Hola soy yo, ¿te gustaria jugar conmigo?

Todo el mundo recuerda un juego que lacritica y parte del publico critica y le da unas puntuaciones bajas.Y termina olvidado en una estantería de algún Carrefour, Game oEroski, hasta que alguna persona dispuesta a gastarse algunos eurostermine fijándose en el juego.

Pero por cuestiones de gusto o por unsimple hecho de diversión, ese juego se convierte en uno de losjuegos que mas cariño tienes o uno al que no te importa echarlealgunos vicios.

Yo tengo varios de esos. Uno de elloses el Worms: Open Warfare para DS. Aun no siendo un Worms muycompleto eso no quita para que sea un juego que da lo que uno quiere,entretiene, y eso en estos momentos de saturación de ofertas es unlogro.

Otro que entra en esta categoría es elBoiling Point, que aun reconociendo sus múltiples bugs y errores,era un juego con un potencial enorme y al que aunque reconozco nollegue a terminarlo, me supuso horas de diversión. Un mundo abiertoenorme, gente que hace su vida, vehículos…un sandbox con muchísimoque ofrecer.

Y para terminar, otro semi-olvidado elCivcity Rome de los mismos creadores de Stronghold 2 (que por una malaoptimización fue vapuleado por la critica) y con la ayuda de SidMeiers. Construir ciudades de romanas supuso todo un entretenidoejercicio.

 

Como toda persona, todo juego mereceuna segunda oportunidad.