The Elder Scrolls 0: Bopi – Perrito Piloto



Transcurre un día normal y corriente en el mercado de la Ciudad Imperial, un día de esos donde cada ciudadano sigue sus rutinarias vidas buscando los alimentos menos podridos mientras entablan las mismas conversaciones insustanciales de siempre cuando, de repente, se produce un sobresalto:

Mujer: Pickpockeeeeeet!!!!!

Pero la desdichada ciudadana no tiene nada que temer. Nuestro héroe, Bocadillo de Pistachos (Bopi para los amigos y para nosotros desde ahora ya que es más breve), casualmente pasaba por ahí como quien no quiere la cosa.

Bopi: Tranquila, joven ciudadana de bien. Yo, Bocadillo de Pistachos, hijo de Ensalada de Pan de Centeno, velaré por el cumplimiento de la ley e impartiré justicia.

Efectivamente, Bopi hace cumplirse la justicia, y según las leyes de Cyrodiil, aquel que roba o paga o muere, y cuando alguien roba no suele gustar de pagar, lo que deja una única salida lógica a nuestro grandioso héroe.

Ni siquiera la enorme velocidad del ladrón es rival para las habilidades de Bopi, que de forma rápida y altamente heroica pone fin a la patética existencia de Ladrón Número Uno.

Pero… ¡hay un complice! ¡Alguien entretuvo a Mujer con una banal conversación mientras Ladrón Número Uno, no con mucho disimulo, robaba su poco dinero!

Sin embargo, ni tan siquiera la distancia que ya saca a Bopi la libra de la justicia, que todos sabemos es ciega para todo menos el dinero. Bopi prepara su arco y…

…¡dispara!

La flecha vuela rápidamente con una precisión de infarto, directa a Cómplice Número Uno, quien queda tendida en el suelo sin vida.

Una vez más, se ha hecho justicia. Nuestro héroe devuelve a Mujer lo que le fue injustamente quitado.

Bopi: Buena ciudadana, el destino quiso que pasase por aquí casualmente mientras esa escoria atentaba contra la justicia. Le devuelvo su bolsa, y presento mis resp…

Mujer: Deberías levantarte ya.

Bopi: ¿Qué demonios…?

Mujer: Otro día de mierda amanece, deja de soñar chorradas.

Y efectivamente, amanece de nuevo sobre Cyrodiil mientras Bopi vuelve a la cruda realidad.

Nuestro héroe no es tal. En realidad, es un trabajador a tiempo completamente excesivo en una parcela de un noble señor de Chorrol. Pero no sabe que una oportunidad está a punto de presentarse, una oportunidad que podría cambiar su vida para siempre.

 

? ? ? Tananatananananananaaaaaa ? ? ? (chupimúsica de Oblivion).

 

 

(sigue la chupimúsica de Oblivion mientras aparecen los créditos, que esto es una serie de bien y como tal hay créditos al inicio y al final del capítulo).

Personaje del Jugador como Bocadillo de Pistachos

Personaje del Jugador como Instructora

Personaje del Jugador como Malaugh Urio

Producido por FRdeTorres

Director de fotografía: FRAPS

Escrito por El Trastocado Cerebro de FRdeTorres

Dirigido por FRdeTorres

(Fin de la chupimúsica de Oblivion)

 


Capítulo 1 – Perrito Piloto


 

 

Cuando Bopi se digna a levantarse, algo atrae su atención.

Un argoniano aparece flotando sin vida en la orilla, y nuestro no-héroe, carroñero por necesidad, no se cree su fortuna, ¡por fín dispondrá de dos conjuntos de ropa andrajosa e idéntica!

 

Pero cuando llega al cadáver, su vista se desvía hacia algo totalmente inesperado: un pergamino que sujeta el argoniano.

Cuando Bopi termina de leerlo (si, sabe leer, pero eso es otra historia), casi no puede creerse la suerte que ha tenido. El texto le concede permisos especiales para entrenarse con el objetivo de ser admitido en la Agencia Cyrodiiana de Masacre y Espionaje (ACME), lo que supone una oportunidad inmejorable para Bopi de abandonar su paupérrima vida, aún a riesgo de perderla en alguna misión peligrosísima tratando de salvar al mundo (la ingenuidad de Bopi le lleva a creerse los rumores de Hollydiil).

