Kinect: ¿Opinión? El regalo de las navidades

¡Hola queridos lectores! Después de un buen tiempo sin escribir nada en el blog, vuelvo a la carga en esta ocasión para relatar mis experiencias e impresiones de ese aparatejo que salió a la venta hace apenas un mes y que causa admiración y odio a partes iguales por parte de los videojugadores. Un aparatejo llamado para revolucionar el ocio electrónico… Por supuesto me refiero al famoso “Kinect” de Xbox 360…

Kinect te observa

Como ya muchos sabréis, yo nunca he hecho ascos a los aparatejos comúnmente llamados “casuales”, y dado lo mucho que he disfrutado con la Wii y sus juegos, decidí darle una oportunidad a la cámara inteligente que nos ha brindado Microsoft estas navidades. Asi que adelantando lo que viene más adelante, voy a decir que estoy encantado con la adquisición, a pesar de lo que muchos puedan pensar. ¿Voy a dar unas impresiones objetivas? Quisiera pensar que si, pero será mejor que seáis vosotros queridos lectores los que opinéis al respecto.

Una vez que abres la caja te encuentras con el “Kinect” propiamente dicho, el juego “Kinect Adventures”, y por si alguien tenía alguna duda el cable USB de conexión a la consola así como el adaptador a la corriente para los modelos anteriores a la XBOX Slim (Yo tengo la versión Árcade, así que si no hubiera venido dicho adaptador me habría tenido que fastidiar).

La conexión a la consola es sencillísima, ya que basta con situar el Kinect centrado respecto a la pantalla, eligiendo si debajo o por encima de ella. Enciendes la consola, e insertas el DVD de Kinect Adventures para que comience la actualización que hará que el aparatejo funciones como debe. Una vez terminada de actualizar la consola Y dado que el “Kinect Adventures” esta ya insertado… ¿Qué mejor que probar sus posibilidades con el juego de marras?

El juego comienza configurando Kinect para que se adapte lo mejor posible a la zona de juego de que disponemos. En mi caso tengo que apartar la mesa de delante de los sofás y ya tengo suficiente espacio para disfrutar de la novedad (En el caso de necesitar algo más de espacio para jugar con mi mujer, echamos el sofá para atrás y nos queda una zona de juego optima). Además de esto, te hace un escaneo para reconocerte, y de sonido, para adaptarse al ambiente. El último paso para configurarlo es poner una tarjeta con una cara que viene incluida en el juego en el interior de un recuadro que te muestra. Realizado todo esto, ya está todo listo para disfrutar de verdad (estos pasos son solo necesarios la primera vez, o si mueves de sitio el Kinect, ya que la configuración se queda guardada).

Saltando... El unico lag que encontrareis


Ahora mis impresiones del “Kinect Adventures”. Dado que yo no soy muy dado a andar con avatares, prefiero ponerme al lio directamente. Los menús se eligen con la mano (Cualquiera de las 2 es válida, ya que detecta cuál de ellas estas usando para ese objetivo), posas el cursor sobre la opción elegida y esperas unos segundos a que cargue el cursor (Este no es el mejor sistema de selección como veremos más adelante en el otro título que adquirí junto a Kinect, pero cumple). La mejor opción para empezar es “Aventuras”, que es el digamos “modo historia” del título.

¿Y qué nos encontramos en el modo aventuras? Pues 5 pruebas diferentes algunas más divertidas que otras. Entre las divertidas nos encontramos la de bajar rápidos en una balsa cogiendo bolitas, la cumbre de reflejos de ir en una vagoneta esquivando trampas y la que yo llamo “Pelota vasca estilo Arkanoid” de pegar a una / varias pelotas para destruir bloques. Las otras 2 pruebas (Tapa grietas y coge burbujas) no llegan a divertir tanto, aunque  entretienen.

