Super Metroid

Carátula del juego

Carátula del juego 

Super Metroid (1994)

Desarrolladora: Nintendo R&D1 y Intelligent Systems

Editora: Nintendo

Diseñadores: Gunpei Yokoi, Yoshio Sakamoto, Makoto Kanoh

Compositores de música: Kenji Yamamoto, Mikano Hamano  


Super Metroid (también conocido como Metroid 3) es un juego de aventura y acción para SNES. Fue sacado a la venta en un cartucho de 24 megabits, el más grande en el momento de su salida, en el ya lejano 1994. Es uno de los mejores juegos de la SNES, y puntuado como el 7º mejor juego de la historia en IGN.

Historia

El juego te pone en la piel de Samus Aran, cazarrecompensas espacial, tras los sucesos de Metroid II (GameBoy). Samus entrega la cría de Metroid que obtiene a los científicos de la Estación Espacial Ceres para que éstos la estudien. Sin embargo, tras abandonar la Estación, capta una señal de socorro, que provenía de Ceres. Una vez allí presencia cómo Ridley, su némesis y líder de los piratas espaciales, roba la cría de Metroid. Poco después la estación se autodestruye; Samus sigue a Ridley hasta una reconstuida base pirata en Zebes. Comienza entonces la aventura…

Ceres

Como véis, la intro prometía. Y no defraudó. Aunque el único momento de texto en el juego es el prólogo, la historia es envolvente. Un gran ejemplo de que sin palabras puedes crear un mundo, un mundo como Zebes.

Gráficos

Crysis necesita un superordenador de la NASA para mantener 30 fps estables (2 gigas de RAM, tarjeta gráfica NVIDIA 8800…). Super Metroid corre en una consola de los 90 con 16 bits, una resolución de 400×300 y 32.768 colores. Y aún así prefiero un millón de veces el Super Metroid. ¿Por qué?

Imagen del juego

Super Metroid tiene algo que ni Crysis ni prácticamente ningún otro juego tiene. Y es que los gráficos son bellos a su manera. Las animaciones estan muy logradas para un juego de SNES, y no hay ralentizaciones (nunca hay tantos enemigos en pantalla como para eso). La rica paleta de colores hace que te entre por los ojos, y además permiten una ambientación muy lograda. Pero no sólo eso…

Sonido

Si Super Metroid fuese una corona (que lo es), el sonido y la jugabilidad serían sus joyas. La música, que corre a cargo del gran maestro nipón Kenji Yamamoto (también compuso la música de la saga Metroid Prime) consigue meterte dentro del traje de Samus. Melodías míticas como la de Lower Norfair (que luego fue insertada en las Cavernas Magmoor del Metroid Prime, otro gran juego) o Maridia hacen que se te pongan los pelos de punta, y los efectos de sonido no van a la zaga. Los ruiditos de fondo que puedes oír a veces te dan la sensación de que tienes a un metroide detrás de ti, los bramidos de Kraid o el ruido de cristales o agua…

¿No parece que estáis en un lugar bajo el agua? Es el tema de Maridia, adivinad qué nos encontramos allí… Sí, habéis acertado.

¿Déjà vu? Magmoor no tenía un tema original; el original es éste.

Jugabilidad

Si os digo que Super Metroid es uno de los que más speed runs tiene, probablemente os deje indiferente. Este juego es terriblemente entretenido. Los jefes son complicados (hasta que aprendes sus patrones), los escenarios son largos y requieren de toda tu destreza para superarlos, las técnicas "secretas" te permiten saltarte los límites por el forro de los pantalones.

Metroid es famoso por su estilo de juego. Empiezas sin objetos (que también, menuda patosa la Samus para perder todos sus power-ups cada vez que acaba sus misiones, los Chozo no dan a basto con tantas morfosferas que tienen que fabricar), y a medida que los obtienes, ganas acceso a nuevas areas anteriormente inaccesibles. Esto hace que tengas que pasar varias veces por el mismo sitio hasta que des con la solución al obstáculo o encuentres el objeto.

En Super Metroid hay 5 zonas: Brinstar, Crateria, Maridia, Norfair y Tourian. Normalmente todos excepto Tourian tienen dos partes, una superior y otra inferior. Esto hace un total de 9 áreas, 10 si contamos Ceres. Es por tanto muy largo, y sudaréis tinta para conseguir un 100% completado.

Conclusión

Super Metroid es uno de los mejores juegos de la historia. Tiene de todo un poco, aunque al acabarlo te sabe a poco. Sólo me queda rezar a los gurús de Nintendo para que hagan un remake al estilo Zero Mission, aunque también rezaré para que no hagan una basura de juego en su lugar.

Hasta otra!