Una criatura viva en la era de los cretinos. «The Last Guardian»

El cretinismo se impone, ser un cretino a la hora de hablar de un videojuego es el último grito de la moda. Para colmo, las empresas colaboran con esta gente y crean juegos que son imposibles de defender sin hacer el tonto, (ahí estan streef fighter V y Battlefront 2 para confirmarlo). The last guardian cargó con una mochila muy pesada cuando salió al mercado. Pesaba su eterno período de desarrollo, pesaba ser el heredero de dos juegos impecables, ser hijo de un programador de culto y por supuesto, fatalmente, pesaba como una montaña el infaltable hype. Antes de jugarlo me propuse ver que decían los usuarios. La prensa ya no es un informante calificado, por lo que hoy en día no importa nada de lo que dice. El problema es, que a la deshonestidad de los profesionales se sumó el postureo de los usuarios y llegamos al punto en el que compramos un juego prácticamente ciegos, sin saber nada verdaderamente fiable. La primer semana, este era el escenario. En general, la prensa aunque lo elogia en algunos aspectos lo bastardea y por ejemplo en hobby consolas, el mismo redactor que le dio un  91 al fifa 17 le casca alegremente un 86. Por supuesto queda por debajo de un street fighter V. Aquí en 3d juegos al menos prefirieron el camino de tener un poco de cordura. Y el análisis, casi como una extraña excepción, es bastante justo.¿Y los usuarios? Bueno aquí la cosa se pone más desopilante aún. La red se plagó de intelectualoides explicando por que no era tan bueno como shadow of the colossus. Utilizando patanerias como terminos extrapolados de la crítica del cine, uno leía cosas como "lo extradigético" "el plano contrapicado" y un infinito etc. Luego estaban los otros usuarios, los que son incapaces de captar ninguna intención artistica que decían, "jo que esa cámara e malísima!!! Que el bicho no hace caso joer!! Que esto ta roto!!!. Bueno un tiempo después de todo esto compré el juego y me propuse ver de que se trata. Bien ¿que me encontré?. Como saben todos y se ha dicho hasta el cansancio, los juegos de Fumito Ueda y su diseño por sustracción, se tratan de buscar todos los matices posibles en la interacción entre dos seres. El como encontrar los mecanismos jugables que nos hagan sentir que el otro existe y por lo tanto empatizar con el, es la máxima preocupación de Ueda. Ese es su concepto madre, crear juegos donde aparte del jugador hay otra criatura que existe. Gran desilución se habrá llevado este creador, cuando su máxima proeza técnica es vista como la peor de sus obras. Si, yo sostengo que ésta es la gran evolución, el gran salto en la intención artística de Fumito Ueda. Hasta ahora había logrado algo sesacional, tanto yorda como agro o los titanes parecen imbuidos de una vida poco vista en los videojuegos.  Logra algo inconmensurable, pero gran parte de la chispa de la vida, se conseguía en base a la mecánica jugable. Así Yorda aparte de sus propios movimientos y posturas, adquiría gran parte de su peso existencial gracias a esa idea genial de tener que tomarla de la mano y eso se lograba presionando un botón que si lo soltabamos, soltabamos a yorda. Con este juego ni siquiera se necesita de los mecanismos jugables. Trico existe, es una criatura viva independiente de tus acciones. Todos y cada unos de los jugadores reconocerán a su mascota en cada gesto y cada acción de trico. No es un tamagochi, si no fuera que estamos encerrados juntos en un lugar inhóspito trico no nos necesitaría para nada en absoluto.  Entonces la experiencia es la de estar presos en un lugar laberíntico y extraño con nuestro perro. Toda nuestra aventura da la sensación que la construimos de a dos, la criatura y nosotros. Los sabiondos de videojuegos opinan sobre lo artificioso del lugar donde ocurren los hechos. Otros mas sabiondos aún señalan que tecnológicamente no esta a la última. Luego los menos instruidos, la clase media del videojuego, vamos para que se entienda, los jugadores de fifa, no captaron como el juego construía un prodigio nunca antes visto. Pero es así, en the last guardian, es en el único lugar del mundo del videojuego donde una digitalización nos engaña y parece tener vida propia. A partir de eso se contruye un juego de puzles y plataformeo colaborativo sencillamente brillante. Si, hay errores claro que los hay, pero se trata de una obra maestra. Las obras maestras no son perfectas, su trabajo es mostrar algo nunca visto y enseñar como se deben hacer las cosas de aquí en más. Eso the last guardian lo hace. Conforme avanzamos en nuestra aventura nos maravillamos de como se presenta ante nosotros esa criatura llena de vida, empatizamos le cuidamos y en lo mas hondo de nuestro corazón de viejos jugadores quisieramos que fuera real.

