Que no Panda el Cúnico: No Vamos a Morir

Se han oído últimamente muchas teorías sobre el fin del mundo y como llegará cuando el CERN ponga en marcha su nuevo acelerador de partículas, el LHC, el más grande y potente construído hasta la fecha. Esto lo publiqué ya en el foro, pero no me resisto a hacerlo aquí y amplíar un poco la información de un par de cosillas que se nombran. Tranquilos, que no petará el mundo Wink.

 

1 – Los aceleradores reproducen rayos cósmicos en entornos controladosde laboratorio. Estos rayos se producen naturalmente en condicionescomo supernovas o agujeros negros en formación, contienen partículasque se aceleran a energías muy superiores a las del LHC. Billones deaños de colisiones de estos rayos con La Tierra no la han dañado, asíque no hay motivos para pensar que los producidos en el LHC vayan adestruirla.

Los rayos cósmicos son partículas subatómicas de gran energía gracias a su enorme velocidad (cercana a la de la luz).

Su formación al contacto con la atmósera terrestre está compuesta de:

  • 98% Protones y Partículas Alfa (núcleos de helio).
  • 2% Electrones y partículas pesadas e ionizadas.

La composición de los rayos cósmicos que alcanzan el suelo varía con la latitud (distancia al ecuador), ya que el campo magnético de La Tierra los desvía y sufren variación con el ciclo solar de 11 años. Para una latitud de 45ºN (osease, hacia la mitad del hemisferio norte) y a nivel del mar su composición es:

  • 72% Muones.
  • 15% Fotones.
  • 9% Neutrones.

Cuando los rayos cósmicos llegan al atmósfera chocan con las partículas que la componen, liberando electrones y creando nuevas partículas, que a su vez chocan con otras y crean, de nuevo, otras partículas. Es lo que se llaman lluvias o cascadas de partículas. Esto se origina a energías del orden de cien millones de veces superiores a las que se pueden producir en aceleradores de partículas modernos.

 

2 – La energía de cada chorro de protones que viajará por el LHCequivale a un tren de 400 toneladas viajando a 150 km/h (como el TGVfrancés). Sin embargo, sólo una infinitésima parte de esa energía seráliberada en las colisiones de los chorros, equivalente aproximadamentea la de una docena de mosquitos volando. Se libera más energía alaplastar un mosquito con las manos que al colisionar protones en elLHC. En algunos momentos del experimento se harán chocar núcleos deplomo, desprendiendo una energía equivalente a aproximadamente unmillar de mosquitos.

3 – Los agujeros negros se producen en la naturaleza por el colapsode estrellas masivas, que poseen un campo gravitatorio tal que impidenque ninguna partícula material (incluyéndo la luz) escape. La fuerzadel campo depende la cantidad de materia que contenga el agujero, a másmateria más atracción gravitatoria. Los agujeros negros pierden materiamediante la emisión de energía, si un agujero negro no puede atraermateria se evaporará y desaparecerá. Los agujeros que puedan producirseen el LHC apenas podrán atraer materia o incluso nada, con lo quedesaparecerán en un mínimo instante, quedando constancia de ellos sólopor los restos de su evaporación.

 

4 – Los strangelets son hipotéticas fragmentos de un tipo de materia cuyaexistencia nunca se ha probado y que recibe el nombre de materia extraña. Están formados por quarks extraños, más pesados e inestables quelos quarks que componen la materia estable. Aún si existieran seríaninestables. Además su carga electromagnética repelería la de la materianormal y en lugar de combinarse con sustancias estables simplementedesaparecerían. Si se producen strangelets en el LHC no traerán ningunacatástrofe. De existir podrían haber sido creados por los rayoscósmicos, sin ninguna mala consecuencia conocido hasta ahora.

La materia extraña es una forma particular de materia de quarks, formadas por un líquido de quarks arriba, abajo y extraños. A una densidad alta se espera que sea superconductora del calor.

El supuesto peligro viene dado la teoría de que, si hay strangelets sueltos en el universos, podrían colisionar con un núcleo de cualquier átomo de La Tierra e inmediatamente se convierte en materia extraña. Esto libera energía y nuevos strangelets en todas direcciones. Estos strangelets volverían a repetir el proceso del primero, creando una reacción en cadena en cuyo final La Tierra ha quedado convertida en una nube caliente de strangelets.

Esta teoría es rechazada por la creencia generalizada de que los strangelets poseen la misma carga electromagnética que la de los núcleos de los átomos y por tanto se repelerían, evitando así sus colisiones.

 



Las partes en color "naranja pálido" () son el resumen y tradución míos de Safety at the LHC. Las partes en el color habitual de la fuente del blog (esto es, en blanco) son añadidos a ese resumen.

Ahí además hay un enlace para bajar dos informes de seguridad, unosobre el LHC y otro sobre el RHIC estadounidense, dónde también podríanhaberse producido agujeros negros desde que entró en funcionamiento yaquí seguimos :).