Encuentro Digital con Frank O’Connor: Making of

Lo sé, hace mucho tiempo que no me dejo caer por los blogs, pero creo que la ocasión lo merece. El pasado viernes, a eso de las 19.00 horas, tuve el placer de participar en el primer Encuentro Digital en vídeo emitido en directo por MeriStation TV. El invitado, Frank O’Connor de 343 Industries, responsables de Halo 4, venía a someterse a un particular tercer grado orquestado por los foreros de la revista y los seguidores de Twitter.

El resultado lo pudisteis seguir en directo, en diferido posteriormente y también en texto, y por lo que leo en comentarios y opiniones no quedó nada mal. Pero: ¿cómo se organizó este sarao? Lo que se ha visto en la cámara (Nacho con traducción simultánea, un servidor con comunidad y O’Connor) no es ni el cuarto de lo que realmente había detrás del Encuentro Digital. Aquí va su making of.

Primero, de la parte técnica (streaming, montaje, realización, etc.) se encargó Arturo Bracero, el último fichaje de MeriStation TV. Antes de que llegara Frank a las oficinas en Gran Vía 32, tuvimos que preparar el terreno, y comenzamos a hacerlo unas veinticuatro horas antes. Así que Arturo, junto a Abel, de Prisa Digital, se puso a configurar programas, a ajustar cámaras, a colocar focos…

No me queda otra que felicitar a Arturo por haber conseguido este resultado, sobre todo después de los problemas técnicos con el audio que se resuelven aplicando métodos what the fuck y por ir a comprar lámparas para la iluminación de la sala después de que se fundieran varias. Y con la lluvia acechando. Éste fue el momento idóneo para gastar una novatada al recién llegado a la revista. 

El encuadre que se vio durante el encuentro no iba a ser el inicial, pues el primero que se estaba valorando era el de la sección Estamos Jugando, con el chroma key mostrando imágenes de Halo 4. Pero la estantería, que me encargué de decorar con la ayuda de Javi Andrés (dejando algún que otro easter egg), quedaba genial en la cámara, así que decidimos mover la mesa de sitio.

Durante la emisión, en el plató también se encontraban los chicos y las chicas de Microsoft, sentados como público, y José Hervás de MadCatz, compañía de periféricos que, por cierto, tienen varios productos interesantes licenciados de Halo 4. Además, tuvimos un invitado especial hacia el final de la emisión que nos causó una anécdota digna de mención.

 

Os estoy hablando del Jefe Maestro, cuyo traje os aseguro que era espectactular (no era alto sino lo siguiente), por lo que nada más ver cómo quedaba nos preguntamos: ¿Esto cabe en el encuadre sin que se le corte la cabeza? Aquí fue cuando tuvimos que sacar el metro para ver el espacio que tenía para pasar por detrás de la mesa durante unos segundos en la emisión.

Y esto solo fue lo que pasó en la sala. Fuera, Javi Andrés se encargaba de que la noticia y la emisión funcionaran bien (también me daba feedback por comunicación interna) y David Tejera, de noticias, se encargaba de traducir simultáneamente en el foro las palabras de Frank O’Connor para que nadie se perdiera ni el más mínimo detalle de sus declaraciones. A la vez, el equipo de moderación estaba al loro.

PD: Sí, llevaba un parche en la frente. En el montaje del set del día anterior tuve un pequeño accidente con uno de los elementos del decorado. Gajes del oficio, que dicen.

Destino Oculto: Cuando el amor oculta la ciencia-ficcción

La última película que he visto es Destino Oculto, dirigida por George Nolfi y protagonizada por Matt Damon. La opinón que tengo después de verla es confusa por una razón. Y es que no entiendo cómo un argumento a priori tan interesante y atractivo en el género de la ciencia-ficción (que unos personajes controlan el curso de la historia y lo arreglan cuando algo se tuerce) ha podido terminar tapado por una historia de amor clásica. Destino Oculto es más una historia de amor que de ciencia-ficción, porque la relación entre los protagonistas, Damon y Emily Blunt, puede superar incluso lo que está escrito y tiene que pasar.

Un mensaje claro: el amor mueve montañas. Yo iba a ver una producción de ciencia-ficción y terminé viendo un producto con más toque rosa que otra cosa. Y no es una mala película (perfecta para verla con la novia), pero creo que la temática amorosa se ha terminado cebando con la idea original. Tiene aspectos interesantes, sí, pero no me gustó del todo. Quizás yo esperaba más después de otras pelícuas de Damon como Más allá de la vida… Pero bueno, que el amor triunfa una vez más cuando la ciencia-ficción podía haber sido el eje principal en una historia sólida que termina siendo una historia de faldas ñoña.

