Born To Run

Este álbum es, para muchos, el mejor disco de rock de la historia. Yo no diré tanto, no me gusta hacerlo, pero si que es de esos pocos discos capaces de hacer que el tiempo se comprima haciendo parecer que un minuto es un segundo.

Corría la mitad de los años 70 y un joven Bruce Springsteen veía como tenía más favor por parte de la crítica que del público, que no terminaba de identificarse con las letras románticas y los retratos urbanos de sus canciones. Los responsables de Columbia Records pensaron por ello que no era un producto rentable, y estubieron a punto de ponerlo en la calle, pero decidieron darle una última y muy afortunada oportunidad.

Tenía Bruce por entonces 25 años y estaba lleno de sueños de rock and roll e inmmerso en un mundo propio basado en las ideas de amistad, soledad, la noche y ganas de cambio, todo ello en medío de una iconografía callejera y un intenso romanticismo que inunda sus composiciones.

Con esto en la cabeza metió en 40 minutos de pasión, fuerza y romanticismo su visión particular del mundo, pesimista y oscura pero en la que mientras aún haya sitio para amar y una esperanza de cambio no es un lugar tan malo.

Supuso su primer éxito de crítica y público, lanzando su carrera y haciéndose un importante hueco en la historia de la música en general y del rock en particular.

Pero en lo que quiero centrarme de este álbum es la canción homónima al mismo. Born to run seguramente sea la canción más romántica que he tenido el placer (¡y cuanto!) de escuchar.

La canción emociona con una mezcla sublime de fuerza, romanticismo y una música épica. Muestra a un Springsteen ansioso por comerse el mundo y con una fuerte tendenencia al escapismo ("esta ciudad te arranca los huesos, es una trampa mortal, es una llamada al suicidio. Tenemos que salir de aquí mientras seamos jóvenes porque vagabundos como nosotros, nena, nacimos para correr"), cargado de romanticismo ("Pero quiero saber qué se siente, quiero saber si tu amor es salvaje, quiero saber si el amor es real. Esta noche quiero morir contigo en un beso eterno") y la certeza de que la vida no es un cuento de hadas, tiende a derrotarnos y terminar de manera cruel, pero siempre hay un espacio para la esperanza y posiblemente no sea tan dura si de por medio media el amor (“Juntos, Wendy, podemos vivir con la tristeza. Te amaré con toda la locura de mi alma. Algún día, niña, no sé cuándo, llegaremos a ese lugar al que queremos ir”). Un tema magistral donde el jefe y la E Street Band se dan la mano para crear la que posiblemente sea la mejor canción de Springsteen.

 

Born to Run

In the day we sweat it out in the streets of a runaway American dream
At night we ride through mansions of glory in suicide machines
Sprung from cages out on highway 9,
Chrome wheeled, fuel injected
and steppin’ out over the line
Baby this town rips the bones from your back
It’s a death trap, it’s a suicide rap
We gotta get out while we’re young
‘Cause tramps like us, baby we were born to run

Wendy let me in I wanna be your friend
I want to guard your dreams and visions
Just wrap your legs ‘round these velvet rims
and strap your hands across my engines
Together we could break this trap
We’ll run till we drop, baby we’ll never go back
Will you walk with me out on the wire
‘Cause baby I’m just a scared and lonely rider
But I gotta find out how it feels
I want to know if love is wild
girl I want to know if love is real

Beyond the Palace hemi-powered drones scream down the boulevard
The girls comb their hair in rearview mirrors
And the boys try to look so hard
The amusement park rises bold and stark
Kids are huddled on the beach in a mist
I wanna die with you Wendy on the streets tonight
In an everlasting kiss

The highway’s jammed with broken heroes on a last chance power drive
Everybody’s out on the run tonight
but there’s no place left to hide
Together Wendy we’ll live with the sadness
I’ll love you with all the madness in my soul
Someday girl I don’t know when
we’re gonna get to that place
Where we really want to go
and we’ll walk in the sun
But till then tramps like us
baby we were born to run

 

Nacido Para Correr

De día las pasamos negras por las calles
De un fugitivo sueño americano
De noche atravesamos mansiones
De gloria en coches suicidas
Que saltan de sus jaulas en la Autopista 9
Con ruedas cromadas, combustible inyectado
Intentando no pasarnos de la raya
Oh nena, esta ciudad te arranca los huesos de la espalda
Es una trampa mortal, es una llamada al suicidio
Tenemos que salir de aquí mientras seamos jóvenes
Porque vagabundos como nosotros
Nena, nacimos para correr

Wendy, déjame entrar, quiero ser tu amigo
Quiero guardar tus sueños y visiones
Sólo tienes que enroscar tus piernas alrededor de estas llantas de terciopelo
Y atar tus manos al motor juntos
Podríamos escapar de esta trampa
Correremos hasta la última gota
Nena, nunca volveremos
Oh ¿querrás caminar conmigo por el alambre?
Porque, nena, yo sólo soy un jinete asustado y solitario
Pero he de saber qué se siente
Quiero saber si tu amor es salvaje, quiero saber si el amor es real

Al otro lado del Palace los zumbidos a media potencia
Rechinan por el bulevar
Las chicas se peinan en los espejos retrovisores
Y los chicos intentan hacerse los duros
El parque de atracciones se alza rígido y desafiante
Los chicos se amontonan en una nube en la playa
Esta noche quiero morir contigo en las calles
En un beso eterno

Las autopistas están atascadas de héroes destrozados
En una última oportunidad a los motores
Todo el mundo ha huido esta noche
Pero no hay sitio donde esconderse
Juntos, Wendy, podemos vivir con la tristeza
Te amaré con toda la locura de mi alma
Oh, algún día, chica, no sé cuándo
Llegaremos a ese lugar al que queremos ir
Y pasearemos al sol pero hasta entonces
Vagabundos como nosotros
Nena, nacimos para correr

 

El resto del disco no desmerece en absoluto, Thunder Road es una introducción perfecta a lo que será el disco, en Tenth Avenue Freeze-Out Bruce y la banda se ríen del mundo con una melodía inspirada en el soul, en Night la E Street Band muestra su grandeza creando un ejemplo de lo que es Rock and Roll en estado puro, Backstreets es un tema emocionante como pocos gracias a la desgarroda voz de Springsteen y la magistral interpretación al teclado de Roy Bittan, She’s the One es otra muestra del buen hacer de la E Street Band, una ración de rock sublime, Meeting Across the River es el tema más cercano al jazz,con un Springsteen de voz cansada y melancólica y Jungleland supone un cierre perfecto, un tema largo lleno de fuerza donde destaca el saxo de Clarence Clemons.