Mana Khemia: Alchemists of Al-Revis

El poder de convertir el hierro en oro

Mana Khemia: Alchemists of Al-Revis es un JRPG lanzado para PS2 (y posteriormente PSP bajo el subtítulo de Student Alliance, versión en base a la cual escribo este análisis), desarrollado por la nipona GUST (muy conocida por la saga Atelier Iris). Este juego, además de invitarte a simular una vida escolar, enfoca toda la jugabilidad sobre el mundo de la alquimia.
“Olvidaos de ser el elegido para salvar el mundo…”

Historia
Después de presenciar la genial intro, donde contemplaremos en acción a todos los personajes de los que luego tendremos control en el juego durante su rutina diaria, Mana Khemia comienza presentándonos a Vayne Aurelius, nuestro protagonista. Vayne es un chico solitario que se acaba de encontrar a un gato del cual puede entender sus pensamientos (animales conocidos como MANA), y para rematar su sorpresa, un estimado y reconocido profesor de alquimia le ofrece una propuesta que no puede rechazar: unirnos a la prestigiosa Academia de Alquimia Al-Revis, donde nuestro nuevo objetivo en la vida será encontrar nuevos amigos, mejorar como estudiante a base de pruebas y competiciones, crear cientos de objetos mágicos a base de alquimia y disfrutar del tiempo libre haciendo lo que nos plazca.

Personajes Principales

Vayne Aurelius. Tímido e inexperto chico de recuerdos confusos, tiene como mascota y confidente un MANA con forma de gato negro, el cual, cuando se encuentra en peligro, se fusiona mágicamente con su dueño, adquiriendo éste una especie de armadura y armas en forma de cuchillas. Como personaje jugable es el más equilibrado, pues aunque no destaque en un campo fijo es muy bueno en todos
.

Jessica. Esta hermosa joven de llamativos cabellos rosados será la primera alumna con la que entablaremos conversación, para luego pasar a ser nuestra primera amiga. Tiene una personalidad muy abierta y amable, y a diferencia del Vayne, tiene mucha experiencia respecto a combinaciones con alquimia. Como MANA mascota posee a una especie de hada mágica, siendo ella un personaje que destaca por sus potentes magias curativas.

Nikki. Esta temperamental, agresiva y explosiva domadora mitad gato será el tercer personaje que controlaremos en la aventura cuando seamos obligados por su jefe a pertenecer a su workshop. Su habilidad especial hace que, por medio de golpes, logremos dominar a los monstruos enemigos y hacerlos pasar a nuestro bando para utilizarlos después a modo de invocaciones. Jugablemente destaca por sus fuertes golpes y las ya citadas invocaciones. Al principio de la aventura no posee una MANA.

Flay. Nuestro jefe del workshop, en el que nos vemos obligados a participar en las asignaciones de la academia. Es todo un presumido y fanfarrón que aparece de la nada en las situaciones menos oportunas y vive gastando bromas a sus subalternos a la vez que recolecta (mejor dicho, secuestra) miembros para que hagan sus tareas, pues él nunca asiste a clase. Como personaje jugable es el que tiene el ataque físico y la defensa más fuerte, aunque es bastante lento. Su MANA es un monstruoso dragón con armadura.

Además de esos cuatros personajes jugables también contamos con otros cuatro más (los cuales comentaré brevemente para no entrar en spoilers), como Roxis, el chico acaudalado y antipático; Pamela, un fantasma de más de 100 años; Anna, una samurái muy estricta con las reglas y la limpieza; y el estrambótico Muppy.

Combate
“NO a las batallas aleatorias…”


En Mana Khemia podremos ver siempre a nuestros enemigos por el escenario, pudiendo decidir si enfrentarnos a ellos o no, saltarlos o aniquilarlos con un golpe de nuestra garra espada (o tomando ventaja antes de empezar la batalla). En función de su aspecto, hay diferentes versiones de los slime para saber a que atenernos antes de empezar un enfrentamiento.

Slime pequeño rojo: Grupo normal de monstruos. Si lo atacas con la espada, tu equipo al completo ataca primero.

Slime pequeño azul: Grupo débil de monstruos. Si lo atacas con la espada se destruyen, pudiéndote dejar objetos que ganarías venciéndolos en una batalla normal.

Slime grande rojo: Grupo fuerte de monstruos. Si lo atacas con la espada, tu equipo al completo ataca primero (cuidado, si te atrapan ellos primero le aplican una tunda a tu equipo antes de que puedas hacer un movimiento).