Hoy es un día memorable

Hoy es un día memorable. Sí, quizá me repita, pero es que lo es. Y no es que me alegre por la llegada de la demo de Resident Evil 5 a Xbox Live la próxima semana (Capcom, porfaplis, tráela a Europa). Ni me he echado novia. Ni encontrado el sentido de la vida. Tampoco me han aumentado el sueldo. Pero es que, después de casi cinco años de carrera, por fin ha ocurrido algo que llevaba esperando eones (tampoco me he licenciado -aún- XD)

He tenido que esperar hasta 5º Periodismo para que una asignatura se atreviese a pronunciar las palabras "Periodismo Cibernético" de forma profunda, con contenidos y sin tonterías. Casi cinco años de Periodismo para que a un cuatrimestre de terminar la carrera se preste atención a este medio de comunicación en auge como es Internet. El milagro ha sucedido en la asignatura Producción Periodística y se prolongará hasta finales de Enero de 2009.

Dos meses que se prevén excepcionales para tratar este tema del periodismo digital / electrónico / cibernético o como convengan en bautizarlo, que como habréis podido notar en este texto no tiene la importancia correspondiente ni en el alumnado ni en el profesorado.

Bien es cierto que en la Facultad de Comunicación de Sevilla son algunos los profesores que van soltando comentarios sobre esta modalidad del periodismo, pero la verdad es que son muy, muy poquitos. Y eso, ante el desarrollo de Internet, es bastante triste. Está bien saber usar programas de maquetación para medios impresos y montar vídeos para TV. Sí. Pero no por ello se debe dejar de lado el formato que, a día de hoy, permite el mayor grado de interacción emisor-receptor y se sirve de la hipertextualidad para ofrecer la experiencia más completa en cuanto a formatos.

Señores y señoras, ahora ya puedo terminar la carrera tranquilo.

«Cómo nos venden la moto»

Hoy toca pensar un poco. Y no por nada particular. A veces uno se cuestiona el porqué de las cosas. No suele pasar mucho, porque generalmente vivimos en un mundo donde la celeridad es obligatoria. Pero sí, en ocasiones toca divagar, por poco que sea. Para entender el entorno no está de más echar una lectura al libro "Cómo nos venden la moto" de Noam Chomsky e Ignacio Ramonet. A los que hayáis / estéis estudiado / estudiando algo relacionado con la comunicación, el periodismo y el mundo audiovisual posiblemente os suene de algo.

El este texto de menos de cien páginas ambos autores opinan, analizan, estudian y teorizan sobre el impacto de la propaganda en la sociedad actual, y sobre cómo los medios de comunicación se introducen en en la estructura, en el ‘establishment’. La postura de los académicos quizá sea un poco catastrofista, pero no deja de ser por ello real.

Ambos resaltan que los medios de comunicación de masas no dejan de estar insertados dentro de una lógica social establecida y regulada por unos pocos. A fin de cuentas, las agendas mediáticas están muy ligadas al mercado, a la política y a otros factores de la vida. Si bien es cierto que existe la libertad de prensa, ésta no es más que un mito, según la pareja. Y lo mismo sucede con la objetividad. Un periodista será tan independiente y objetivo como se lo permita su redactor jefe, su empresa o su experiencia personal.

Hoy todo esta medido. En todos los campos. Nadie se libra. Y no hablo de manipulaciones, tergiversaciones, informaciones vendidas o favoritismos. Hablo del concepto de información tal y cómo se forja en las redacciones de cualquier medio de comunicación hoy por hoy. La objetividad no existe. Es un mito imposible, una leyenda urbana creada para envolver de misterio esto del periodismo.

Repito: no estoy aquí para hablar de manipulaciones intencionadas o favoritismos, sino para tratar otra cuestión que suele pasar bastante desapercibida. En "Cómo nos venden la moto", Chomsky insiste en que son infinitos los criterios que se siguen a la hora de seleccionar una información. Y precisamente esta selección de información condiona al receptor. El teórico norteamericano Walter Lippmann hablaba de "fabricar consenso" en la democracia, es decir, en utilizar las nuevas herramientas de la propaganda para configurar al pueblo. ¿No son los medios de comunicación una de estas nuevas herramientas de la democracia? Es más; en el actual sistema capitalista y al margen del concepto político de propaganda, ¿no actúan los media como un amplificador de opiniones dentro del mercado? ¿Son estas opiniones verdaderamente libres, o están -nunca mejor dicho- mediadas (que no manipuladas)?

