Sherlock Holmes: el caso del escalpelo mellado

En una época en la que el género de la aventura gráfica estaba en su máximo esplendor, surgieron varios títulos que serán recordados por los jugadores con gran cariño y admiración. A los de sobra conocidos Monkey Island, Indiana Jones, Loom o Maniac Mansion por citar a algunos, se les podría unir el título del cual voy a hablaros en este artículo. 

En el año 1992, la compañía Infogrames lanzó al mercado una aventura gráfica basada en la obra de Arthur Conan Doyle. Personalmente, creo que este juego supuso una vuelta de tuerca en el género ya que fue la primera aventura gráfica de argumento serio a la que jugué (Indiana Jones, pese a tener una historia madura tenía muchos tintes jocosos). 

The Lost Files of Sherlock Holmes: el caso del escalpelo mellado fue uno de esos juegos que no deja indiferente a nadie. Su mecánica era la típica de cualquier aventura gráfica: existía una pantalla para movernos a los diferentes lugares de Londres que iban apareciendo a medida que avanzábamos en la historia y los lugares en los que desarrollamos nuestra aventura con las clásicas acciones de hablar, coger, tirar… 

La historia que se nos presentaba era trepidante y llena de giros argumentales que nos dejaban con la boca abierta a medida que avanzábamos en el juego. En esta ocasión, Sherlock Holmes y su inseparable amigo el Dr. Watson se enfrentaban a un asesinato de una actriz de teatro. En un principio todo apuntaba a que Jack el Destripador podría estar detrás del crimen aunque los acontecimientos que marcan el transcurso de la historia apuntarán a diferentes sospechosos.

 

 

  Pantalla de juego  

 

Como en todas las aventuras gráficas, este juego hizo tenerme delante del ordenador rompiéndome la cabeza para poder averiguar cuál era el siguiente paso necesario para avanzar. Nada más comenzar, recuerdo que quedé atrapado en la habitación del camarote de la mujer asesinada hasta que me di cuenta de que algo brillaba debajo de un armario. Tras coger ese objeto y dárselo a un hombre, finalmente pude seguir avanzando en mi aventura… y tan sólo era el comienzo. 

 

El juego nos lleva a diferentes escenarios de la ciudad de Londres donde tiene lugar la acción. El Covent Garden o el río Thamesis están presentes en este título. El juego tiene la virtud de presentarnos a un Sherlock Holmes como todos nos lo imaginamos: un detective implacable, bohemio, apasionado por descubrir la verdad, con múltiples conocimientos de los más variopintos temas… Para mí, más que una aventura gráfica parecía como si estuviera leyendo una novela en la que yo era el responsable de escribir la siguiente página mediante los enigmas que nos proponía la aventura.

Por supuesto, además de Watson durante el transcurso de la historia harán acto de presencia otros personajes pertenecientes al universo Sherlock como Lestrade, Tobias o Stanley Hopkins. 

El caso del escalpelo mellado es un título que merece ser jugado por todos aquellos amantes de las aventuras gráficas y seguramente recordado por todos los que pudimos disfrutarlo en su día (era muy niño, pero a pesar de ello me encantaban estos juegos). 

 

Sherlock Holmes se merece un lugar entre los grandes como Guybrush o Indiana en el género de las aventuras gráficas, un estilo de juegos que hoy en día a caído un poco en el olvido, pero que siempre tendremos en nuestros corazones de jugones. 

 

Un saludo y hasta la próxima.