Game & Watch: portátiles para la historia

Durante principios de los años 80, surgieron unas “maquinitas” bastante curiosas creadas por una compañía japonesa… una tal Nintendo. Por aquel entonces, casi no había nacido pero gracias a mis hermanos llegarían a mi poder allá por los finales de aquella década. Con tan sólo cuatro años, me decidí a entrar en el mundillo de los videojuegos de la mano de estos aparatos que causaban sensación durante la época.

Estoy hablando de las Game & Watch de Nintendo que fueron las primeras consolas portátiles con repercusión de la historia. Hablo de ellas en plural ya que cada una de ellas contenía un juego por separado. Para aquellos que no las conozcáis daré algunas nociones sobre estas consolas (para mayor profundidad, consultad a San Google o a Santa Wikipedia donde encontraréis numerosas entradas sobre estos sistemas) se trataban de unas portátiles similares a lo que hoy en día es una Nintendo DS. Su pantalla era de un solo color y funcionaban de la misma manera que una calculadora. Podíamos encontrar Game & Watch de una o dos pantallas aunque también se llegaron a comercializar algunos modelos más extraños que nunca llegué a ver (o quizás era lo demasiado pequeño como para recordarlas). Estas consolas funcionaban con dos pilas de botón que solían proporcionar una autonomía bastante duradera. 

Recuerdo con bastante cariño cada una de ellas con las que jugué (y que todavía conservo en perfecto estado en mi baúl particular “retroconsolero”). Mi favorita era la Donkey Kong, de color naranja. En este videojuego, Mario tenía la misión de rescatar a la princesa de las garras de Donkey Kong, que la había secuestrado en una especie de edificio en construcción. Nuestro objetivo era conducir a Mario hasta cada uno de los anclajes que sostenían el andamio sobre el cual Donkey Kong nos lanzaba barriles que dificultaban nuestra tarea. Finalmente, cuando conseguíamos eliminar todos los anclajes, Donkey Kong caía al suelo y nosotros, como en las buenas películas,  nos quedábamos con la chica. Una vez hecho esto, tocaba repetir la operación tantas veces como pudiésemos.  

 

 

También me gustaba mucho la G&W de Zelda. En ella, manejábamos a Link (¿a quén si no?) con el que teníamos que lidiar con esqueletos y otras criaturas hasta llegar al enfrentamiento con el dragón que custodiaba cada uno de los “triforces”. Cuando los recolectábamos todos, salvábamos a la princesa.  Otras Game & Watch con las que pasé bastante tiempo juegando fueron la Super Mario Bross, en la que teníamos que cargar un camión con cajas con la ayuda de Luigi, Gold Cliff, Donkey Kong II, Squish, en la que manejábamos a un personaje que intentaba evitar los bloques para no ser aplastado y Life Boat, en la que nuestra misión era salvar a las personas que se lanzaban de un barco en llamas y llevarlos sanos y salvos a cada uno de los extremos.  

Con todas ellas pasé muy buenos ratos y, en cierto modo, son las responsables de mi actual pasión por los videojuegos en general. Desde muy temprano, Nintendo se hacía presente en el mundo de las consolas, es por ello por lo que me causa mucha tristeza escuchar comentarios ofensivos por parte de muchos foreros hacia esta empresa en la actualidad cuando tratan de defender a alguna consola particular en esta estúpida “Guerra de consolas”, aunque de este tema espero hablar muy pronto.

 

 

Algunos links interesantes:

 

http://www.ionlitio.com/2006/07/11/game-watch/

http://en.wikipedia.org/wiki/Game_%26_Watch

 

  Espero haber podido haceros recordar tiempos pasados a todos aquellos que jugasteis con alguna de estas portátiles. Para todos aquellos que no las conozcáis, espero que mi artículo os haya servido para conocer un poco más de la historia de las consolas. Esto es todo por hoy, en mis próximas entradas tengo pensado escribir sobre mi siguiente paso en cuanto a consolas se refiere: la Game Boy. 

Gracias por visitar mi blog y por supuesto, no dudéis en escribir comentarios. 

Un saludo.