«Los juegos deberían contener más humor»

Hay un fenómeno que se dio en los protagonistas de los juegos de últimageneración que me parece una mierda. Mientras que los JRPGs intentan ser lo másépico, los juegos de occidente estilo acción o shooters tan comunes intentanser badass. Si, ese término usado para la típica persona con estilo que te va apatear el culo. 

¿Qué tienen en común Altair, el comandante Shepard, Connor Kenway (AC3),Chris Redfield, Sam Fisher, Dante Dmc y muchísimos otros protagonistasde la septima generación? Todo. Son mercancía, simple resultados dela demanda en algo que dejó de ser arte para convertirse en un mercado. Siles quitáramos sus cuerpos y pusiéramos sus almas en un espacio vacío, noencontraríamos diferencia entre uno y otro. Son todos unos  putos wannabe de aquellos personajesque realmente hacían honor a este tipo de protagonistas, el ejemplo perfectosería Solid Snake desde sus orígenes en la era Playstation 1, incluso en susorígenes más remotos en la MSX.

El asunto es que hace unas semanas, Tim Schafer, conocido como creadorde las situaciones divertidas en los míticos Monkey Island 1 y 2, hizo lasiguiente declaración:

"Si el juego no es divertido (gracioso), está faltando algo”

Acompañado a esta explicación puso comoejemplo de que la mayoría de los juegos se basan en cosas que no pueden pasaren la vida real, y que si al menos no le añaden una situación humorística,entonces nadie se lo va a creer.

Mi interpretación personal de este tema esque cuando uno está jugando un juego con tintes de humor, entonces encara lahistoria desde otra perspectiva. Y no quiere decir que uno exija menos, sinoque simplemente espera otras cosas que un juego con una trama seria que seashockeante. Y justamente ese es elproblema de muchas superproducciones(no confundir con títulos sin mucha fama, o con juegos independientes) dehoy día: a nadie se le cruza la idea de hacer un juegazo basado en el humor. Seproponen la idea de un juego totalmente serio, de una historia que nos hagallorar como si se tratara de algo tan simple, y ese el resultado: están usandola misma fórmula que no funciona para los machos que saben que no todo es untipo que rompa culos (o mejor dicho, funciona para los maricones)

Muchas veces, la fórmula es relajarse ysencillamente burlarse de todo, romper la cuarta pared, situaciones absurdas yfuera de lugar, música distinta a la épica, y burlarse del protagonista conestilo.

 

¿Castlevania? ¿Metroid? ¿O tal vez Megaman?A la mierda. Earthworm Jim es el mejor juego de plataformas de los 90. Muchosse deshacen en alabanzas a un título de la saga Castlevania: Super CastlevaniaIV. Bueno, Jim le rompe el culo con dos simples premisas: 1) es un puto cago derisa, 2) derrocha originalidad y 3) la dificultad es muy elevada, y eso essinónimo de duración (al menos en aquella época).

Dios mío. El Jim. Tremendo juegazo y unejemplo a seguir para todas las mierdas que sacan ahora, no miento cuando digo que cada nivel era una puta sorpresa. CADAUNO. Eran tremendamente jodidos y daban ganas de aplastarte las pelotas, ¿peropor qué mierda continuabas jugando de todas formas? Para tener el gusto de verel nivel siguiente.

Cada pantalla era una puta sorpresa, sinexagerar, y no me cansaré de repetirlo. No puedo describirlo, hay que jugarlo,este juego lleva el humor a otro nivel. No me quier explayar mucho ya queplaneo dedicarle una entrada algún día de estos.

 

Y llegando al final, hablar de humor en losvideojuegos, sin señalar una de las mejores aventuras gráficas de todos lostiempos es hablar al aire. En mi opinión es la mejor aventura gráfica: jodida yenredada, con algunos puzles que son imposibles de resolver usando la razón,debido a las locuras que hay que hacer.

Este juego es una delicia, sus diálogos,parte importantísima en las aventuras gráficas, son de lo más cómico en elmundo de los videojuegos. Un humor muy absurdo, con diálogos que nos harán morirde risa. Y lo mejor de todo es que realmente no necesitaban buenos gráficos, yaque jugaban con la expresión del protagonista. Es decir, ver a Threepwood conesa cara de inocente diciendo esas cosas… es lo indicado, y por eso el juego no envejece.