Zack & Wiki: En Busca del Tesoro de Barbaros

Cambio pollo de goma por mono volador
Zack & Wiki es el primer juego de Capcom exclusivo para Wii tras el mediocre Umbrella Chronicles. Y al contrario que aquel, este sí se trata de un título que merece toda nuestra atención a pesar de su estética aparentemente infantil. Quizás muchos no sabían a que aspiraba este desconocido, pero solo hay que jugarlo treinta minutos para darse cuenta de que, fueran cuales fueran sus aspiraciones iniciales, Capcom nos acaba de dejar uno de sus mejores obras de los últimos años. Es uno de esos juegos raros que satisfacen tanto al jugador experimentado que busca innovación y nuevos desafíos como a los nuevos jugadores ocasionales deseosos de diversión inmediata y accesibilidad. Zack & Wiki es desde ya un clásico que debería ser prioritario en la lista de todos y cada uno de los poseedores de una Wii.

Zack es un joven que sueña con ser el mejor pirata del mundo, y Wiki es su… emm… dorado mono volador convertible en campana. Pero tranquilo, este juego no lo disfrutarás por su historia. La primera cosa que verás una vez empieces a jugar es que tiene un acabado gráfico similar a dibujos animados, ya que usa el estilo cel-shaded, dejándonos una estética muy similar al de TLoZ: The Wind Waker. La dirección artística ha hecho sin duda un gran trabajo. Puede que Wii sea capaz de más, pero jugando uno siente que realmente no es necesario. Y que nadie se engañe, aquí poco más hay para niños que la amplia paleta de colores y el diseño desenfadado de los personajes. La música cuenta con algunos temas memorables y las voces tienen un estilo ánime, muy gracioso, aunque puede agradar o no dependiendo del gusto de cada uno por la sonoridad de las voces niponas.

Zack & Wiki es en el fondo una aventura de “point-and-click” al estilo de la vieja escuela, pero construido desde cero para sacar el mayor provecho posible a las posibilidades que ofrece el mando de Wii. De hecho, gran parte del juego se basa en averiguar como se debe utilizar el mando en cada situación, de que forma se debe usar a la hora de interactuar con los objetos (o incluso la flora y fauna) de cada escenario, con el fin último de abrirnos camino hacia el cofre del tesoro. Al inicio del juego, Zack y Wiki son lanzados del cielo por una banda de piratas rivales. En tierra firme se encuentran con la calavera de Barbaros, un famoso pirata que nos cuenta que el resto de partes de su cuerpo son, literalmente, otros tesoros que debemos buscar por la isla para conseguir fama y fortuna.
Como hemos dicho, en el fondo es una aventura clásica, y te pasarás horas y horas dándole vueltas a la cabeza, buscando la lógica de los puzles y como el mando de Wii puede actuar en ellos. Por suerte, en los primeros niveles se nos enseña como funcionan los objetos y las acciones más frecuentes, por lo que será cuestión de minutos que nos familiaricemos y asimilemos como van por aquí las cosas. Por ejemplo, agitando el mando, nuestro compañero Wiki se convertirá en una gran campana que transformará las formas de vida cercanas en útiles objetos (una serpiente en unas pinzas, un ciempiés en una sierra, un murciélago en un paraguas, etc).
Una vez conseguidos estos peculiares objetos, solo hay que averiguar dónde y cómo debemos usarlos. Tomemos por ejemplo el caso de la sierra (antiguamente ciempiés), que debemos coger y usar haciendo con el mando de Wii el mismo movimiento que haríamos con una sierra para cortar un árbol. De la misma forma podemos usar un martillo, girar una llave para abrir una cerradura, llenar de agua nuestra copa en una fuente, coger nieve con una pala… Gran parte del reto del juego consiste en entender esa idea y llevarla a la práctica.

El mapa del mundo está dividido en distintas áreas, cada una con su propia temática (jungla, lava, hielo…). Aparte de las piezas de Barbaros, podemos encontrar otros tesoros por la isla. Y para los jugadores menos hábiles existen algunas ayudas como el oráculo (en caso de no dar con la solución de un determinado puzle, podemos “hacer trampa” y mediante un pequeño pago nos darán pistas para continuar) o unos tickets para revivir en el caso de fracasemos y no tener que repetir la fase desde el inicio. Claro que si usamos estas tretas, seremos penalizados y la puntuación al acabar el nivel será notablemente inferior.

Dado que la mayor parte del juego consiste en saber que hay que hacer en cada uno de los puzles (a veces hasta hay varias formas de resolverlos), no estaría bien desvelar todos los procedimientos a seguir ya desde las primeras lecciones. Los puzles rápidamente se vuelve complicados (y en algunos raros casos casi surrealistas, con un sutil aroma a juegos como Monkey Island o Luigi’s Mansion). Superar cada nivel es muy satisfactorio gracias a su exigente nivel de dificultad. Dicho esto, la dificultad en algunas fases puede ser quizás un pequeño inconveniente para algunos. A pesar de la estética, no es un juego fácil. Es un reto fascinante desde la primera a la última misión. Pero se hace realmente difícil dejar de jugar una vez te has metido en la dinámica.

Lo mejor de Zack & Wiki (a parte del enorme ingenio de cada uno de sus muchos rompecabezas) es que se trata de un juego que usa para todo las características únicas del mando de Wii, y gracias a eso consigue brillar con luz propia. Es sin duda un juego hecho a la medida de la consola, y que perdería toda su gracia y su magnífica jugabilidad en cualquier otro sistema. Ofrece uno de los mejores usos que se le han dado al mando desde Wii Sports o WarioWare. Un gran modelo a seguir.

Otro detalle que algunos pueden agradecer es que, a pesar de que no cuenta con un multijugador propiamente dicho, sí tiene una especie de semi-cooperativo para ayudar a los principiantes. Si alguien no encuentra la salida a un determinado puzle, otra persona puede colaborar con su respectivo puntero e ir indicándole. Viene a ser algo muy parecido al modo que incorporaba Super Mario Galaxy.

Aún siendo quisquillosos, realmente es difícil encontrar fallos destacables. Podríamos decir que algunos movimientos con el mando pueden ser más difíciles de realizar (no los detecta a la perfección), pero es infrecuente y nunca se convierte en un obstáculo importante. En cuanto a la duración, la historia principal asegura quince horas. Ahora bien, conseguir todo y rejugarse los niveles en busca de mejores puntuaciones y secretos alargará notablemente la vida del título. Para terminar, solo decir que Zack & Wiki: En busca del Tesoro de Barbaros es la opción ideal para todos los amantes de las aventuras que hacen pensar, de los clásicos point-and-click y, en definitiva, de los buenos videojuegos en general. Jugándolo, uno no puede dejar de pensar que Wii necesita más juegos así. De hecho, la industria necesita más juegos así.