Análisis: Juego de Tronos

¿Quién no ha soñado con visitar alguna de laslocalizaciones de Poniente y vivir alguna de las intrigas que se desarrollan enel mundo creado por R.R. Martin? Pues Cyadine nos ofrece una propuesta que,siendo mejorable, tiene cositas de lo más interesante.

Por encima de todo y destacando del conjunto con muchadiferencia, tenemos un más que interesante argumento que se dividirá, al menosen los primeros compases, en dos arcos diferenciados, para dos personajesdistintos: el sacerdote rojo Alester Sarwyck y un miembro de la respetadaGuardia de la Noche, Mors Westford. Uno y otro comenzaran separados, viviránsituaciones límite, combatirán contra enemigos más poderosos que ellos y,finalmente, acabarán unidos por designios del destino. Como ya he dicho, elargumento es lo mejor del juego y nos sumerge en un capítulo aparte en la sagade Canción de Hielo y Fuego. Capítulo que muy bien puede funcionar de prólogopara la obra de Martin y que, en su narrativa, no tiene nada que envidiar alargumento original, puesto que tiene todos los ingredientes que han hechogrande a Juego de Tronos: intrigas, personajes carismáticos, traiciones, ycombates. El arco argumental comienza meses antes de que se produzca la muertede la Mano del rey, Jon Arryn, por tanto, estamos ante una historia que empiezaantes de lo que nos cuenta Martin en sus libros principales, pero que correparalela a ella. Sin embargo, con todo lo que podían haber aprovechado parahacer un juego con más gancho, solo explotan las localizaciones y no muchas: elMuro y Desembarco del Rey, son las más destacadas. Ni siquiera veremos Invernalia.Y de los personajes se puede decir más o menos lo mismo. De los principalessolo conoceremos en persona al Lord Comandante de la Guardia de la Noche, a lareina Cersei y a la Araña, Varys. Es cierto que los dos protagonistas creadospara el juego tienen un gran carisma y sus historias personales son de lo másinteresante, teniendo, incluso un épico pasado en común; pero se podían haberincluido más personalidades de los libros, por ejemplo, cronológicamente, sepodía haber encontrado con Eddar Stark o, más tarde, en una misión en el Muro,ya avanzado el juego, también hubiera sido posible encontrar a Jon Nieve, perosolo  aparece mencionado en un diálogoentre dos hermanos juramentados.

Pero, bueno, el argumento cumple de sobras.Vayamos al envoltorio, que es lo que no hace al juego tan apetecible nimemorable.

Gráficamente es un juego mediocre, con esto quierodecir que se deja ver, pero que no destaca en nada. Los escenarios dan lasensación de estar vacíos y los enemigos son siempre los mismos soldados. Lasanimaciones de los personajes son robóticas y ortopédicas. No es horrible, perotampoco sorprende. Cumple, pero se podía haber hecho mejor.

En el aspecto sonoro no se puede decir mucho más.No se recordará ni una melodía ni a los cinco minutos de haberla oído. En lapantalla de título aparece la magnífica música de la intro de la serie, perosolo es una excepción a la regla. Los diálogos, en cambio, están currados y losactores (en inglés) se nota que le han puesto ganas y alma (está subtitulado alcastellano)

Pero lo que de verdad lo hace un juego malo notiene nada que ver con su pésimo apartado técnico. Lo que de verdad estropea aeste título es el concepto de jugabilidad.  Se ha querido crear un juego de rol, en el quetú personaje despache a una serie de enemigos. Tenemos un botón que ralentizala acción y podemos escoger el ataque especial que llevaremos a cabo, teniendoen cuenta que tenemos una barra de energía. Esto, en la práctica, significa:escoge siempre las dos mismas habilidades y el resto me da igual. Cuando tengapoca vida, pues uso una poción. Y ya está. Con esta mecánica tan simple, lológico es que el jugador esté deseando acabar con la sección de combates paracontinuar oyendo como se desarrolla la interesante historia que nos quierencontar. Lo he dicho en otras ocasiones y lo vuelvo a repetir: Un juego es buenosi divierte, pero Juego de Tronos es, jugablemente hablando, una tortura; ladiversión no está en los momentos jugables, sino en su trama, muy interesante y compleja, que hilvana con la historia principal de la saga.

Gráficos      55

Sonidos      60

Duración     80

Total           65

E3: Cualquier tiempo pasado fue mejor

Pues sí. Acabó el famoso E3 y el balance que hago es el de: ¡¡Me abuuuuurroooo!!

Todo lo que se ha presentado estaba más que visto. Ninguna sopresa y todo lo que se ha expuesto está visto y requetevisto porque las compañías nos bombardean con sus próximos lanzamientos antes de que estén listos. Nadie se ha desmarcado del guión preestablecido. Los juegos que estaban son los que son y los que no estaban, pues… nadie los echó de menos. Creo que cada vez son menos los que se quedan a ver las conferencias en directo. No les culpo. Yo no lo hago y, después de ver el uso del que hacen gala cada compañía de su tiempo de exposición, no me arrepiento.

No obstante, una cosa he sacado en claro: sigo con mi PS3, por lo menos hasta que salga la tercera entrega de The Witcher.

