Análisis Burnout Paradise (Xbox 360 y PS3)

Quinto título de la sagaBurnout, esta vez ambientado en la ficticia ciudad de Paradise City. Lanzadosimultáneamente en febrero de 2008 recibió muy buenas críticas porparte de la prensa especializada. Presentó algunos cambios conrespecto a los anteriores pero la mejora gráfica, el increíbleonline y la inmensidad de cosas por hacer valieron la pena.

GRÁFICOS

Por decirlo con unapalabra, increíbles. Con una imagen pueden no impresionar perocuando estás conduciendo a toda velocidad por Paradise City, con unframerate estable, con muchos coches a tu alrededor, con unas físicaspara las colisiones inmejorables y además con una buena recreaciónde daños te das cuenta de que es algo grande.

 

 

La ciudad es inmensa. Laparte derecha de la misma es la ciudad propiamente dicha y laizquierda representa las montañas que la rodean. Todo está recreadoal milímetro con cientos de detalles. Podremos recorrer las víasdel tren, meternos por callejones, subir a aparcamientos ocultos,saltar desde azoteas…casi cualquier cosa que se te ocurra en Paradise City es posible.

Los modelados se loscoches están a un buen nivel y hay gran cantidad de ellos. Durantela aventura podremos conseguir 75 a los que se suman algunas motos ycoches especiales previo pago. Con los vehículos de pago han querido jugar con los sentimientos y la nostalgia de algunos de nosotros poniendo entre otros el De Lorean de "Regreso al futuro" o el coche de los Cazafantasmas pero lo siento Criterion, conmigo no cuentes.

 

 

 

No sólo hay cantidad sino tambiénvariedad. Desde coches rápidos hasta enormes con los que es mejor nochocar. Apenas se pueden modificar más allá del simple cambio decolor aunque hay varios tipos de pintura y algunas especiales conpegatinas. El resto de coches que circulan no están al mismo nivelpero es algo totalmente lógico. Tampoco veremos personas pasear porla ciudad algo también lógico dado que esto no es GTA.

Burnout Paradise sigue laestela de los títulos anteriores, es un juego arcade. Como tal lasfísicas de conducción no serán realistas, podremos hacer derrapesde cientos de metros para terminar enderezando el coche a 200km/hpero a quién le importa si es divertido?

Cada vehículo tienetres características que son velocidad, turbo y fuerza. Tendrán unaserie de puntos repartidos entre las tres así una furgoneta serámuy fuerte pero lenta o una moto muy rápida pero carecerá de turbo.Es vital escoger el coche adecuado para superar las pruebas conformese avanza el juego.

Los coches también seclasifican según su tipo en “velocidad” o “trucos” (entreotros) y esto afectara a cómo consiguen cargar el turbo. Aunque engeneral hacer takedowns a los rivales, conducir en direccióncontraria o a mucha velocidad será suficiente para conseguirlo.

Hablando de las pruebas empezaremos el juego con un carné de principiante, para conseguirmejorar tendremos que superar pruebas y para acceder a éstastendremos que pulsar L2+R2 ó RT+LT cerca de un semáforo. Todas laspruebas, menos las de trucos, empiecen en el lugar que empiecen,terminarán en uno de los 6 puntos prefijados del mapa (los 6 puntoscardinales). Esto hace que en parte tengamos las sensación de hacersiempre lo mismo pues aunque al principio con unas pocas pruebasbasta para ascender al final tendremos que hacer más de 30 y puedellegar a hacerse monótono.

 

Las pruebas pueden sercarreras de 6, uno contra uno, todos contra ti, carreras de tiempo ode trucos. Las carreras normales, de tiempo y todos contra ti sonidénticas sólo variando la cantidad de participantes desde 6 hastatú sólo. En todas ellas podremos empujar a nuestros adversarioscontra otros vehículos o paredes para hacerles perder tiempo y ganarturbo. La misión es llegar a la meta. En las de trucos deberemossuperar una determinada puntuación encadenando turbos, derrapes,saltos y vueltas de campana. Al principio es muy fácil de superarpero llegadas cifras superiores a los 100.000 puntos es necesarioconocer al dedillo la ciudad para llegar al supersalto justo despuésde un largo derrape y del fin del turbo.

