Análisis Final Fantasy VIII (PS1, PC)

FinalFantasy VIII salió a la venta en 1999 y tras el éxito de la séptimaentrega tuvo un lanzamiento mundial. Las expectativas eran muy altas,quizá demasiado, lo que provocó toda una serie de malas críticaspor parte de los jugones debido al cambio jugable, la eliminación delas materias, el sistema de enlaces, los G.F…Muchos otros esperabanuna continuación de las aventuras de Cloud y compañía, quizá noconocían la política de la antigua Squaresoft con esta saga. Aunasí FFVIII se convirtió en el juego más vendido de Play Station 1después de Gran Turismo.

¿Fuerealmente un buen juego?

GRÁFICOS

Muchosalucinamos con FFVII tanto por sus increíbles fondos como por lasespectaculares invocaciones. La primera vez que ves FFVIII te olvidasde los gráficos del VII instantáneamente. Mucha mayor definiciónen los fondos, personajes estilizados, mejores efectos en las magias e invocaciones aun más espectaculares. Otra de las cosas másllamativas fue la mejora de las C.G., llegando a un punto que yacreíamos inmejorable por aquella época. El salto gráfico del VIIal VIII fue mucho más grande que el ocurrido entre el VIII y el IXaunque entre estos también lo hubo en algunos sentidos.

 

Uno de loscambios importantes del VIII con respecto al VII fue el paso delestilo “super deformed” a uno mucho más estilizado. Lospersonajes tienen proporciones reales en todo momento, no sólo enlas batallas lo que le da, sólo visualmente, un aspecto más maduro,más real. Los modelados son espectaculares, con muchos detalles comola ropa, colgantes, tatuajes…los protagonistas están cuidados almilímetro. Los personajes secundarios también gozan de un buenmodelado pero no tanto nivel de detalle, algo normal dada la cantidadde éstos a lo largo de la aventura. Las invocaciones – ahorallamadas Guardian Forces o G.F. – tienen un modelado increíble.

Estas bestias vendrán acompañadas de unos efectos de luces ypartículas asombrosos y unos diseños espectaculares. Hay cantidad yvariedad.

 

 

 

Los fondosprerenderizados están muchísimo más detallados que en la anteriorentrega y son igual de variados. Aunque FFVIII está dentro de unmarco temporal futurista hay desde grandes y avanzadas ciudades comoEsthar hasta pequeños pueblos como Balamb. Las grutas, cuevas,desiertos y mazmorras en general, tan típicas de la saga, semantienen intactas.

El mapa delmundo también ha mejorado exponencialmente siendo muchísimo másdetallado que en la anterior entrega y teniendo unas proporcionesentre nuestro personaje y las ciudades más cercanas a la realidad.Aun así le falta un “algo” imposible de explicar. Es grande,bonito, detallado pero…no tiene la magia del VII ni la belleza delIX.

 

 

JUGABILIDAD

 

Este fue elapartado que más polémica levantó entre la prensa y losaficionados. Muchos pensamos en aquel momento que el sistema dematerias era perfecto, algunos aun lo pensamos, y que ya no hacíafalta cambiar, ni poner los “jobs” de otras entregas, ni usarcristales de poder, ni tener personajes con habilidades fijas…nohabía que tocar nada. Lo cambiaron todo.

 

En FinalFantasy VIII los personajes por si solos no son nadie. Todo su poderlo sacan al enlazarse con los Guardianes de la Fuerza (GuardianForces o G.F. desde ahora) que en otras se habían llamado espers oinvocaciones. Una vez tenemos enlazado a uno de estos peculiaresguardianes, previamente deberemos haber conseguido que se unan anosotros ya sea venciéndolos en un combate o haciendo algún tipo demisión secundaria, podremos seleccionar que habilidad queremos queaprenda.

La lista dehabilidades es enorme, con diferencias entre G.F., para poderaprender algunas necesitaremos tener otras previas. Cuando ya tenemosseleccionada la habilidad que queremos aprender tendremos que luchar.En las luches obtendremos junto a la típica experiencia los puntosde habilidad (PH) necesarios. Las habilidades van desde comandos debatalla, los típicos Atacar, magia y objeto vienen de serie, hastamejoras de ataque o magia. También algunas habilidades nospermitirán ver puntos de guardado ocultos, transformar objetos enmagias, poder comprar en cualquier momento, etc.

 

 

Otra de lascosas que podremos aprender con nuestros G.F. será a enlazar magiasa nuestras estadísticas. De primeras puede parecer muy complicado,de hecho recuerdo que tuve que leer 2 veces la explicación, peroparece mentira que cuando le pillas el “truco” sea tanrematadamente fácil. Por ejemplo, supongamos que con Ifritaprendemos “Enlace de VIT”. Si tenemos a Ifrit equipado podremosir a la ventana de enlaces y enlazar una magia a esta estadística.No todas las magias son válidas para todas las estadísticas, elsistema es lógico. Nunca podremos enlazar “Cura ++” con ladefensa elemental pero si con la “VIT”. Las magias en funcióndel tipo y del número que tengamos (lo explico luego esto delnúmero) provocarán un cambio en nuestras estadísticas, casisiempre a mejor. Hay muchas estadísticas a mejorar desde la típicaVIT hasta la defensa elemental, el ataque elemental, la magia o lavelocidad. Conforme consigamos G.F. y aprendamos los enlaces podemoshacer cualquier combinación posible.

