Recuerdos de Final Fantasy X

 

En incontables ocasiones he leído a muchos fans de la saga Final Fantasy (FF) decir que el mejor de la serie es sin duda el VII. Algunos también opinaban que el VI y el VIII tampoco estaban mal. Sin desmerecer estas opiniones (ya que creo que todos los FF aportan algo nuevo y son juegos de excelente factura), para mi el mejor de la serie es el FFX.

Indudablemente, la calidad de un RPG está en gran medida en la historia que se nos presente y la identificación que cada jugador tenga con ésta y sus personajes. Si bien es cierto que el FFVII marcó a muchos jugadores gracias a la innovación a nivel técnico que se presentó y a su tremenda historia, considero que FFX debe situarse entre los mejores ya que también supuso un salto de calidad entre lo visto en PSONE y PS2.

 Centrándome un poco más en el juego, me quedé fascinado con su historia y lo bien llevada que está durante todo el desarrollo. Sus giros argumentales me parecieron excepcionales, cuando pesabas que el juego estaba a punto de terminar o que los acontecimientos iban a tomar una determinada dirección, saltaba la sorpresa y te enfrentabas a algo totalmente inesperado.

El número de personajes es extenso. Acompañando al protagonista, Tidus, en su viaje por Spira encontramos a Yuna, Lulu, Wakka, Kimhari, Auron y Rikku. Cada uno de estos personajes aporta en cada momento una perspectiva distinta a la historia. Tidus es el joven alegre y divertido que siempre piensa en positivo, al igual que Rikku y Wakka. Lulu es el arquetipo de mujer madura y sabia que aporta experiencia al grupo y la sensatez necesaria en las ocasiones de peligro. Yuna es la chica que aunque resignada a lo que el destino le aguarda, decide emprender el viaje para salvar a Spira de Sinh. Y Auron… siempre Auron. Personaje enigmático del que vamos descubriendo cosas sobre su verdadera naturaleza a medida que avanza el juego, representa la fuerza, experiencia y la determinación necesaria para que la aventura llegue a buen puerto.

 Final Fantasy X puede ser criticado por su linealidad. Es cierto, en ningún momento se nos da la posibilidad de realizar una misión antes que otra o de visitar el sitio que se nos apetezca (hasta que llegamos a la parte final del juego en la que conseguimos la aeronave). Pero, ¿no es el viaje de Yuna y compañía de lo que este juego verdaderamente trata? Creo que esta historia no fue concebida para plantear un juego en el que se nos diera total libertad, es más, pienso que de haber sido así, la trama argumental se hubiera visto realmente mermada.

En cuanto a gráficos, simplemente debo decir que en aquellos días este juego fue realmente espectacular. Si bien a nivel visual "in game" sus escenarios y efectos de luces en las batallas eran sensacionales, sus películas entre medias del juego son sencillamente colosales.

Lo único negativo que le encontré en su día fue su no conversión a 60hz (el mercado europeo tan bien tratado como siempre) lo que hacía que en las pantallas de exploración Tidus pareciera que estuviese flotando en lugar de correr. Tampoco me gustó la transición entre las pantallas de exploración y las batallas.

 En definitiva, para mí este título es de aquellos que marcan a los jugadores. De esos que siempre te acordarás de haber jugado y que supuso algo importante al haberlo hecho. Gracias a él le debo mi actual fanatismo a esta gran saga y a mi afición a los buenos RPG’s. Ahora que empiezo a trabajar, me será complicado terminar este tipo de juegos aunque creo que de esta forma me durarán más tiempo.

Un saludo a todos y gracias por leerme.

Wii: ¿revolución o reinvención?

Las ventas y el éxito de la Wii hasta el momento son indiscutibles. Todo el mundo habla de ella y son más de veinte millones de personas en todo el mundo las que disfrutan de este sistema. Pero yo me pregunto: ¿es Wii una competidora directa de la Xbox 360 y de PS3? A esta pregunta es sobre la que reflexiono en este post. 

 

En mis próximos post voy a realizar un análisis personal sobre las tres consolas de sobremesa que forman parte de la nueva generación. Estos comentarios son totalmente personales y por supuesto, no que decir tiene que diré algunas cosas en las que no tengáis que estar de acuerdo. Tan sólo os presento mi opinión de cada consola y estoy abierto a comentarios de cualquier tipo. Me parece acertado comenzar este repaso por la consola más vendida del momento: Wii. 

 

Antes del lanzamiento de esta consola y cuando ya se conocían las particularidades de su mando y la apuesta de Nintendo por un nuevo concepto de juego, les decía a mis amigos lo siguiente: o esta consola se convierte en un éxito total y revoluciona el mercado o será un tremendo fracaso que acabe asestando un duro golpe a Nintendo. Parece que, de momento, estamos ante el primero de los escenarios planteados. 

Las antecesoras de Nintendo, GameCube y N64, no habían gozado del mismo éxito que en su día tuvo la Super Nintendo y tras haber pasado por momentos un tanto duros, la compañía japonesa necesitaba dar un golpe sobre la mesa y hacer ver a sus competidores que todavía tenían un sitio reservado en el panorama del videojuego.

 Bajo mi punto de vista, Wii no es una consola de videojuegos y por tanto no representa una lucha directa contra Sony y Microsoft. Pienso que lo que ha hecho Nintendo (y de una forma magistral) es darle una vuelta a los juegos que tradicionalmente se jugaban en tableros de mesas junto con toda la familia y adaptarlos a los nuevos tiempos mediante un sistema de entretenimiento revolucionario. Antes las familias jugaban al parchís y ahora juegan al Wii Sports o al Mario Kart. Este es el enfoque que yo le doy a esta consola. 