Cuándo las expectativas se niegan a razonar. «Final Fantasy XV»

El problema de crearse una expectativa en base a lo que otros dicen sobre lo que fué en el pasado tal o cual juego, es que atendemos a un informante muy poco calificado, la memoria. Para colmo la memoria de otro. El pasado es cambiante, se metamorfosea de acuerdo nuestras ilusiones o desdenes. Jugamos a otras edades, con otras preocupaciones y otros tiempos. Recordamos a juegos que nos divirtieron solo por lo bueno, así como recordamos alguno que nos aburrió solo por lo malo.No son pocos quienes critican a final fantasy XV por no tener el espíritu de aquellos legendarios FF, o por no jugarse igual, o por ser un simulador de pandilla de amigos adolescentes etc. Yo les pregunto ¿cual alma es la que refieren ustedes? La de FF X2, la de cristal chronicles, o la de FF IX, porque convengamos que no tienen punto de comparación una con la otra. “Es malo por no jugarse igual a aquellos gloriosos FF”, yo les pregunto, ¿jugarse igual a cual, FF VII o FF XII? Porque convengamos nuevamente que no tienen nada que ver una jugabilidad con la otra. “Es malo porque es un simulador de pandilla de amigos”…. Ehh… amigo… acaso no jugaste jamas a FF VIII?.Lo que quiero consignar con esto, es que no hay una formula FF, hay una esencia FF y si uno ve este juego sin saber de que se trata, no se demora un segundo en adivinarlo, esto es un final fantasy!.Personalmente me recordó mucho a ff VIII, hoy no es tan referenciado pero aquellos 4 cds de ps one eran gloria bendita. Square logra introducir su saga mas notable al mundo abierto y lo hace de manera mas que satisfactoria. Luego del retroceso que significó FF XIII en ese aspecto (en extremo pasillero), con respecto al FF XII (áreas jugables interconectadas). Consigue una evolución reseñable a este respecto. Se ha criticado cierto vacío en bastas áreas pero no es mas que la traducción moderna de esas áreas donde deambulábamos por el mapa con nuestro personaje y nos asaltaban enemigos aleatorios. Es decir los espacios entre localizaciones no tienen la función que tienen en un gta los espacios que hay entre una misión y otra. Son cosas distintas y por lo tanto deben funcionar distinto, no entenderlo es no haber jugado a juegos anteriores de la saga. De tal manera que en el desarrollo del juego y nuestro deambular de un lado a otro, estaremos esencialmente en un final fantasy de toda la vida.Respecto a los gráficos debo confesar que a mi me encantaron, si! ya lo se, “no estan a la última”, pero es square, todo el arte y diseño es simplemente exquisito. Los combates se benefician de la constante búsqueda estética de esta compañía y si pasas frente a una tv mientras hay una lucha, te quedaras viendo absorto lo bien que luce todo. La mecánica de los enfrentamientos no es la mejor, pero tampoco está ni cerca de ser mala, a veces te parece que el combate se decidió de una manera algo random, pero en general te sientes dominador de las acciones y poseedor de cierta destreza una vez afinas el uso de joystick. Agradezco profundamente que se olvidaran del pésimo combate por turnos de ff xiii tan automatizado que parecía que nosotros no hacíamos nada que valiera la pena. En definitiva las luchas son espectaculares y aunque no tan finas como en un hack and slash modelo, las mecánicas son solidas y gratificantes.Sobre la historia solo diré que aunque tal vez no sea la mas épica de la saga, no desentona, sobre todo entendiendo que ninguno de los guiones de toda la franquicia ganaría un nobel. Es decir cumple con su cometido de organizar de manera entretenida la experiencia jugable. Lo verdaderamente notable en este game es la construcción de los personajes y sus interacciones. De verdad que da gusto ver como evoluciona la amistad y el compañerismo de los protagonistas de esta historia. Esto para mi es un gran logro en un tiempo donde abundan personajes planos, obtusos y vacíos. En definitiva, square lo ha logrado de nuevo, ha creado un mundo fascinante digno de ser explorado junto a compañeros de viaje sencillamente entrañables.

