para quitar el olor a “humanidad” que imperaba en sus carruajes – y Mirra – Con “eso” pretendían elaborar un aceite aromático con el que masajear a las jovenzuelas de vida alegre que encontraran bajo esa hipnotizante luz de neón -, y partieron hacia donde todos los hombres se dirigían sin saber muy bien a qué.

  Muchas lunas después, los primeros viajeros llegaron al lugar indicado, y fue durante muchas semanas relatada a la luz de las hogueras la brutal decepción que se llevaron. Una decadente construcción de madera albergaba bajo su techo de paja una cuna con un “bebe” de color rosado en su interior. A sus lados dos terroríficas y abominables criaturas con infinidad de horribles tentáculos hacían inútiles esfuerzos por cambiarle el pañal que apestaba a excrementos. En cualquier caso no había ni rastro de los padres, así que los avispados humanos ataron cabos y llegaron a la conclusión de que el retoño era en realidad fruto de una impía relación entre aquellas monstruosidades y algún degenerado que había perdido la cabeza al observar sus malogradas formas. Entonces los peregrinos hicieron lo único que podían hacer en ese caso: Huir.

  Huyeron eso es cierto, pero únicamente para reagruparse en lo alto de una colina cercana y comenzar a organizar una revuelta para acabar con aquellas criaturas de pesadilla. Poco a poco la “jauría humana” fue creciendo, y solo se lanzaron al ataque cuando llegaron los tres reyes de Oriente envueltos en una espesa nube de humo procedente de los inmensos “canutos” que fumaban – Los muy ineptos pensaron que se trataba de magia, de ahí que decidieran llamarlos “Reyes magos”. Una definición mas correcta habría sido “Reyes Yonquis”, pero la elección de usar un nombre u otro se la dejo al lector -.

  Se abalanzaron colina abajo portando antorchas, rastrillos y azadones con autenticas malas intenciones, pero de repente ocurrió algo que les hizo detenerse en seco – Hecho que provocó que los mas atrasados chocaran con los de delante y comenzaran a caer como una inmensa avalancha -. Lo que ocurrió es que en medio del cielo se les apareció la imagen de un calcetín con unas graciosas alas de urraca – No pongáis esa cara, si hubiera querido hubiera podido engañaros describiéndoos una paloma blanca, cosa totalmente imposible ya que las palomas tienen cosas mejores que hacer como por ejemplo defecar sobre la ropa recién tendida –y de el surgió una impositiva voz que dijo: 

 “¡Quietos paraos condenados idiotas! El niño que os espera ahí abajo es en realidad una niña, a la cual deberéis adorar ya que es sangre de mi sangre; mi reencarnación en la tierra. A partir de ahora cumpliréis sus mandatos, por inútiles y sin sentido que os puedan parecer. He dicho” 

 En ese momento,- según coinciden la mayoría de los teólogos – nació el machismo, ya que los hombres sintieron como se les hirió el orgullo al comprender que a partir de ese instante habían dejado de ser el “sexo fuerte” – En realidad los teólogos se equivocaban, ya que el machismo es algo implantado en el cerebro de los hombres desde su mismísima concepción, al igual que su obsesión por tener el pene mas largo que el compañero –

   La noche termino con una larga cola de “machos” rindiendo pleitesía,  deseando el mejor futuro y regalando trastos de lo  más inútiles a aquella pequeña “muchachita”, que con el tiempo iría creciendo y llegaría un día que seria conocida a lo largo y ancho del mundo entero. Estos hechos  sin embargo serán relatados en próximos capítulos de manos de otros apóstoles que no tengan tanto sueño como tengo ahora mismo yo.”

CONTINUARA… CAPÍTULO IX: LOS EVANGELIOS SEGUN LOGANKELLER

¡Hasta la proxima entrada!