Wii: ¿revolución o reinvención?

Las ventas y el éxito de la Wii hasta el momento son indiscutibles. Todo el mundo habla de ella y son más de veinte millones de personas en todo el mundo las que disfrutan de este sistema. Pero yo me pregunto: ¿es Wii una competidora directa de la Xbox 360 y de PS3? A esta pregunta es sobre la que reflexiono en este post. 

 

En mis próximos post voy a realizar un análisis personal sobre las tres consolas de sobremesa que forman parte de la nueva generación. Estos comentarios son totalmente personales y por supuesto, no que decir tiene que diré algunas cosas en las que no tengáis que estar de acuerdo. Tan sólo os presento mi opinión de cada consola y estoy abierto a comentarios de cualquier tipo. Me parece acertado comenzar este repaso por la consola más vendida del momento: Wii. 

 

Antes del lanzamiento de esta consola y cuando ya se conocían las particularidades de su mando y la apuesta de Nintendo por un nuevo concepto de juego, les decía a mis amigos lo siguiente: o esta consola se convierte en un éxito total y revoluciona el mercado o será un tremendo fracaso que acabe asestando un duro golpe a Nintendo. Parece que, de momento, estamos ante el primero de los escenarios planteados. 

Las antecesoras de Nintendo, GameCube y N64, no habían gozado del mismo éxito que en su día tuvo la Super Nintendo y tras haber pasado por momentos un tanto duros, la compañía japonesa necesitaba dar un golpe sobre la mesa y hacer ver a sus competidores que todavía tenían un sitio reservado en el panorama del videojuego.

 Bajo mi punto de vista, Wii no es una consola de videojuegos y por tanto no representa una lucha directa contra Sony y Microsoft. Pienso que lo que ha hecho Nintendo (y de una forma magistral) es darle una vuelta a los juegos que tradicionalmente se jugaban en tableros de mesas junto con toda la familia y adaptarlos a los nuevos tiempos mediante un sistema de entretenimiento revolucionario. Antes las familias jugaban al parchís y ahora juegan al Wii Sports o al Mario Kart. Este es el enfoque que yo le doy a esta consola. 

 Como se viene comentando en otros lugares, esto puede representar una amenaza para los otros dos sistemas y para el desarrollo de videojuegos tradicionales (existen varios artículos en Meristation que versan sobre estos temas). Creo que la respuesta a esta incógnita no la veremos hasta dentro de unos años, aunque pienso que estamos ante dos vertientes diferentes que no tienen necesidad de molestarse la una con la otra. Simplemente ambos sistemas de entretenimiento (el harcore y el casual) tienen demandas diferentes, lo cual no quiere decir que una extermine a la otra. 

Por otro lado, alabo la labor de Nintendo. Gracias a esta compañía, parece que los medios no se ceban con los posibles efectos negativos que tiene el ocio digital y electrónico sobre los usuarios y cada vez escuchamos más noticias relacionadas con lo beneficioso que resulta que los miembros de una familia se junten para jugar al Super Mario Galaxy. 

 Para concluir, resumo en varios puntos lo que considero más importante de esta consola:

1)      Se terminará convirtiendo (si no lo es ya) en la consola “casual” por excelencia

2)      Los denominados “hardcore gamers” no deben(mos) estar preocupados por la emergencia de estos sistemas, ya que siempre existirá una demanda importante de este tipo de juegos que será satisfecha

3)      Wii ha devuelto a Nintendo a un lugar de privilegio dentro del ocio electrónico.

4)      ¡Enhorabuena a todos los poseedores de esta consola que os divertís tanto! 

Un saludo a todos lo que leéis mi blog. 

P.D: Esta entrada es una opinión totalmente personal y con ella no pretendo ofender a nadie, es más, estoy totalmente en contra de la llamada “Guerra de Consolas”.