Análisis Final Fantasy IX (PS1)

 

Elúltimo capítulo de la saga para Play Station 1 supuso una vuelta alos orígenes. Cuatro personajes en batalla, princesas, castillos yun diseño artístico entre lo medieval y lo fantástico. Tuvo unabuena acogida entre la prensa pero mucho mejor entre los fans quedeseaban un juego como los antiguos pero en tres dimensiones.

¿Merecióla pena esta vuelta a los orígenes?

 

 

GRÁFICOS

 

FFIXserá recordado, entre otras muchas cosas, por suponer el topegráfico de Play Station 1 junto a otros juegos como Gran Turismo 2 oVagrant Story. Vuelve a los orígenes en el plano artístico peromantiene y mejora todo lo aprendido en las 2 anteriores entregas parala consola de Sony. Así los escenarios se mantienen como fondosprerenderizados, con algunos elementos móviles, mientras que lospersonajes están modelados en tres dimensiones.

 

 

Laambientación de los Final Fantasy anteriores al VII tenía unoselementos comunes que se rompieron con la entrada de la saga en PlayStation. Aunque el FFVII y VIII tenían calidad de sobra muchos fansquedamos en parte desilusionados al ver esos elementos desapareceraunque otros seguían dando algo de cohesión a la saga. Esoselementos eran los que le daban el toque de cuento a los juegos, esetoque de fantasía que en muchos casos se asocia a una ambientaciónmedieval donde los castillos, las batallas entre reinos y lasprincesas suponen el eje central de las historias.

Juntocon la vuelta a los orígenes vuelven también los personajes conestilo “superdeformed” de la séptima entrega. Esta estéticaayuda a dar credibilidad a la ambientación. Un juego de estascaracterísticas con personajes estilizados no hubiera cuajado de lamisma forma. Hay que dejar claro que aunque el estilo es“superdeformed” no por ello los personajes están menosdetallados. Con diferencia son los personajes mejor detallados de lasaga tanto en modelado como en texturas. En este juego no presentan 2modelados distintos, como ocurría en FFVII, sino que en todo momentomantendrán las proporciones irreales.

 

 

 

Losgráficos en batalla mejoran, aunque NO de una forma muy notable ya queFFVIII puso el listón muy alto. Aun así hay mejoras en losmodelados enemigos, el detalle de los fondos y los efectos de luces ypartículas. Por otra parte las invocaciones, magias y ataquesespeciales pierden espectacularidad respecto a la anterior entrega.

Elmapa del mundo ha mejorado considerablemente presentado zonas conniebla, tormentas de arena, cambios día-tarde, zonas conlluvia…Las ciudades también vuelven a ser mucho más pequeñas enrelación al personaje como ya ocurría en el VII. Uno de los pocoselementos en los que no se aprecia apenas mejoras es en las C.G.quizá porque los ordenadores de la época no podían hacer nadamejor. Mantener el nivel del VIII ya es decir mucho y algunas deestas C.G. se quedarán como parte de la historia de los videojuegoscomo la lucha entre Bahamut y Alejandro.

 

 

 

JUGABILIDAD

 

Unode los cambios más importantes frente a anteriores entregas en lavuelta de los cuatro personajes en batalla. Es importante desde elpunto de vista de un fan de la serie pero en cuanto a jugabilidad nosupone mucho ya que lo mismo da manejar a 3 que a 4 personajes. Las 2distancias en batalla se mantienen, pudiendo colocar a nuestrospersonajes en una u otra en función de sus características.

Juntocon los 4 personajes vuelven también los puntos mágicos (PM) peropor contra se pierde la gran personalización que permitía el VII(materias) y el VIII (enlaces). El sistema de FFIX está basado encristales, es más simple, más clásico y aunque no es malo sehubiera agradecido algo mas…

 

 

 

Cadapersonaje tiene de serie unas características determinadas y un“trabajo”. No hay los “trabajos” (jobs) de otras entregassino que cada personaje por sus características sólo podrá equiparunos objetos determinados. Por ejemplo Viví es un mago negro y portanto los bastones serán parte de su equipo exclusivo. Cada piezadel equipo presenta una o varias habilidades. Para aprenderlastendremos que sumar los puntos indicados mediante batallas.

Aunquecon equipar el objeto ya podremos activar la habilidad es necesarioaprenderlas para poder seguir usándolas una vez cambiemos de equipo.Es una buena idea perder algo de tiempo entrenando cada 5 – 10horas para aprender todas las habilidades a las que tengamos acceso yasí de paso subimos algo de nivel.

