El consumo energético en el mundo del gaming

Para los aficionados a los videojuegos, estar a la última por lo que respecta a las tecnologías es primordial: las consolas más nuevas, el mejor procesador para nuestro PC gaming, una tarjeta gráfica súper potente, y toda clase de complementos y gadgets tecnológicos para complementar la experiencia. 

Sin embargo, ¿nos hemos preguntado alguna vez cuánto consumimos con nuestro hobby favorito? Lo cierto es que cuanto más potente sea una consola, un monitor o un ordenador, más energía consumirá. 

Bien es cierto que si lo comparamos con lo que consume un gran electrodoméstico, el consumo de la consola nos parecerá realmente poco. No obstante, ¿podríamos bajar nuestra factura de luz si controlamos lo que gastamos con nuestra consola? ¿Cómo podemos conocer todos estos gastos?

Cuánto consume nuestra consola/Pc gaming:

cuanto consume nuestra consola

Basta con echar un ojo a los datos de un estudio realizado por Lawrence Berkeley National Laboratory para darse cuenta de algo sorprendente: tan solo el 2,5% de los PC que existen en el mundo son de tipo gaming, pero estos representan el 20% del consumo energético de todos los ordenadores del mundo. 

De hecho, se estima que el consumo anual sería equivalente a los que gastan tres frigoríficos, alrededor de seis veces más del consumo de un PC estándar y hasta 10 veces más que una consola como PlayStation o Xbox. 

¿Y en cuánto dinero se traduce todo este consumo? Pues bien, se calcula que el consumo estimado de todos esos ordenadores especializados en gaming está entorno a los 75 TWh anuales, lo que supone nada más y nada menos que un coste de 10.000 millones de dólares en electricidad, si cogemos como referencia el precio por kilovatio que existe en Estados Unidos. 

¿Cómo podemos controlar nuestro consumo eléctrico?

Lo cierto es que tan solo con una factura en mano, resulta prácticamente imposible saber cuánto consumimos con nuestro ordenador gaming o nuestra consola. Además, según la hora y el día el precio por kilovatio varía, lo que convierte esta tarea en un objetivo todavía más complicado. 

Sin embargo, hoy en día existen enchufes inteligentes que nos pueden permitir saber estos datos de forma sencilla. Estos enchufes, como el TP-Link HS110, calcularán el consumo en kilovatios de cualquier aparato que esté enchufado en ellos. 

Tan solo nos quedará coger nuestra factura de luz a final de mes, y hacer una regla de tres entre el consumo de todos nuestros aparatos y el importe de la factura, con respecto al consumo concreto de nuestra consola o PC.

Consejos para gastar menos con nuestros aparatos gaming:

gastar menos aparatos gaming

Ahora que ya sabemos cómo podemos saber el consumo de nuestros aparatos gaming y en cuánto se traduce en dinero, vamos a intentar bajar este gasto con algunos sencillos trucos. 

Una opción interesante sería migrar nuestra compañía eléctrica a una verde, más barata y limpia. Por ejemplo, OVO Energy, es una de las empresas para contratar luz verde más populares en nuestro país y con tarifas muy interesantes. 
También podríamos buscar información acerca de qué consolas son las que menos consumen, o los componentes para nuestro PC que podrían tener un menor consumo, conservando potencia y efectividad.