Como ejemplo, Chomsky habla de los enemigos públicos de la sociedad, y de cómo cada cierto tiempo nacen estos antagonistas de tu orilla del mundo, cuyas figuras se reproducen una y otra vez en los medios de comunicación, creando verdaderos monstruos mediáticos. Y así hasta justificamos guerras. El pueblo se inyecta el mensaje y odia al, hasta ahora, desconocido enemigo. Nada que objetar a las armas.

Siguiendo con esta lógica, un buen amigo puntualizaba meses atrás un caso singular. España gana la Eurocopa y los medios de comunicación bombardean informaciones con el triunfo de la Selección. Es legítimo celebrarlo. Es legítimo disfrutar del momento. Sí, pero… ¿alguién se paró a preguntar por aquel entonces qué pasaba con la crisis económica en España? España había ganado. Teníamos el héroe perfecto para tapar la situación del país y llenar páginas y páginas  con la Selección.

Con este breve texto no quiero criticar a nada ni a nadie. Simplemente insistir en que en la sociedad actual todo está medido al detalle. Las cosas pasan por algo. No es que estemos ante los casos conspiranóicos de algunos autores (propiamente de Metal Gear, ya que nos pilla cerca), pero sí ante un sistema donde cualquier paso se debe a una razón clara, ya sea directa o indirecta. Pero, ¿es el periodista quien condiciona al público o el receptor quien determina el valor del mensaje?

Una de zombis, por favor

Cualquier aficionado a los muertos vivientes, a las películas de George A. Romero y al terror explícitamente visceral debería, como mínimo, probar Left 4 Dead una vez en la vida. El último invento de Valve es una gloria y demuestra que la compañía de Gabe Newell, tiene mucho más que decir aparte de Half Life. Hoy precargué el juego por la mañana, y al llegar a casa hace unas horitas después de un día de clases periodísticas en la facultad, encendí el PC y ejecuté el juego.

He de decir que últimamente tengo el compatible bastante abandonado. Y es que entre la 360 y la Wii poco tiempo adicional me queda para jugar. Pero ya iba siendo hora de instalar algo en esta chatarra arcaica que tengo debajo del escritorio, y que a duras penas puede mover juegos actuales. De hecho más bien no puede mover ninguno de un par de años a ahora -salvo excepciones, eso sí-. La primera reacción al probar el juego ha sido una gratificante sonrisa: L4D funciona adecuadamente en mi PC.

Y no me extraña, porque el motor Source siempre ha destacado por su optimización. Bien es cierto que no es de lo más puntero, pero sí que cumple correctamente con su cometido. Ante esta felicidad tecnológica, me meto en una partida de esas cooperativas y la sonrisa se amplía más. Muertos vivientes a saco, sin descanso, y un montón de armas esparcidas por diversos puntos del escenario para el disfrute de los cuatro allí presentes. Y a todo esto hay que sumar una ambientación verdaderamente lograda, con tintes de serie B, abundancia de sangre y toques de humor. Desde el cartel de carga, con los cuatro protagonistas a modo de película, hasta los póster que aparecen en los escenarios.

Los cuatro personajes seleccionables de los supervivientes no podían ser más estereotipados. Me he decantado personalmente por Zoey, la única chica del cuarteto protagonista. La elección no es casual: la joven guarda un parecido más que razonable con Claire Redfield de Resident Evil 2 / Resident Evil Code Veronica. Creo que le he cogido cariño por eso. Así que nada; hordas y hordas de zombis, alarmas que suenan y te obligan a clamar al cielo por la que se te viene encima y jefes que sin ser excesivamente carismáticos, mantienen la tensión y hasta acojonan en según qué momentos (¿Alguien dijo Witch?) El doblaje me ha parecido bastante bueno, sobre todo tras conocer que en nuestro foro tenemos un familiar de la voz de mi personaje preferida. Nada que objetar en este punto.

No voy a negar que el juego tiene sus fallos, como algunos aspectos visuales que no me han terminado de gustar. Pero como la review no es cosa mía, y quiero disfrutar del juego, no le voy a sacar fallos aquí. En definitiva, un juego atractivo para esta Navidad, como bien sabe algún colega mío con el jugaré partidas, y una prueba de fuego para los seguidores de los zombis. Bienvenidos al MMOZG (Massive Multiplayer Online Zombie Game)

Advertencia para valientes: Si alguien se anima a jugar, que me agregue al Steam con el nick Git4n0.

