¿Os acordáis de lo qué comistéis ayer?

En principio la gran mayoría debería decir que si.

Es normal, estamos preparados para recordar lo que comimos ayer y quizá unos pocos días mas. Si os digo ahora que comisteis hace 15 días seguramente no sepáis responder a no ser que:

1. Coincidiera con una fecha importante -> Cumpleaños o derivados
2. Os sentara mal la comida.

La aversión gustativa condicionada es un aprendizaje de una situación única. Es decir, olvidamos lo que comimos al cabo de unos días porque nos ha sentado bien y ya no es necesario recordarlo y en cambio recordamos casi durante toda la vida cuando algo nos ha sentado realmente mal y jamás se olvida. Es muy difícil volver a comer de ese alimento.

En nosotros no es tan estricto. Seguramente si algo os ha sentado muy mal estaréis un tiempo sin comerlo. Yo he llegado a estar 2 años sin comer tortilla de patata porque tuve Salmonella. Con ratas por ejemplo si se le da agua con azucar (que les gusta) y a la vez se la irradia se comenzará a sentir mal y ella creerá que es por lo que ha comido. A partir de ese momento morirá deshidratada antes que volver a tomar agua dulce.

Algo también curioso es que nosotros (y la gran mayoría de animales) sabemos de forma innata que cantidad debemos tomar de cada alimento para estar sanos y que alimentos tienen lo que necesitamos en cada momento. Se han hecho experimentos con niños de pocos años y es increíble.