Sobre dioses y almas: Valkyrie Profile Lenneth

¡Hola queridos lectores! Después de mes y pico de inactividad “blogeril” debido a una cantidad ingente y extraña de trabajo, vuelvo a la carga con una “pseudo entrada” de esas mías. Y dado que a pesar del trabajo he podido dedicar un tiempecito a terminar varios juegos (Tales of Symphonia 2  y Broken Sword (Otra vez XD)), e iniciar una partida con un juego que me encanto en su momento (Si, va a ser de este del que voy a hablar en esta ocasión) he decidido “regresar” haciendo uno de mis análisis (Si, de esos en los que realmente cuento mis impresiones personales, y poco o nada pueden ayudar a otras personas a no ser que tengan los mismos gustos que yo). Así que sin más dilación me pongo a escribir sobre…

VALKYRIE PROFILE: LENNETH (Versión PSP)

Valkyrie 01

Los artworks del juego son preciosos

Todo comenzó cuando la PSP aun la veía una buena consola, la batería duraba una mierda, y seguía viendo que los famosos UMDs no valían para nada, pero aun así ese cacharro negro con patética ergonomía me hacía pasar buenos ratos con los pocos juegos que me agenciaba. El caso es que un día de esos en los que tienes 40 Euros en el bolsillo y ganas irrefrenables de gastarlos en algo que sacie las ansias consumistas, vi este juego, y  a pesar de venir en un perfecto ingles como el 99,9% de los RPGs de esta consola (Cosa que nunca me ha importado, ya que en mi querida Megadrive también pasaba lo mismo y eso no me impidió jugar juegazos como Phantasy Star IV o Shining Force II) , me pudo la estética de la portada, y porque no decirlo la temática “Nórdica” de la que hacía gala.

Yo, como al parecer la mayoría de los jugones japoneses, adoro la mitología Nórdica, a pesar de que encontrar datos exactos de los hechos que allí se relatan sea bastante más difícil de lo que en un principio pudiera parecer. Es por ello que a pesar de que en la trama del juego se tomen muchas licencias, y hagan un batiburrillo extraño que mezcla una especie de ambiente medieval  japonés-europeo con reminiscencias mágicas de esa maravillosa religión pagana, disfrute del juego como un niño (Que digo, a pesar de mis casi 30 años sigo siendo un niño) aunque fuera consciente de algunas cadencias jugables que voy a contar mas adelante.

Valkyrie 02

Uno de los espectaculares golpes especiales que nos cansaremos de ver 

La historia nos sitúa a las puertas de un cercano “Ragnarok” (Por si alguien no lo sabe (Cosa que por otra parte dudo) esta palabra viene a ser el típico fin del mundo en la mitología nórdica), y dado que los dioses no quieren morir a manos de los terribles gigantes, envían a una de las 3 diosas del destino (Lenneth) a la tierra para que recopile unas cuantas almas “guerreras” que puedan ayudar en la guerra que se avecina.

Por lo tanto, nuestra misión como salvadores de los dioses y titiriteros de nuestro “Alter ego” Lenneth deberemos recorrer el mundo en busca de esas almas, entrenarlas y enviarlas a luchar junto a los dioses en la batalla final. Justo aquí entra el primer problema del juego:

El juego se divide en “historia” de las almas y mazmorras donde entrenar. El problema viene cuando cada vez que entramos en las “historias”, nos vemos envueltos en una serie de escenarios en los que prácticamente no actuaremos, y tendremos que aguantar una media de 15 minutos de conversaciones… Menos mal que estas más o menos son variadas, y hacen que comprendamos más o menos las razones de la muerte de los distintos “héroes”, y que en ciertos casos nos encariñemos con alguno de ellos.