Deseos (irrealizables) para el E3

Ahora que está tan de moda vender humo sobre lo que va a salir o van a dejar de presentar, me ha parecido de lo más oportuno redactar una entrada en la que diga mis deseos sobre los juego que me gustaría que se presentaran en el E3 y que, con toda probabilidad, no apareceran, entre otras cosas, porque mis gustos son en plan ciencia ficción. Pero como puedo decir lo que quiera, que para eso el blog lo escribo yo, pues nada ¡¡Vendamos humo!!

– The Last Guardian- Empiezo por el que más probabilidades tiene de aparecer, aunque, desde luego, no lo hará. Este juego tiene pinta de convertirse en el nuevo Duke Nukem Forever, ese que nunca acababa de salir, pero que al final salió. El team ico, acabará sacando el puñetero juego, pero el cuándo es una incognita. Casi quiero que lo anuncien más por dejar de oir hablar de él que por jugarlo.

– Kingdom Heart 3- Bueno, de este también podrían aparecer datos, pero se ha confirmado que finalmente no estarán en el E3 ¿ a qué esperan? ¡¡Qué digan algo YA!! 

-Darksiders 3- Me niego a creer que nadie va a continuar con la historia del apocalipsis y sus cuatro jinetes. ¡Qué alguien haga algo!

– Castlevania: Symphony 2- Sería la leche que sacaran un juego que fuera la segunda parte del magistral Symphony of the night. Pero nada de innovar, ¿eh? Que sigan sus dos dimesiones, sus subidas de nivel, su mapeado libre y enorme, sus poderes que se aprendían de manera progresiva, su diversidad de armas, armaduras y accesorios, sus rincocitos secretos y sus jefazos finales.

-Gears of War para PS3- Ya he dicho que estos son mis deseos y punto. No tiene nada que ver con que sean imposibles. Pero me gustaría jugar a toda la saga y la única manera es que la saquen para la consola de Sony. A ser posible en un recopilatorio XD ¿No me negaréis que sería un anuncio bomba?

-Dragon Dogma 2- El primero me encantó, con una dificultad ajustadísima y un sistema de combate sobrio, pero efectivo. Supongo que ya estarán trabajando en la segunda parte,pero sería demasiado pedir que dieran alguna noticia a estas alturas.

-Street fighter 5- Que se dejen de sacar DLC para la cuarta parte poniendo nombres ridículos y ampulosos (ultra super…) y que saquen un juego nuevo Y COMPLETO.

-Un nuevo Shining Force- Aún me acuerdo del juego de Saturn y la verdad es que me encantó. Sega podría hacer renacer esta fantástica saga de estrategia y rol. Pero, por favor, no en una portátil, sino en una consola de sobremesa.

-Esto es Fútbol 2014- ¿Ya nadie se acuerda de esta saga de fútbol? Creo que si hubieran seguido haciendo juegos, hoy por hoy habría evolucionado bastante bien. Sus partidos eran muy dinámicos y tenía una base de datos bastante extensa.¡ Y era el único juego de fútbol en le que te podían pitar manos!

-Un juego de Discworld- Y si no fuera una aventura gráfica, pues mejor. 

Y por último, lo que NO me gustaría ver:

– Un remake de Final Fantasy VII- Quizás alguno se sorprenda, pero es que el juego original es tan bueno que no necesita de un remake. Quien quiera jugar a FF VII que lo haga con el auténtico, con el que salió en la Play, con esos escenarios prerrenderizados, esos muñegotes pixelados y esa traducción de vergüenza ajena. Yo es lo que estoy haciendo y no entiendo cómo se puede pedir un remake de algo que, de por sí, es casi perfecto. Es como querer hacer un remake de Ben Hur (¿cómo? ¿que van a hacer un remake de Ben Hur? Pues sí) Dejad al clásico descansar en paz. Y más, si no podéis mejorarlo.

Dishonored

Conseguí pasarme este juego. Y lo cierto es que me ha costado. No porque sea muy difícil (aunque no es un camino de rosas) sino porque me ha resultado tedioso. Me ha pasado como con algunos libros que te pones a leerlos y tienes que dejarlos porque te cuesta avanzar. Se ha alabado hasta lo indecible este juego, lo han puesto por las nubes en multitud de medios y de manera unánime, pero yo no lo he disfrutado y me lo he acabado por decir, a ver si es que lo bueno está al final. Nada. Tampoco es que sea el peor juego al que he jugado, para eso están "maravillas" de la talla de Mirror Edge, que no fui capaz de acabarlo y que revendí rápidamente.

El argumento y la libertad a la hora de llevar a cabo las distintas misiones, eran los puntos fuertes de este título. Esta claro que no he sabido encontrarle sus bondades. El argumento es bastante predecible y se ve venir a la legua lo que va a pasar, llamadme adivino, pero no tiene ni una sorpresa y bien podría ser una película de las que Antena 3 pone en la siesta. Y lo de la cacareada libertad para decidir como acabar las misiones es una falacia; solo hay una forma: sigilo y punto. Olvidate de entrar por las bravas a matar a todo lo que se mueva porque no dejan de salir refuerzos por todos lados. Vamos, una milonga. No sé para qué te dan tantos poderes si con la daga y "guiño" – en cristiano,teletransportarse- pues vas que chutas. Vale, puedes coger varios caminos, pero bueno, eso será para que digan que es rejugable.

No se que me pasa últimamente, pero los juegos peor valorados son los que más me están gustando y viceversa, los que mejores críticas tienen me parecen insufribles. Por ejemplo, ahora estoy liado con Juego de Tronos, el juego de rol que hizo Cyanide y la verdad es que me está encantando.