Xbox 360: la aspirante

Después de lo acontecido en el pasado E3 y tal y como prometí, sigo repasando mi opinión personal sobre las consolas de nueva generación. Tras el post de Nintendo y su Wii, le toca el turno a la 360 de Microsoft.  

 

La anterior Xbox no fue lo que sus creadores pensaron en algún momento. PS2 estaba en un momento dulce y no existía consola o plataforma en el mundo que pudiera hacerle sombra. Tras acabar con Dreamcast, las ventas de sus competidoras se vieron ensombrecidas por el tremendo éxito de la consola de Sony.  

 

Con 360, Microsoft inauguro el camino de la presente generación e intentó solventar los errores pasados. Y así creo que lo está haciendo. Una capacidad técnica tremenda de la consola unido a un variado parqué de juegos para todos los gustos están haciendo a la XBox como la consola mejor posicionada para llevarse la victoria de la nueva generación. Si a esto sumamos el reciente anuncio del Final Fantasy XIII, no hace falta ser muy inteligente para darse cuenta de que la candidatura de Microsoft está sobre la mesa. 

 

 Al principio pensaba que Sony iba a ser algo más agresiva en estos primeros años. Pero parece que un exceso de confianza están llevando a perder credenciales a la compañía japonesa. Veremos que nos deparan los siguientes meses, que según Sony va a ser cuando realmente empecemos a ver el potencial real de PS3. Mi opinión es que se han confiado demasiado y que las third parties se están dando cuenta de ello, por lo que están decidiendo hacer juegos multiplataforma que responden mejor a sus intereses.  

 

 Probablemente, las ventas de las consolas de Microsoft y Sony en esta presente generación sean parejas (desastre total en Japón para Microsoft, que no consigue hacerse un hueco en ese mercado) pero quizás los de Redmont estén preparando bien el camino para dar el golpe de gracia en la siguiente generación de consolas.  

 

Una vez más, gracias por visitar mi blog y desde aquí expreso mi satisfacción por haber visto un artículo mío en portada. 

 

Un saludo a todos.