Valkyrie 03 

Lenneth, preparate que Odin te va a desnudar y vestirte ahi en medio para enviarte a una importantisima misión  

Las mazmorras son un caso aparte. Se desarrollan en escenarios “plataformeros” en 2D, llenos de detalles, caminos secundarios, y lugares en los que necesitaremos un buen control de las habilidades de Lenneth para poder acceder a ciertos cofres con jugosos ítems dispuestos para ser recuperados. Por dichos escenarios caminan informes sombras, las cuales en el caso de que las toquemos harán saltar inmediatamente una fase de batallas.

Las batallas en este juego son por turnos, y los controles se basan en algo tan simple como pulsar los 4 botones principales de la PSP (Uno por cada 1 de los 4 personajes que podemos manejar cada vez) con el “timing” necesario para realizar combos que acaben con los enemigos. En el caso de que golpeemos mucho a los enemigos, tendremos la posibilidad de usar espectaculares “golpes especiales” que quitaran más vida a nuestros enemigos. Luego además tendremos la posibilidad de usar objetos y otras cosas típicas de los JRPGs, pero lo básico es lo que he explicado arriba.

A base de combates y más combates, al final las almas subirán niveles y estarán listas para ser enviadas a la batalla, pero no penséis que vale con enviar cualquier alma. Al principio de cada “periodo” (El juegos e divide en 8 periodos diferentes (Un concepto un poco raro, pero que cuando juegas comprendes perfectamente)) Frei (Una de las diosas) nos impondrá unos requisitos para las almas necesarias en la batalla, los cuales deberemos intentar cumplir repartiendo puntos a los personajes entre diferentes características y/o habilidades.

Otro de los problemas del juego, es sin duda la continua repetición del esquema jugable. Mapa, búsqueda de almas, recopilación de almas, mazmorra, vuelta a empezar. Así que si por alguna casualidad queréis probar el juego, ser conscientes de esto y de que os llama la atención lo que he explicado hasta ahora.

Ya ahora llego a uno de los puntos clave del juego: Los finales.

Valkyrie 04

Una de las luchas con enemigos genericos que veremos miles de veces

El juego consta de 3 finales diferentes: El A, B, y C.

• El C es el malo, y solo nos saldrá si no cumplimos los requisitos que nos pone “Frei” durante los periodos. Este final hará que Odín se enfade con nosotros y envié a la propia Frei para que acabe con nosotros en un combate final que seguramente acabe con nosotros (Es una autentica maquina de destrucción).

• El B es el normal, que nos saldrá si cumplimos los requisitos de Odín, al final subiremos a Asgard y lucharemos contra el rey de los gigantes de fuego Surtur.

• El A es otro de los problemas del juego… Es el final bueno, el que todos querríamos sacar por meritos propios a base de entrenar, luchar con enemigos imposibles, consiguiendo los mejores objetos… El caso es que al diseñador que se le ocurrió la forma de sacarlo debía estar fumado, puesto de “coca” hasta las trancas, borracho y con una considerable falta de sexo. Para sacarlo debemos realizar una serie de acciones a lo largo de todo el juego que hagan bajar un valor dentro de las características de Lenneth  (Lo cual no explican en ningún momento), que finalmente desencadenara el deseado final. Por lo tanto y sintiéndolo mucho, si alguien quiere sacar el final en el que te enfrentas  a “Loki” deberá echar mano de guía, porque de otra manera (A no ser que tengas dotes adivinatorias o vallas fumado, puesto de coca hasta las trancas, borracho y con una considerable falta de sexo) estoy seguro de que es casi imposible que alguien logre sacarlo (Y si aun así lo sacas que sepas que no te tocara jamás ninguna lotería, Euromillon o juego de azar… habrás gastado toda tu suerte en esa hazaña).

Y de esta manera termino el análisis de este juego que a pesar de lo que pueda parecer adoro. Ya sea por su temática, historia o magia que desprende de principio a fin. Y con ello espero haberos “picado” para que lo probéis (Si os gusta lo que he comentado) después de todo es un imprescindible JRPG con cosas realmente alejadas de este tipo de juegos y con una jugabilidad única.

¡Hasta la próxima entrada!