Jugar por jugar. «FUEL»

No quiero coincidir con Miyamoto sobre que el gameplay es lo único importante. Quiero pensar que la narrativa importa, quiero pensar que el arte gráfico importa, quiero pensar que que el recurso tecnológico importa. Y como quiero pensar eso, pues lo pienso.Pero hay algo, una realidad subyacente, una verdad subterránea que recorre nuestro interior. Luego de terminado, no me hace regresar a un juego su narrativa, no me hace regresar su diseño artístico, no me hace regresar su tecnología, solo regreso a un juego por culpa del gameplay, como si fuera eso lo único importante.
Por eso hay juegos a los que siempre se vuelve, sin importar cuantas horas jugamos o cuantas veces lo hemos terminado, juegos que no se agotan cuando ya no hay coleccionables o secretos, porque lo que produce el verdadero disfrute es simplemente jugar.El genero de las carreras por su naturaleza hace que si el gameplay está bien resuelto volveremos siempre a un out run, un Daytona Usa o un gran turismo. Y eso mismo es lo que me pasa con Fuel. Regreso una y otra vez solo por lo reconfortante de la sensación de conducir.La excusa del juego es esta, un mundo post apocaliptico y motos, cuatriciclos, buguis y coches, compitiendo en carreras desopilantes pero no alocadas (como en motorstorm apocalipsis) vertiginosas pero no frenéticas (como en naild y similares). Los circuitos son de lo mejor logrado de juego porque es un mundo abierto donde se trata de pasar por checkpoints, sin importar si tienes que circular por una ruinosa carretera, un camino de tierra, un bosque o un barranco. La delimitación no es artificiosa como en otros juegos del género, desde el momento que se puede ir por cualquier parte, da la sensación tangible de que vamos campo a través y no de que se nos monta un escenario para hacernos creer tal cosa.Fuel es un arcade, no busca simular nada, lo exagera todo, pero nunca, nunca se pasa de la raya. Entonces controlamos el vértigo y entendemos por que nos pasan las cosas. Errores, despistes y choques, siempre son culpa de nuestra torpeza y no de un escenario que se nos viene encima como un torbellino arbitrario e irracional.En la representación de los vehículos se busca que luzcan toscos y robustos, preparados para ese medio hostil en el que deben circular. Las carreras de dividen de acuerdo al genero de vehículo y después hay pruebas de lo mas variadas e inverosímiles, como tener que ganarle a un helicóptero etc. La conducción es muy adictiva, gusta, entretiene y divierte. El enfoque que se le da al vehículo intenta hacer que siempre se vea la bastedad del escenario, luego la cámara va oscilando levemente hacia los lados del bólido generando un ángulo de visión espectacular y agradable, que se refuerza cuando derrapamos creando una experiencia jugable y visual muy digna de ser disfrutada.Se que algunos estarán pensando que son demasiados elogios para un juego que pasó algo desapercibido, tanto que ni siquiera se ha pensado en una secuela. Pero no lo duden de trata de un muy buen juego de carreras. Y lo recomiendo todo aquel que quiera simplemente, jugar por jugar.