Slime grande rojo con corona amarilla: Monstruo jefe super fuerte. Si lo atacas con la espada, tu equipo al completo ataca primero.

Slime grande rojo rodeado de un grupo de slime rojos pequeños: Esto significa batallas continuas de monstruos, comenzado por los débiles hasta llegar a los más duros. Como es de esperar, si lo atacas con la espada, tu equipo al completo ataca primero.

A este detalle hay que añadirle que el juego pasa por ciclos de día, tarde y noche, y que de día todos los slime son más o menos lentos, mientras que de noche son fieras cazadoras de humanos y su nivel de dureza aumenta desmesuradamente. Y el que antes era un slime azul que contenía débiles gelatinas, al anochecer nos puede sorprender con un devastador dragón con combos de 5 hits seguidos.

“Batallas por turnos a la antigua pero con novedades incluidas…”


En las batallas propiamente dichas contaremos con seis personajes. Tres de ellos estarán en el frente, siempre visibles (con los típicos comandos: atacar, magia, defensa, ítems, etc), pero cuando te atacan o tú a ellos, se abre la posibilidad del usar los “chain”, donde tu personaje se intercambia por unos de los tres que tienes en la retaguardia, usándose esto tanto en la ofensiva (hacer que ataquen cuatro personajes en vez de uno solo) como a la defensiva (sacando a un personaje débil a un tipo de ataque e intercambiándolo para que lo reciba otro de los tres personajes en la retaguardia). Pero esta habilidad no estará siempre disponible, ya que debes esperar que la barra de recarga esté llena antes de poder usarla (se mide en base a cartas… es difícil de explicar con palabras, pero resulta sencillísimo y adictivo en la práctica).


A esto también hay que añadirle aparte una barra de “bust”, que se llenará rápidamente si atacamos a nuestros enemigos en sus puntos débiles (como usar ataques eléctricos contra monstruos voladores). Esta, al llenarse, potenciará todo nuestro repertorio de ataques y magias, para luego poder llenar de nuevo otra barra (Bust Límite) gracias a la que podremos ejecutar, con determinados personajes, una espectacular y llamativa habilidad especial sumamente devastadora
.
El vídeo anterior nos muestra todos los entresijos de las llamativas y espectaculares batallas que se pueden dar en el juego (además de que vemos en movimiento lo que antes he intentado explicar con palabras).

“Una forma diferente de crecer…”

Hay que decir que en Mana Khemia: Alchemists of Al-Revis (o Student Alliance) no existe la experiencia propiamente dicha, por lo que de nada sirve ponerte a matar los mismos poderosos monstruos para hacerte más fuerte. Aquí eso es una pérdida de tiempo, ya que la única forma de subir las estadísticas de tus personajes es a base de alquimia. Primero, todos los personajes poseen un tablero de objetos (ítems y armaduras) llamado Libro de Crecimiento, en el cual cada objeto aumenta determinados parámetros o te otorga alguna habilidad relacionada con él. Cuando creemos uno de estos objetos a base de alquimia (puedes tenerlo, pero si no lo creaste tú no sirve) puedes gastar tus AP (puntos que te dan los monstruos al ganarles) para activar los parámetros del objeto que creaste. Estos objetos están unidos por cadenas que unen unos con otros, por lo que debes seguir un orden preestablecido para evolucionar tu personaje (en pocas palabras, impide que, aunque tengas un objeto muy fuerte, no puedas sacarle provecho hasta que no tengas los objetos que van antes que ese).

“El poder de convertir el hierro en oro…”

La alquimia es el tema en torno al cual gira todo el juego: podremos crear desde simples pociones hasta poderosas armaduras para nuestros héroes. El concepto está muy bien aplicado en el juego, además de simple en su ejecución. Para empezar, debemos reunir por todo el mundo los materiales base, cuyas versiones más simples también se venden en la academia. Luego, en nuestro workshop, vamos a nuestro caldero personal y comenzamos con la fusión de materiales. Cada materia tiene un elemento afín (agua, fuego, aire y tierra) por lo que al mezclar uno con otro nos saldrá una ruleta con los elementos, en la que debemos atinar para aumentar su calidad (aquí representada por cifras de 01 a 100). A más combinaciones, más rápido gira la ruleta, haciendo más difícil atinarle al correcto.