Pero… ¿Y el control? Pues lo que se ha dicho siempre, el “muñecaco” hace exactamente los movimientos que hagamos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si nos movemos a la derecha, se mueve a la derecha, si lo hacemos a la izquierda lo hará a la derecha, si levantamos los brazos levantara los brazos, si nos ponemos las manos en la cabeza pondrá las manos en la cabeza, si nos rascamos los huev… Bueno, creo que lo entendéis… Pero… ¿Y el Lag ese que dicen que tiene cuando saltas? Pues ahí está, solo en ese caso, pero la pregunta es… ¿Por qué solo cuando se salta? Y la respuesta es sencilla aunque quizás algunos no lo entiendan: Sufre Lag cuando se salta debido a una “Trampa” que han hecho en la programación del juego. Lo explicaré en el siguiente párrafo.

Debido a que algunas pruebas te obligan a saltar obstáculos, y estos por escala serian lo equivalente a unos 50 cm reales más o menos, los programadores decidieron (O eso saco como conclusión), que los saltos no fueran un movimiento 1:1 del avatar. ¿Os imagináis pegando brincos de esa altura continuamente? Seguramente si lo hicierais, podríais ir pensando en prepararos para las próximas olimpiadas, ya que al poco tiempo seguramente alcanzaríais alturas nunca vistas (Con el consiguiente dolor de cabeza al golpear contra el techo). ¿Solución dada? El muñeco comienza a saltar cuando el Kinect detecta que ya estás en el aire, por lo tanto la animación de salto no es acorde con los movimientos reales. Puede gustar o no, pero es una solución que cumple una vez que te acostumbras.

Pero por ahora ya hemos hablado bastante del Kinect Adventures, y es hora de pasar al otro título que adquirí con el aparatejo de marras… ¿Y qué mejor que el “Dance Central”?

Dance Central

Poneos en situación…

Heavy de casi 30 años bailando (Intentando bailar) temas musicales de actualidad en las pistas de baile… Eso de inició puede pronosticar un inminente desastre, pero por suerte el juego es tan sumamente divertido que me atrevo a decir que es el “título estrella” de esta primera hornada de juegos. ¿Y eso cómo es posible? Por muchos factores que paso a enumerar:

• Sistema de menús ágil. Basta con seleccionar la opción deseada con la mano y deslizarla hacia el lado contrario de la situación de ese menú (Si esta en el lado derecho hacia la izquierda o viceversa). Rápido y cómodo.
• Niveles de dificultad para todos los gustos que se van desbloqueando según avanzas en tu calidad como bailarín. (Seguro que si te pones la última canción en modo difícil y sacas 5 estrellas te sale “Lady Gaga” de la pantalla y te contrata para su próxima gira / videoclip.)
• Gráficos animados, resultones y coloridos… Vamos que montas una sala de baile en tu salón sin darte ni cuenta.
• Sistema de juego sencillo de entender pero difícil de dominar (Tanto como saber bailar… Cualidad que yo no poseo mas allá del “Air guitar”).
• Un modo “Paso a paso” que hace que puedas entrenar las canciones por partes hasta dominarlas.
• Una opción que muestra las calorías que has quemado en tu metamorfosis hacia “Michael Jackson II”

En cuanto a movimientos, decir que lo único que has de hacer es imitar los movimientos del bailarín de la pantalla. Si haces algún movimiento mal, la extremidad fallida se ilumina en rojo para que puedas corregirlo en la siguiente repetición del paso de baile. No te ves en pantalla salvo en una pequeña imagen que se ve tu silueta, pero el juego no engaña… Si lo haces mal el bailarín tendrá continuamente un aura roja demoniaca.
En cuanto al número de temas que vienen incluidos en el DVD, decir que son 32. Numero que a priori pueden parecer escasos, pero que completarlos al 100 % en todas las dificultades os puede llevar muuuuchooo tiempo (En mi caso seguramente años XD)

Y aquí terminan mis impresiones de Kinect. Que no podían ser mejores de momento. Y para los que opinen que es un “Eyetoy”… Creer lo que queráis, pero el aparatejo es la caña.

¡Hasta la próxima entrada!