El Resident Evil apócrifo. «REsident Evil 5»

Los amantes de la saga renegaron de este juego, no es un resident evil vociferaban mientras se descubrían el pecho rasgando sus vestiduras. Así gemían, implorando al señor extinguiera a ese falso ídolo, que en nada se asemejaba a los inspirados por la divinidad.Ahora bien, ¿es malo o bueno como videojuego?. Es muy bueno, es un gran videojuego, de hecho diría, que se trata de un videojuego ejemplar, modelo. Entonces ¿por que no pudieron ver esto desde un principio?. ¿Por que vivimos en una época, donde lo novedoso es primero crucificado y solo con el correr del tiempo se lo valora?. Solo son consideradas grandes obras, aquellas que solo se dedican a ampliar o profundizar lo que ya conocemos. A saber, veamos los juegos que hacen saltar de felicidad a la comunidad hoy, Zelda breat of the wild (es el A Link to the past en 3d), mario odisey (es el galaxy de mundo abierto), good of war 4 (bueno… aquí  hay 300 similares... no se.. un resident 4 con hacha?), La comunidad de hoy es en esencia reaccionaria, conservadora hasta el fanatismo. Por eso cuando aparece un juego que no pueden comparar o asociar a un antecedente claro, llega el desconcierto y tras él, el odio (lease no man’s sky por ejemplo). Primero lo primero, aquí se cambia de genero y pasamos del tradicional survival/horror a el novedoso actión/horror, como en todo cambio se gana por aquí y se pierde por allá. Gráficamente tiene un nivel supremo, ¿que significa eso?. Que alcanzó el grado de a temporal, siempre que lo veamos nos va a parecer impecable, como pasa cuando vemos un Mario 3 en una nes, un shoshi island o donkey cong country en una super nes etc.Nuestro avatar, es decir, el personaje Chris Redfield se lleva todos los aplausos, capcom es un maestro a la hora de crear personajes y darles movimientos, tanto que a veces me gustaría que ellos hicieran los personajes centrales de todos los juegos, es decir quiero jugar un elder scroll hecho por bethesda, pero que nuestro personaje lo haga capcom!! También Sheva Alomar, nuestra co-protagonista esta hecha con gran maestría, ambos transitan por un mundo ruinoso en el África mas estereotípica, es decir pobreza carencia y deterioro es el marco general. La estructura varia en: avanzar matando todo a nuestro paso, áreas fijas donde soportar el embate de las hordas de infectados (que no zombis), puzles, sub jefes y jefazos. Todo está cronometrado para que cada espacio de juego dure lo suficiente para no aburrir, al modo de el cine de acción americano, es decir, se alterna tensión, subidón de adrenalina, tranquilidad, distensión, subidon repentino, tensión de nuevo etc. Esto hace que sea entretenido el transito por el mundo que nos propone.  El sistema de menús en tiempo real, es quizás el mejor de toda la saga, porque juega con la premura de tener que resolver cosas mientras nos acechan, pero es simple, no nos agotamos en tropezar con los mecanismos de gestión.Los jefes, son un buen muestrario de las cosas bien hechas y la espectacularidad sin humo. Lejos de la moda de esos jefazos impresionantes, que para existir requieren un cambio repentino de los mecanismos jugables (muchas veces quick time events disfrazados), aquí los debemos enfrentar de la misma forma que veníamos jugando, nada de charlatanería y esoterismo. Los maestros de la programación, no necesitan de distraer al jugador con secuencias espectaculares para esconder que no supieron como introducir las mecánicas del juego al enfrentamiento con el jefe. Increíblemente, hoy en día, debemos festejar cuando bethesda decide que los dragones se deben enfrentar igual que cuando enfrentamos una rata. Muchos ven a RE 5 como heredero de RE 4, yo en cambio creo que el 4 es mucho mas cercano a los clásicos de ahí su gran éxito en la comunidad. Donde verdaderamente hay un cambio es aquí, de ahí el desconcierto y el rechazo de la comunidad.