Será especialmente duro, pues Bocadillo (también le llaman Bocadillo) tiene poca idea de aquello que se aleja de dejarse los riñones en la labranza y el hígado en metabolizar alcohol procedente de vino peleón extremadamente barato, pero si se promete entrenamiento puede ser posible.

Así pues, se dirige hacia la Ciudad Imperial en busca de su nueva vida.

Guardia Imperial (cantando): ? ? ? ….pay the court a fine or serve your sentence… ? ? ?

Bopi: Perdone que le interrumpa, pero llevo media mañana dando vueltas por la ciudad y ya admito que me he perdido, ¿dónde debería ir según este pergamino?

Guardia Imperial: Déjeme ver… Esto es sin duda del Centro de Lobotomía y Reclutamiento del Reino.

Bopi: Ya veo, gracias. ¿Y para llegar?

Guardia Imperial: La puerta del final de esta calle, no tiene pérdida.

Bopi: Muchísimas gracias.

Guardia Imperial: Para servirle. (Vuelve a cantar) ? ? ? …Stop! You violated the law… ? ? ?

Y pasada la puerta del final de la calle, y tras unas cuantas vueltas extras, Bopi llega por fín a la sala de audiencias del Centro de Lobotomía y Reclutamiento.

Como era de esperar, no hay muchos aspirantes a agentes de ACME, y los pocos que se encuentran en la sala han bastado para llenarla con un ambiente tenso. Una figura destaca sobre el resto…

Jefazo de ACME: ¡Ah! ¡Por fín! Tú debes ser el último recluta, hemos estado esperando media mañana. Deja tu permiso aquí y toma asiento.

Jefazo de ACME: Bien, todo en orden, empecemos. Primero de todo, me presento, soy Malaugh Urio…

Todos: (Risas contenidas)

Malaugh Urio: ¡Ni una sola risa o pasáis de reclutas de ACME a jornaleros en régimen de esclavo!

Bopi: Pche, como no si estuviese acostumbrado…

Malaugh Urio: ¡Cierra la boca o acabas en una mina!

Todos menos Bopi: (Risas)

Malaugh Urio: ¡A este paso no irá solo! ¡¡¡SILENCIO!!! Bien, prosigamos. Como decía, soy Malaugh Urio, agente de reclutamiento de ACME. Mi misión, como la de todo alto cargo, es delegar mis funciones en casi-mindundis. En el caso que nos atañe, las susodichas funciones consisten en adiestramiento en diversas ramas con el fín de convertiros en agentes del servicio secreto del Imperio.

? ? ? Típica música de motivación durante un discurso ? ? ?

Malaugh Urio: Os convertiréis en maestros del combate, os moveréis como una sombra, adquiriréis un control sobre la magia digno de un archimago. Cumpliréis misiones que requieren de un sigilo extremo que para otros serían imposibles. Os camuflareis con el entorno y la gente. No tendréis identidad fuera de ACME.

Bopi (pensando): Como si fuera alguien ahora…

(Fin de la música típica de discursos)

Malaugh Urio: Ahora se os asignará un instrictor personal a cada uno. Desde el momento en el que abandonéis esta sala y hasta el día de vuestra prueba de ingreso, será vuestra sombra en todo momento. Quedáis relevados de cualquier tarea que tuvieseis anteriormente y vuestras posesiones serán confiscadas. Vuestro equipo será el que nosotros queramos. Levantaos, futuros agentes, y empezad vuestro entrenamiento.

Y el entrenamiento de Bopi comienza.

Instructora: Empezaremos por algo básico y por tanto con un riesgo nulo. Ahí tenemos un cangrejo del fango, acaba con él usando tu espada. Supongo que sabes lo básico, se coge por el mango y el filo se clava o lo que pincha se ensarta en tu enemigo para sacarle las tripas y demás entrañas.

Bopi: ¡Hoy cenamos ensalada de cangrejo!

Instructora: Al menos ganas no te faltan….

Pero no todo son ganas de cara al combate…

… y Bopi sufre la ira del temible cangrejo del fango.

