A Fondo: Mass Effect (X360)

Tuve mucho esceptismo en la compra de este juego: por una parte, una crítica casi unánime levantaba a esta obra a una de las más grandes de la generación actual, y por otra, los usuarios se encontraban bastante emocionados con la densa historia y la amplitud de personajes, tanto secundarios como principales.

Por esto mismo, y con mi apatía a los juegos de rol, y mi desconocimiento sobre este juego, me puse manos a la obra para ver uno de los títulos que, finalmente, más me han gustado en mi corta experiencia en este mundo.


Embarcándonos en el destino

Desde la piel del comandante Shepard (siendo hombre o mujer, siempre se referirán hacia nosotros de esta forma), deberemos erradicar una amenaza que pondrá en peligro a todo el universo.

En un principio, y como suele suceder en la mayoría de juegos, la historia principal puede ser sencilla y típica, pero en un juego que tiene tintes de obra maestra, se separa de los juegos mediocres (o incluso notables) por el desarrollo y el entrelazado de todas las historias que conviven, un claro ejemplo de maestría.

Sin extenderme mucho más, el juego es bastante lento y pausado, como sucede en juegos de este tipo (aún así, el comienzo es demasiado lento a mi gusto, aunque volviendo a jugar desde el principio, todos estos pensamientos se desvanecen por completo).

Desde este punto, deberemos inspeccionar numerosos planetas (desde los que siguen el arco principal de la historia, hasta lugares inhóspitos), acompañados por otros dos compañeros (siempre son dos, aunque se pueden intercambiar después de estas inspecciones). Además, y para ir más rápidos, vamos acompañados de un “todoterreno espacial”, llamado Mako, en el que investigaremos y acabaremos con los enemigos en menor tiempo.

Cabe destacar que estas fases se hacen demasiado pesadas porque las distancias son bastante grandes. Por eso mismo, para ir de un lugar a otro, deberemos coger este vehículo. Perfeccionando más, también destacaré el mal control de este vehículo, porque parece que pese como una hoja de papel.

Técnicas de combate

Dentro de los numerosos combates que se celebran en el juego, nos pondremos en una visión de 3ª persona, empleando el sistema de coberturas tan utilizado como en Gears of War. También destacaré que ese empleo no es tan preciso, pero sabe jugar muy bien con el entorno.

Dispondremos de cuatro tipos de armas, como la famosa “pistolita” (las llamo así amablemente, porque no suelen ser muy eficaces), una escopeta o fusiles. Depende de la clase que hayamos cogido dentro de un total de 6 (soldado, ingeniero, adepto, infiltrado, vanguardia – el que cogí – y centinela), tendremos más o menos puntería con cada tipo de arma. Pero distanciándose en el sistema, utilizaremos un tipo de poderes bióticos que complementarán a las armas de fuego y darán espectacularidad a estas fases. Al principio, cuesta un poco hacerse con los controles, pero enseguida resulta muy intuitivo y eficaz.

Un detalle negativo es la posición y efectividad de las granadas: dispararemos desde el botón “Back”, y simplemente, desconcierta al jugador y no se utilizará asiduamente.

Para poder recuperarnos, emplearemos el Medigel, un medicamento por el que restaurará parcialmente a nuestro pelotón. Aunque tengas más de uno, deberás esperar hasta que se recargue complemente si queremos volver a utilizar el Medigel.

Como todo RPG, por cada muerte y evento que consigamos, acumularemos puntos de experiencia que irán aumentando nuestro nivel de experiencia, además de conseguir Medigel y Omnigel (imprescindible para encontrar pistas y reparar nuestro Mako).

Como novedad (no como en KOTOR), tendremos dos medidores de Virtud y Rebeldía, que aumentarán conforme respondamos a las diferentes decisiones que tomemos en momentos puntuales de la historia. Por ejemplo, si realizas respuestas sin escrúpulos, el medidor de Rebeldía aumentará.

Con todo esto, podemos deducir que se trata de un sistema bastante efectivo, y sobretodo ágil y muy divertido.


Deslumbrando la fantasía

En este punto, el técnico, existen algunas sombras en la que se podía haber denominado en un apartado redondo y simplemente fascinante.

Para empezar, contamos con un motor Unreal Engine 3, más visto que los cromos, pero que continúa siendo uno de los motores gráficos más versátiles y potentes visto hasta esta misma fecha.

En primer lugar, los bastos escenarios están repletos de detalles y están francamente inspirados, aunque pecan de pocos elementos los que aparecen en pantalla. Los numerosos planetas y la Ciudadela (lugar de unión entre las especies del universo), están cuidados con detalle y presentan un gran aspecto.

Los rostros de los personajes tienen unos movimientos muy reales, y todos van coordinados con la voz que escuchamos. Todo esto, lo podemos apreciar con más detalle en las numerosas conversaciones que tendremos a lo largo del juego, aprovechada por un sistema de cámaras muy cuidado y que te pone en tensión en los momentos “cumbre”.

Artísticamente, uno de los mejores juegos de toda esta generación.

Pero todo esto repercute muy negativamente al aspecto tecnológico, y es que es, con diferencia, el peor aspecto del videojuego. Existen constantes bajadas de frames a lo largo de todo el juego, independientemente de la zona y en el momento en el que no encontremos.

Para poder suplir en algún modo estas carencias, se utilizan los “malditos” ascensores, más lentos que los que utilizaban los cavernícolas, y que ya podían poner la musiquita típica de espera (en la Ciudadela te ponen las noticias, pero no es lo mismo).

Para finalizar este apartado, también tendremos en cuenta la tardía aparición de elementos en pantalla, “made in Unreal Engine 3”.

En último lugar, nos encontramos con un apartado sonoro bestial, con melodías francamente buenas y animadas (tanto en momentos de tensión como en investigación). El juego viene en unas excelentes voces en inglés, y un gran subtitulado en español, con ingentes cantidades de diálogos.

Todo un gran comienzo tiene un gran final

En resumidas cuentas, y después de unas 20 horas de arco principal de la historia, podemos decir con total rotundidad que es uno de los mejores juegos del catálogo de X360 (versión probada) y PC, y que no nos dejará indiferente a nadie.

Quitando el inicio demasiado lento y los problemas tecnológicos, estaríamos hablando de un juego casi perfecto del que todos deberíamos tener en nuestras colecciones, porque es una verdadera obra maestra.

Puntuación:

Jugabilidad: 10
Tecnología: 7
Gráficos: 9’5
Sonido: 10
Innovación: 9
Personal: 9’5


Global: 9’5

Obra Maestra