Tomándose la vida con humor: El Double Fail

Hoy me voy a mirar al tejado. Resulta que esta mañana, como otras tantas, redacté noticias para la revista. Y a veces pasa que por más que te las leas, se te cuelan erratas. Incluso leyéndolas más de una, dos y tres veces. Son de esas erratas absurdas que se deben a movimientos extraños en la mente humana. Siempre leo los comentarios de las noticias porque en la mayoría de las ocasiones son los ojos de los foreros los que se dan cuenta de ellas, y te ayudan a mejorar el texto. Con lo ventajoso que es, no entiendo como existe tanta fobia a esto del Periodismo 2.0

Pero lo que me ha pasado hoy no tiene precio. Noticia sobre Megaman 3 en Wii. Cometo dos fallos y no me doy cuenta de ello. Uno, la plataforma en la que salió el juego; otro, que pongo Microsoft Points en vez de Wii Points (Nintendo Points) Dos errores bastante estúpidos y hasta cantosos. Pero repito: te lees la noticia, la revisas, y el subconsciente no te deja ver más allá. Y así es. Se publica la información con esas dos erratas.

¿El resultado? Lo que los foreros han bautizado como Double Fail, algo que posiblemente se convierta en una nueva coña dentro del Podcast -no ha tardado en salir un usuario posteándolo en los comments del último-. Me tomo estas cosas con bastante humor, porque como digo, son fallos absurdos de los que uno mismo no se da cuenta. Esto no quita que siempre se procure ofrecer lo mejor, pero es como poco curioso.

La gracia está en cómo se lo toman los foreros, y es que pueden darse bastantes reacciones. Desde el Double Fail con tintes humorísticos y simpaticones hasta el envío de mensajes privados con tintes agresivos que te tildan de todo menos bonito. Cosas que pasan.

Enrique meets Jessica Chobot

¡Ay! Aquella Games Convention de Leipzig de 2008, con mi compañero Ramón, donde además de disfrutar de grandes juegos pude toparme de forma indirecta con Jessica Chobot, la reportera de IGN. Aquellas escaleras mecánicas nos acercaron a Ramón y a mí a esta damisela sin que nos percatásemos. Esto nos costó las risas de algún que otro miembro de la redacción, muy chistoso… ¿A que sí Rox? ¿Cuántas veces me has dicho por MSN que era imperdonable no haberle dicho nada en aquella calurosa tarde de verano?

Por activa y por pasiva comenté que no realmente no me había dado cuenta de que esta joven fémina estaba tras de mí, y esto es una verdad como un templo. Ahora, para vengarme de aquellos que no creyeron mi versión, aquí dejo una prueba irrefutable que la demuestra. Sucedió en el Worldwide Invitational de Blizzard. I’m so sorry Rox.

 

PD: Es muy simpática la chiquilla Kitten
PD2: Queda oficialmente reabierto el blog. Juro que actualizaré activamente.

GTA IV o cómo volver loco al personal

No he tenido aún la oportunidad de jugar al sobresaliente (10/10 MeriStation) Grand Theft Auto IV, pero sí de seguir como buen jugador los días previos al lanzamiento del juego de Rockstar. Me sorprendió ver que ya a finales de la pasada semana había jugadores en Liberty City, ya sea por la vía del "amigodueñodealmacén/tienda" o por la deleznable "Verbatim Edition". Independientemente de esto, sé que no somos precisamente poco los que como mortales esperamos pacientemente al martes para comprar en tiendas el IV de Sam Houser. El hecho de que el título se haya filtrado por las redes p2p antes de su llegada a las tiendas no es de extrañar. Y lo triste es que no será la primera vez ni la última que esto suceda.

Pero mucho más sorprendente me han parecido otros sucesos ocurridos días atrás. Para comenzar, son míticos los usuarios que se han atrevido a ofrecer sus partidas mediante tecnología ‘streaming’ en la red. Las visitas que han tenido estos vídeos han sido descomunales. Sólo había que leer cómo los usuarios les pedían a los jugadores que realizaran movimientos especiales. "Déjate cazar", "Salta del edificio", "Emborracha a Niko", "Pon el multijugador" son sólo algunos ejemplos. Vamos, que estos usuarios "aventajados" han sido héroes anticipados.

Un fenómeno interesante de no ser por lo que he visto en otros foros, entre ellos el de la comunidad Elotrolado.net, donde algunos usuarios decidieron embarcarse en una odisea hacia Andorra para comprar antes que nadie -allí lo venden ya- el título de Rockstar. Parece mentira que se hayan formado "grupos turísticos" improvisados para acudir al país vecino a por el juego. Y lo mejor de todo es que han vuelto con el preciado premio entre sus brazos.

Sea como fuere, los mortales-mortales no cataremos a Niko Bellic hasta el martes 29 de abril. Y estoy seguro de que tanta espera habrá merecido la pena.