El Hereje

 

 

Título: El Hereje

Autor: Miguel Delibes

Género: Novela Histórica

Año de Publicación: 1988

 

El 31 de Octubre de 1517 Martín Lutero clava en las puertas de laiglesia de Wittemberg sus 95 tesis atacando la venta de indulgencias yesbozando la doctrina de la salvación por la fe.

El mismo día, gracias a la mano de Delibes, nace en Valladolid Cipriano Salcedo, muriendo su madre horas despuésdel parto y provocando el odio de su padre. A través de sus ojos se mostrará una recreación maravillosa de la Valladolid del siglo XVI, con especial atención al núcleo luterano de la villa.

El aborrecimiento por parte de su padre supone para Salcedo sus primeros problemas morales, que enseguida derivan al aspecto religioso, temiendo por la condenación eterna y no encontrando la paz espiritual a pesar de dedicarse casi enfermizamente a rezos, confesiones y misas. Su fracaso matrimonial no hace sino ahondar más en su intranquilidad.

Es entonces cuando conoce a Pedro Cazalla, cura de Pedrosa, quien lo inicia en la doctrina luterana, gracias a la cual logra encontrar la paz espiritual que anhelaba.

Es éste acercamiento al grupo luterano de Valladolid el eje del libro y el que permite ver las reacciones ante las nuevas doctrinas en la España de aquella época, que termina con la actuación de la Inquisición y sus medios, sobradamente sabido su extremismo.

Puede parecer que se ha destripado el libro, pero no es éste el caso de una novela que contado un resumen de su historia pierda la mayor parte de su interés o incluso lo pierda por completo. El interés  de la novela recae en la recreación de la vida en Valladolid durante la primera mitad del siglo XVI, y es que puede sonar típico pero la ciudad realmente se siente viva: se huele el miedo a la peste, se sufre el ambiente seco del verano y, sobre todo, se siente la intolerancia y miedo hacia las nuevas doctrinas.

Ello se debe a que Delibes ha empleado descripciones minuciosas, tanto de los entornos como de los personajes (especialmente su personalidad), usando un lenguaje muy cuidado y en el que sorprende encontrar palabras y expresiones que a día de hoy parecen olvidadas pero no dejan de resultar conocidas. Además en ningún momento se inclina por ninguna creencia religiosa, lo que sin duda ayuda a configurar el escenario.

Éste libro fue un regalo que acogí con indiferencia y se ha transformado una muy grata sorpresa. Salcedo es el personaje de ficción que menos me cuesta imaginar como real y El Hereje una de las novelas que más he disfrutado hasta el momento y uno de los mejores regalos que me han hecho. Una lectura muy recomendable.