Instructora: Debería dejarte morir….

Y tras esta enorme muestra de las aptitudes de Bopi para el combate, la instructora decide que el lugar menos peligroso para nuestro desdichado amigo es el gimnasio de ACME.

Instructora: Lo vas cogiendo, primero un puño, luego otro, sin miedo de romperse los nudillos, no cogerás un arma hasta que en lugar de nudillos tengas muñones internos. Muévete constantemente sin perder la vista ni el alcance de tu objetivo esquivando sus golpes.

Días después, llega el momento de practicar con el arco.

Instructora: Esto no debería ser muy complicado. Sujeta el arco con una mano, con la otra coges una flecha y tensas la cuerda. Apunta un poco y suelta. No importa si las primeras veces fallas, poco a poco te harás al arco y a tus manías. Simplemente ten cuidado de no dar a nadie ahora.

Y con un poco de cuidado Bopi se inicia en el arte del tiro con arco.

Bopi: Conseguido, no herí a nadie.

Instructora: Grrr… ¡Otra vez! ¡Sácate esas flechas e inténtalo otra vez!

Instructora: Hoy empezaremos con la magia. Te enseñaré un hechizo sencillo para inflamar objetos. Por si algo sale mal, que es de esperar conociéndote, me quedaré aquí subida para saltar en cuanto pueda al río.

Bopi: ¿Qué debo hacer?

Instructora: Es sencillo, para alguien normal claro. Imagina una llama y redúcela hasta convertirla en una bola de fuego, concéntrate todo lo que puedas y después intenta imaginarla en tu mano.

Bopi: ¿Es normal que mi mano brille?

Instructora: ¡Vaya! Lo estás consiguiendo, tal vez tengas algo de valor después de todo. Ahora extiende el brazo e imagina la bola saliendo dispara da ella.

Y como todo parecía presagiar Bopi logra realizar con éxito su primer hechizo, pero algo inesperado ocurre…

La bola de fuego, lejos de salir disparada de la mano de Bopi, cae a sus pies y lo prende. Desesperado, busca saltar al río, pero en medio del pánico y el dolor producido por el fuego calcula mal el salto y termina estrellándose contra las rocas.

 

Con el paso de las semanas, Bopi logra importantes progresos.

Puede defenderse en combate, y su venganza contra los cangrejos da comienzo.

Se inicia en la alquimia,

cultiva la mente

y la magia deja de ser un misterio insondable.

 

Finalmente, llega el esperado momento de la prueba de acceso:

Instructora: Sin duda has sido el recluta que más progresos ha hecho en la historia de ACME…

Bopi: (Pone cara de orgullo)

Instructora: …cosa que no es de extrañar dado que hasta un cangrejo era un desafío imposible para ti hace medio año.

Bopi: (Pierde la cara de orgullo y se hunde en la miseria).

Instructora: A riesgo de que termine mi carrera como instructora, te he recomendado para la prueba de ingreso en ACME.

Bopi: ¡Por fín!

Instructora: Menos entusiasmo cerebro de dos neuronas, esto no es ningún juego. Bueno, tal vez sí, y un poco modificado.

Bopi: (Se pone serio). ¿En qué consiste la prueba?

Instructora: Deberemos recuperar un importante objeto para el Emperador. Viajaremos hasta Bruma y ahí deberemos reunirnos con un informador que nos dará todos los detalles.

Bopi: ¿Deberemos? ¿Eso significa que haré la misión contigo?

Instructora: ¿Cómo si no esperas que se te evalúe? Te acompañaré en todo momento y serviré de ayuda cuando sea necesario, como cuando deba evitar que una rata te degolle o un goblin te convierta en su esclavo, y no quieres saber que tipo de esclavitud practican esas cosas desagradables.

Bopi: Si, tiene un poco de lógica… ¿Puede saberse qué importante objeto es ese?

Instructora: Se trata de…

(Pausa dramática)

Instructora: …una lechuga.

 

? ? ? Chupimúsica de Oblivion mientras aparecen los créditos ? ? ?

Quería hacerlos con una galería con cycle, pero por alguna extraña razón al actualizar la página se ponía como le daba la gana, así que se queda con el "método rústico".