 

Uno de loscambios importantes con respecto a otros FF fue la desaparición delpoder mágico o Maná. Aquí las magias se tienen en un determinadonúmero y esas serán las veces que podremos usarlas hasta queconsigamos mas. Las magias se consiguen de varias formas. Podremos“extraerlas” de los enemigos (otro comando que viene de serie contodos los G.F.), podremos extraerlas de puntos de extracción queestán repartidos por todo el mundo o podremos conseguirlastransformando objetos si tenemos la habilidad apropiada. Así pues ycomo he comentado antes, en función del número mejoraban nuestrasestadísticas pero este número no se mantiene constante por lo quenuestras estadísticas variarán en todo momento siempre y cuandousemos las magias que tengamos enlazadas. Realmente el cambio no estan grave si tras cada batalla revisamos las estadísticas, elproblema viene si usamos habitualmente alguna magia que tengamosenlazada.

Ya que nohay poder mágico podréis pensar ¿cómo se invoca entonces? Bien,cuando queramos invocar a nuestros G.F. seleccionaremos el comando.En ese momento nuestro personaje entra en el modo de invocacióndonde su VIT desaparece y aparece la del G.F. Si antes de que consigainvocarlo le restan toda su VIT no aparecerá y tendremos que curarlotras la batalla. Si lo conseguimos empezará la escena. Otra de lasnovedades será el “apoyo” a los G.F. Si hemos aprendido estahabilidad podremos mejorar el daño pulsando repetidamente el botóncuadrado. Esto sería demasiado fácil por si solo así quealeatoriamente aparecerá una cruz que nos indicará que debemosdejar de pulsar hasta que desaparezca. El número máximo es 255 y sipulsamos cuando aparece la cruz el contador volverá a 0. En algunosG.F. llegar a 255 es casi imposible – Ifrit – mientras que otros– Eden – podremos llegar varias veces seguidas pulsando 1 vez porsegundo.


Junto atoda la carretada de G.F. enlazables hay otros que no lo son y suaparición será totalmente aleatoria y jamás lo harán durante lasbatallas contra jefes. No deja de ser un detalle curioso y que nossacará de algún aprieto pero nada destacable.

Otra de lasseñas características del FFVII eran los ataques límite. Aquítambién han desaparecido. Han sido sustituidos por unos ataquesespeciales, algo descafeinados en mi opinión, que se activaránaleatoriamente en función de nuestro nivel de VIT. Al llegar aniveles bajos los números se pondrán amarillos y entonces podráaparecer en cualquier momento. Cada personaje tiene unos ataquespropios y diferentes a los del resto. Mientras que Zell presenta unosataques por medio de combinaciones de botones (una actualización dellímite de Tifa) otros como Irvine podrán disparar municiónespecial. Llegados a un punto son incluso demasiado devastadores,pudiendo terminar batallas en segundos. Estos ataques se puedenforzar, ya sea saltando turno una y otra vez hasta que aparezca, comousando la magia “Aura”.


Toda laparte jugable del FFVII en cuanto a chocobos y minijuegos aquídesaparece casi completamente, una pena ya que era una fuente dediversión casi ilimitada. Aunque se han elimado todos los minijuegosanteriores se ha añadido otro que los suple y es el Triple Triad, unjuego de cartas. Este juego que en principio parece simple y fácilalcanza unas cotas de diversión y complejidad increíbles conformela historia avanza y viajamos a otras partes del mundo. Las cartasrepresentan a los enemigos del juego, personajes e invocaciones. Eljuego cuenta con un extenso manual de como jugar y no exagero si digoque dedique 30 ó 40 horas sólo a este “minijuego”. El resto deljuego se mantienen igual en cuando al uso de vehículos y el hecho detener que hablar con casi todos los personajes para seguir lahistoria.

 
 

Aunque elsistema jugable cambia casi al 100% no es, en absoluto, malo. Elsistema de enlaces presenta múltiples combinaciones, permite crear aunos personajes a nuestro gusto y que puedan adaptarse a cualquierbatalla. Los G.F. dotan de una cantidad de habilidades enorme, quesuma aun más posibilidades al sistema. Se echa en falta el PM aunquequizá sólo sea cosa de la nostalgia.

 

SONIDO

 

 

Otra bandasonora de la mano de Uematsu otra obra maestra. Temas como el inical“Liberi fatali” deben ser escuchados hasta por los que no vayan ajugar al juego. Además esta entrega estrenó las melodías cantadascon temas increíbles como “Eyes on me”. Hay muchos,muchísimos temas para el recuerdo, como la canción en piano de “Lovetheme” o el ending.

Fuepublicada en 1999 y en 2000 se prensentaron las “piano collection”.Ambas son obligatorias en la estantería de cualquier fan de sagatanto por calidad como por simple coleccionismo.

 

 

HISTORIA

 

FinalFantasy VIII es un juego magnífico en todos sus apartados. Puede queSquall no guste a todo el mundo pero su historia de amor es bonita ynos invitará a seguir para ver como termina. Además es una historialarga, con giros inesperados, con combates emocionantes y con C.G.para el recuerdo. Quizá tener el predecesor que tuvo le pesó másque ayudarle pero no ha sido olvidado ni lo será, uno de los grandesRPGs de Play Station 1.

 

 

 

 

Pros:

  • Historia y duración.

  • Gráficos espectaculares

  • Triple Triad

  • Sistema de enlaces

  • Traducción de calidad


Contras:

  • Desaparición del poder mágico

  • Extacción de magias.