 

Paraactivar estas habilidades tendremos que usar cristales y el númerode éstos dependen del nivel del personaje. A más nivel máscristales. Cada habilidad gasta un número determinado de cristales ypodremos activar tantas como cristales tengamos y consuman cada unade ellas. En general las mejores suponen más cristales aunque notiene porque ser la mejor estrategia, quizá más habilidades básicaste salven de una muerte segura. Las habilidades son variadísimas;desde protecciones de estado hasta mejoras de vida, defensa o podermágico. Tampoco faltan las que mejoran los ataques hacia un tipo deenemigo concreto. Junto con estas habilidades habrá otras en algunasarmas sobretodo que otorgarán habilidades que no necesitan activarsetales como hechizos para los magos, invocaciones para Garnet oataques especiales para Yitán.

 

 
Vuelven también los ataques "límite". Aunque no reciben este nombre funcionan igual que los del FFVII, es decir, la barra que los carga crece en función de daño recibido pero a diferencia de aquellos aquí son automáticos. Una vez llegue la barra al límite entraremos en el llamado "trance" y cada personaje tendrá el suyo propio. Viví podrá hacer dos magias seguidas, Garnet mejorará el daño de las invocaciones y Yitán podrá usar uno de sus ataques especiales a costa de de PM.

Ademásde todo esto durante la aventura tendremos acceso a otros minijuegoscomo saltar a la comba o cazar ranas. Lo que nunca está mal paradesconectar un poco y divertirse sin muchas complicaciones.

 

 

 

 

HISTORIA

 

Lahistoria aunque bonita pierde parte de la complejidad, en cuanto agiros y temas tratados, de otras entregas pero lo que hace, lo hacemuy bien tanto en ritmo como en desarrollo.

Nuestroprotagonista – Yitán – es miembro de una famosa banda deladrones cuyo último encargo es nada más y nada menos que raptar ala princesa Garnet del reino de Alexandria. Así empieza una historiade amor, guerras entre reinos, de luchas por el poder y la magia queacabarán por mezclarse con la propia existencia de nuestrosprotagonistas.

 

 

Lospersonajes son con diferencia lo mejor del juego. Cada uno de ellosviene identificado con una frase. Por ejemplo Viví “Ser o noser ¿cómo podemos probar nuestra existencia? Estas frasessuponen el eje central de las preocupaciones de cada personaje,preocupaciones que se irán desarrollando a medida que la historiaavanza. Aunque en algunos personajes, como el citado Viví o Steiner,se hace realmente bien en otros como Amarant, Quina o Eiko, la cosaqueda un poco descafeinada. Es una verdadera lástima que unospersonajes como estos no tengan un enemigo a la altura. Kuja como“nemesis” deja mucho que desear quedando lejos del carisma deSefirot o la locura de Kefka.

Lospersonajes secundarios también tienen un nivel pocas veces vistocon, por ejemplo, una genial banda de ladrones o una magnífica, yque por momentos parece hasta protagonista, generala de las fuerzasde Alexandria.

Unade las pegas, si se puede decir de esta forma, es la corta duracióndel juego. Realmente no es que sea corto, completarlo al 100% nospuede llevar 50 – 60 horas, pero comparado con capítulosanteriores sabe a poco. Aunque como se dice “Lo bueno si breve, dosveces bueno”

 

 

 

SONIDO

 

Comono podía ser de otra forma Uematsu vuelve a hacer una banda sonora ala altura del juego. Las canciones acompañan a la perfección cadauno de los lugares que visitemos y pasan a ser mucho más melódicasque en las entregas anteriores. Repiten los temas vocales con unincreíble “Memories of life” y otras simplemente no dejaremos detararearlas como “The place I’ll return someday”tema central deljuego.

 

CONCLUSIÓN

FinalFantasy IX supone el fin de la saga en Play Station 1 y la termina portodo lo alto con una vuelta a los orígenes y con más fantasía quenunca. Se le puede echar en cara la corta duración, la escasadificultad y la simpleza del sistema de habilidades pero esto pasa aun segundo plano frente a todas sus virtudes.

 

Pros:

  • La cumbre gráfica de PS1

  • Vuelta a los orígenes

  • Banda sonora

  • Sistema de habilidades accesible y sencillo

Contras:

  • Dificultad escasa

  • Demasiado corto

  • Kuja no está al nivel del resto.