Salvados por lo grotesco. «MK VS DC Universe»

MK VS DC Universe es antes que nada un crossover que no funciona. Es grotesco, incongruente desprolijo y muchas veces torpe. Pero me gusta, si, me gusta. 
Vivimos una actualidad donde somos los mismos jugadores los que demandamos que se termine la magia, que no existan locuras en los videojuegos. Una legión de consumidores enfurece porque la orografía de los planetas de no man’s sky no tiene sustento en la astrogeologia, ni hablemos de la fauna, abrase visto, esas criaturas no hay ecosistema que las ampare y las contradicciones con la evolución de las especies ni hablemos. Otra legión enfurece porque los rostros de mass efect andrómeda no funcionan como en el teatro o en una película de cine. Luego está la otra legión de enfurecidos porque no hay una gran historia, si lo juro existen (no se en base a que establecen su medida, Homero? Virgilio? Quevedo? Cervates? Dan Brown? J.K. Rowling? Vaya usted a saber) ahí caen varias víctimas, final fantasy XV entre otros. A, lo olvidaba, los fanáticos de las físicas, si, esos que no pueden disfrutar de farcry 5 porque el viento no esparce el fuego de manera apropiada (juro que estos también existen). Bien yo puedo disfrutar de una buena historia, también disfruto de cuando hay buenas físicas etc. pero lo único que le exijo si o si a un videojuego es que sea un buen juego, que sea entretenido, agradable y adictivo jugar. 
 
Soy de una época donde para limpiar el barrio de malhechores se elegía entre un soldado, un ninja y un dinosaurio, que carajos me vienen con realismo.Bien, dicho esto, apenas supe que existía, me fascino la idea del crossover MK VS DC, era un desatino de esos que hacen los hakers, un juego de MUGEN, pero esta vez hecho por una compañía de verdad , no tendríamos que lidiar con cuelgues, desbalanceos y la inestabilidad típica de los productos no oficiales, en fin tenía grandes expectativas. Comencé diciendo que el cruce de mundos no funciona y me refería a lo siguiente, ni bien comienza  el juego aparece una de las pantallas de selección de modo mas pobre que yo recuerde, un menú en vertical a la izquierda, Batman en primer plano de pie en una azotea de edificio y Scorpion cae a un edificio que se ve de fondo. Esta escena es abrumadoramente elemental en detalle gráfico, ningún MK de play 2 es tan insulso en su primera impresión al jugador.  Luego comienzan los combates y los escenarios mantienen la sensación de pobreza franciscana. Entonces, como no se enmarcan como es debido, los personajes cargan con todo el peso de sostener el juego, y es ahí donde se nota que no tienen nada que ver los de un mundo con los del otro. Es como un frankenstein, como si hubieran destripado dos juegos distintos para crear con sus viseras otro nuevo. Y no es porque esos mundos sean imposibles de conciliar, CAPCOM ya lo demostró sobradamente todos pueden luchar contra todos (los maravillosos vs marvel, los geniales vs snk, el impecable vs tekken y mi favorito vs TATSUNOKO)  solo hay que darles un marco y un escenario apropiado. En la jugabilidad no falla tanto, para no agotar con explicaciones diré que es un híbrido entre los MK de ps2 y el MK 9. Tiene planos de profundidad pero no está tan presente, tanto que fácilmente tendrás la sensación de estar luchando en un plano solo. Al componente de lucha se suman un sistema de agarres bastante experimental que tiene su gracia, se habilita una especie de mini juego en un primerísimo plano donde en algo similar al piedra papel o tijera con los cuatro botones del joystic, un jugador aporrea y el otro trata de defenderse, si nos adivinan el golpe se invierte el rol y pasamos a ser los aporreados, lo mismo pasa durante las caídas de un escenario a otro. Luego otro componente es la barra de rage que da invulnerabilidad y mas fuerza por un tiempo limitado. En fin cuando hablamos de la lucha exclusivamente, sin ser uno de los grandes del género, es entretenido y nos genera siempre el deseo de un combate mas. Lo que mas me gusta del juego es lo enorme que aparecen en pantalla los luchadores, cuando están uno al lado de otro llenan toda tu tv y eso para mi es gloria bendita (como me costó disfrutar del ijustice god among us por culpa de esos luchadores tan pequeñuelos, brillantes pero pequeños!!!) MK VS DC Universe fué el último manoton de ahogado de midway que apostó por dos licencias ganadoras para ser salvado, pero ya no tenia el suficiente fuelle para adornar el juego, todo parece crudo en este game pero eso no es malo en si mismo. Por eso hoy digo que aunque sea en un marco incongruente y grotesco, la sensación de tomar a Batman y enfrentarte a Sub Zero en una pelea que funciona es sencillamente impagable.