Al ir superando pruebasno sólo conseguiremos mejorar nuestro carné sino que tambiéntendremos acceso a nuevos vehículos. Algunos, pocos, seránentregados directamente al desguace por lo que sólo tendremos que ira buscarlos. Otros entrarán en circulación por la ciudad ytendremos que hacerles un takedown para conseguirlos. Es una formaoriginal pero sobretodo divertida de hacerse con nuevos coches.

Ya que sólo hacerpruebas podría resultar monótono, que lo llega a ser por desgracia,hay en la ciudad una infinidad de cosas por hacer. Destrozar 120carteles, hacer 60 supersaltos y romper 400 vallas publicitarias sonalgunas de estas cosas. Están genialmente repartidas por lo que parahacer un supersalto generalmente tendremos que romper un par devallas amarillas para terminar el salto rompiendo un cartel.Encontrarlos todos es una tarea larga y difícil.

En su versión originalno se incluyeron las motos pero Criterion decidió meterlasgratuitamente en una actualización junto a un buen doblaje alcastellano. Así pues las motos también tienen sus poprias pruebasque son nada más y nada menos que 50. La conducción de éstas esbuena pero al carecer de fuerza para empujar a los rivales no son unvehículo útil.

 

 

 

 

Como si todo esto nofuera suficiente tendremos a nuestra disposición la nada desdeñablecifra de 490 desafíos online a cual más divertido. De esto hablaréen el apartadoonline.

 

 

SONIDO

 

 

Como he comentado antesel juego original viene en inglés texto y voces. Al actualizarlo,gratuitamente vuelvo a repetir, podremos disfrutar del mismo encastellano. El doblaje cumple sin mas aunque por momentos podremosllegar a odiar al señor “Bandit” de CrashFM pero es de agradecereste detalle por parte de Criterion.

El resto de sonidos;derrapes, motores, golpes…está bien recreado sin mas.

El tema principial de labanda sonora, Paradise City de Guns’n’Roses le viene que ni pintadodado el nombre del juego y es una genial canción. Durante la conducción por la ciudad podremos cambiar de canción a placer. La cantidad no es muy grande pero son muy varidadas llegando a incluir piezas de música clásica algo que muchos agradecemos desde PGR. 

 

 

ONLINE

 

Este apartado representael 50% de la diversión y duración del título.

Se accede a los modosonline una vez jugando desde la cruceta. Podremos buscar partidas“freeburn” donde cada uno va a lo suyo por ciudad o carreras.También podremos crear la nuestra propia si queremos jugar conamigos.

 

 

La grandeza de esteonline radica en los 490 desafíos online a superar. Estos desafíosse pueden activar, como creador de la partida, desde el modo“freeburn”. Pueden ser simples o en grupo y aunque en grupo sondivertidos con amigos pueden llegar a ser imposibles y desesperantescon gente desconocida bien porque no sepan que hacer o porque noquieran hacerlo. Desde llegar hasta un determinado lugar del mapahasta hacer 300 metros de saltos, acumular 20 segundos de turbo,conseguir saltar por un lugar terminado, llegar a zonas ocultas demapa, subir a la azotea de un aparcamiento, conseguir X puntos detrucos, ir todos contra uno o contra ti…casi cualquier cosa osimaginéis.

La conexión esrapídisima por lo menos en Xbox 360, dando problemas puntuales deconexión pero muy poco lag en todas las partidas. Se admitecomuniación por voz y partidas de hasta 8 usuarios.

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

Burnout Paradise esactualmente por posibilidades, duración, online y diversión elmejor, o uno de los mejores, arcades de conducción del mercado. Laúnica pega son los vehículos previo pago y problemas muy puntualesde conexión, por lo demás un juego redondo.

Pros:

  • Colisiones

  • Muchos vehículos y original forma de conseguirlos.

  • Online

  • Duración y diversión


Contras:

  • Coches de pago 🙁

  • No conseguir superar un desafío porque alguien no quiera participar