 Como se viene comentando en otros lugares, esto puede representar una amenaza para los otros dos sistemas y para el desarrollo de videojuegos tradicionales (existen varios artículos en Meristation que versan sobre estos temas). Creo que la respuesta a esta incógnita no la veremos hasta dentro de unos años, aunque pienso que estamos ante dos vertientes diferentes que no tienen necesidad de molestarse la una con la otra. Simplemente ambos sistemas de entretenimiento (el harcore y el casual) tienen demandas diferentes, lo cual no quiere decir que una extermine a la otra. 

Por otro lado, alabo la labor de Nintendo. Gracias a esta compañía, parece que los medios no se ceban con los posibles efectos negativos que tiene el ocio digital y electrónico sobre los usuarios y cada vez escuchamos más noticias relacionadas con lo beneficioso que resulta que los miembros de una familia se junten para jugar al Super Mario Galaxy. 

 Para concluir, resumo en varios puntos lo que considero más importante de esta consola:

1)      Se terminará convirtiendo (si no lo es ya) en la consola “casual” por excelencia

2)      Los denominados “hardcore gamers” no deben(mos) estar preocupados por la emergencia de estos sistemas, ya que siempre existirá una demanda importante de este tipo de juegos que será satisfecha

3)      Wii ha devuelto a Nintendo a un lugar de privilegio dentro del ocio electrónico.

4)      ¡Enhorabuena a todos los poseedores de esta consola que os divertís tanto! 

Un saludo a todos lo que leéis mi blog. 

P.D: Esta entrada es una opinión totalmente personal y con ella no pretendo ofender a nadie, es más, estoy totalmente en contra de la llamada “Guerra de Consolas”.

 

Skies of Arcadia, el legado de Dreamcast

 

A partir del artículo de hoy en Meristation en el que se recogen algunos de los mejores juegos que no han tenido secuela, he decido recordar a uno de ellos que no se ha mencionado en el reportaje. 

En el año 2001 llegaba a Europa un RPG de Sega para su consola Dreamcast. En aquellos momentos, yo era poseedor de la consola blanca de esta compañía y fue un amigo mío el que me animó a jugar a este juego. La verdad que le estoy agradecido a este amigo por haberme hecho esta recomendación. 

Skies of Arcadia es, bajo mi punto de vista, uno de los mejores RPG a los que yo haya jugado. En mi opinión, este juego no ha tenido el reconocimiento o el legado de otros títulos (llámense Final Fantasy, Vagrant Story u otros tantos juegos de rol de renombre) debido al estrepitoso fracaso en el que se convirtió la última consola de Dreamcast. Quizá por ello, no mucha gente pudo disfrutar de este juego, por lo que su repercusión fue menor que la de otros títulos.  

En el año 2003 se realizó un remake para la consola GameCube de Nintendo, llamado Skies of Arcadia Legends. Este juego tampoco tuvo un gran éxito dentro de esta consola, siendo sus ventas y su expansión más bien escasa.

 Hablando un poco más en detalle del juego (en el que no desvelaré ningún elemento de la trama, por si hay alguien que desee probarlo) debo de decir que contaban con unos gráficos bastante buenos para las capacidades de la consola, en el que se nos mostraban unos personajes y escenarios muy coloridos y alegres. El sistema de batalla era el tradicional por turnos, en el que se nos daba la opción de tomar distintas acciones convencionales como la de atacar, usar objetos, magias o realizar las llamadas habilidades especiales de los personajes. 

El argumento es sin duda el mejor apartado de este juego. Al principio, la trama nos puede resultar un poco absurda (o al menos, eso me pasó a mí cuando lo jugué en su día). Vyse es un pirata aéreo que desea surcar los cielos en busca de aventuras junto a su amiga Aika. Ambos conocen a Fina, una chica de enormes poderes mágicos que viene de otro planeta y que debe reunir los seis cristales lunares. A medida que se desarrolla el juego, experimentamos que la trama se va complicando cada vez más. Conocemos a nuevos personajes, descubrimos nuevas ciudades, tramas políticas, enfrentamientos y un sin fin de giros de argumento que nos dejarán en más de una ocasión con la boca abierta. 

Guardo un buen recuerdo de este juego ya que fue uno con los que más disfrute con mi ya desaparecida Dreamcast. Son de esos juegos a los que juegas sin estar convencido de que te vaya a gustar, con muchas dudas antes de decidirte a ponerlo en la bandeja de la consola y pensado que tienes otros muchos títulos con los que lanzarte antes de probarlo. Pero sin duda, para mí fue uno de los grandes aciertos en experiencia de juego que he tenido. Por supuesto, se lo recomiendo a todos aquellos que no lo hayan probado aún y tengan la posibilidad de jugarlo.

 Actualmente, he leído muchos artículos referentes a la posibilidad de realizar bien un remake del juego original en plataformas de nueva generación o de una secuela. Particularmente me encantaría poder volver a jugar al original o de poder continuar las aventuras de estos personajes mediante una secuela. Desgraciadamente, no se ha producido ninguna noticia al respecto, o por lo menos, de la que yo tenga constancia. 

Desde mi modesto blog, he decidido darle un pequeño homenaje a este gran juego de una de las consolas peor tratadas de la historia como fue la Dreamcast. Un juego que al igual que el sistema que lo hacía funcionar, se merecían un lugar mejor en el paraninfo de los videojuegos. 

Un saludo.