A esto hay que añadirle la posibilidad de que un compañero de nuestro equipo nos ayude con sus recetas personalizadas (por ejemplo, Flay tiene una receta donde atinarle al elemento fuego tiene un 100% de posibilidades) que deberemos saber cuando usar, ya que si se lo dejamos todo a ellos pueden hacer el ítem peor de lo que podríamos hacerlo nosotros mismo. Con una cantidad inmensa de ítems a crear a base de alquimia, incluso contando con derivados del mismo, pasarás muchas horas buscado materiales base para hacer las mejores combinaciones.

En el anterior vídeo podemos ver en movimiento varias funciones del juego que ya he citado antes y, además, comprobar el aspecto gráfico del mismo (pues si no toco ese apartado en este análisis es porque para mí en un RPG los gráficos son lo último a tener en cuenta, y si todo cumple, no me importa como sean con tal que me divierta). Por orden de aparición, vemos un simple combinación de alquimia con la ruleta; luego la misma pero con ayuda de una receta de un personaje; la creación de una armadura y su implicación en el Libro de Crecimiento para subir los parámetros de los personajes; el minijuego de pesca; recolección de ítems y una de las primeras batallas.
Sistema de juego
Mana Khemia no es el típico JRPG de ir de el punto A al B, o tipo pueblo, mazmorra, jefe, pueblo, mazmorra en ciclo infinito… Aquí, cada capítulo en la academia se divide en semanas, y en cada semana puedes elegir a que clases quieres asistir (alquimia, combate, exploración, torneo, etc), en las que, una vez terminadas, se te puntuará con notas desde F (malísimo) hasta A (excelente) dependiendo de tu actuación en ella (tiempo, calidad del ítems que se te mando a buscar, forma de mata a los monstruos, etc). Si consigues buenas notas durante el mes, podrás saltarte las clases y disponer de un preciado tiempo libre para hacer actividades extracurriculares, como formar lazos de amistad con los miembros de tu equipo u obtener suculentas recompensas monetarias realizando tareas para todos los alumnos de la academia que lo soliciten. También puedes hacer el vago y pasarte la semana durmiendo (cabe recalcar que si estrechas lazos con determinados personajes te recompensarán con recetas exclusivas de ítems o nuevas y poderosas habilidades para usar en combate).
Multijugador
Pues sí, aunque suene raro (el ultimo JRPG en el que jugué multijugador fue el FFVI de SNES). Además de incluir interesantes extras (galería de dibujos de los personajes, arte conceptual del mundo, música… también disponibles en la versión PS2), la versión de PSP  te da la opción de combatir batallas junto a un amigo mediante ad-hoc, donde en un equipo de 6 (se reparte los personajes entre los dos jugadores) pueden enfrentarse a super ultra monstruos de niveles de dificultar mastodóntica (decir que, por ejemplo, para hacer frente al más fácil (1 estrella de 10) tendrás que tener el juego a más de la mitad y un buen compañero, o no pasarás vivo del quinto turno… Como recompensa, si logras ganarles se te obsequiará con ítems exclusivos que no se puede conseguir de otra forma. No es la mejor implementación pero se agradece la inclusión.

Bueno, y para terminar, vamos con los puntos negativos, aunque debo decir que yo no soy muy exigente con los RPGs dado que estoy creando uno y ahora sé lo difícil que es llevar un juego de este estilo a buen puerto. Quizá le concedo muchas concesiones (que seguramente otros no) pero al final logró su objetivo, que era divertidme.

-Historia lenta y poco profunda, donde es a la mitad del juego donde se plantea el prime objetivo visible verdadero del juego (antes solo somos un alumno más de la academia que vive su día a día como cualquier otro).

-Muy corto si no haces búsquedas paralelas a la trama (claro que si no las haces, sudarás con los jefes…) y poco rejugable (pues lo único que te invita a volver a jugar el juego seria la de enlazar lazos de amistad con otros personajes a lo que no le prestaste atención en la primera partida).

-Dificultad muy dispar, pues no va en aumento como deberían, sino que sube y luego baja, para subir otra vez y bajar de nuevo: el juego es tan difícil al principio que temerás la noche a más no poder; luego, cuando tienes 6 personajes, todo es muy fácil; después aparecen bichos prácticamente invencibles; más tarde, con habilidades avanzadas se vuelve un paseo; y así sucesivamente.

-¿Que te gustan las 3D? ¡Pues a mí me gustan las 2D! Pero sí tengo que recalcar las pocas animaciones que tienen los sprites del juego y los insoportables NPC, clavados siempre en el mismo lugar y repitiéndote las mismas frases desde el inicio del juego hasta su final (incluyendo a los maestros, que debería tener un perfil mejor trabajado).