Let us Rock! Hoy: Helloween – The Dark Ride

¡Ignauguro una nueva sección, Let us Rock! En esta sección hablaré de música en general (bueno, de la música que a mí me gusta :P), haré análisis de algunos álbums y cosas de esas. Y hoy le toca el turno a una de las bandas que más influencia han tenido en la historia del Heavy Metal, Helloween, y al que está considerado como su mejor disco, The Dark Ride.

 

Espero que hayáis disfrutado con esta pequeña muestra de todo lo que os espera. Estoy seguro de que ya estáis deseando más. Así que… ¡Let us Rock! 

 

INTRODUCCIÓN: 

Lo que hace a Helloween un grupo tan importante es que son considerados como los creadores del Power Metal, uno de los géneros musicales con más éxito hoy día. Para entender el nacimiento de este género, debemos remontarnos a finales de los 70, cuando surge en Inglaterra la New Wave of British Heavy Metal, un movimiento que consistió en la aparición casi masiva de multitud de nuevos grupos de Heavy Metal, en reacción a la decadencia de los grupos clásicos tales como Black Sabbath, Deep Purple o Led Zeppelin. A pesar de ser ignorados por la crítica, para los 80 estos grupos ya contaban con un enorme apoyo popular que dura hasta nuestros días. Fue la época del nacimiento de grandes grupos tales como Metallica y Iron Maiden.

Fue también en esta época cuando se popularizó la imagen actual de los heavies. Las motos, los vaqueros gastados, las chaquetas de cuero, las cadenas… La mayoría de los grupos comenzaron a hacer una música con rasgos mucho más duros y agresivos, ejecutada con más crudeza, y los temas oscuros y a veces satánicos. Fue el nacimiento del Trash Metal, que se hizo increiblemente popular gracias a grupos como Metallica. Y es justo en este punto cuando surge en Europa un nuevo movimiento reaccionario que se opone a esta nueva forma de hacer música.  Y es cuando entra en escena Helloween. Con influencias de la New Wave tales como Iron Maiden o Judas Priest, este y otros grupos alemanes como Rage comienzan a popularizar un Heavy metaldiferente, que conserva la velocidad y la potencia de la New Wave, pero con un estilo mucho más puro y melódico, y un tono mucho más optimista y alegre que los otros grupos. El nacimiento definitivo del Power Metalvino con la llegada a Helloween de Michael Kiske, un cantante que destacaba por una voz clara, poderosa, que sentaría escuela en este género, llegando al extremo de que muchos cantantes de Power Metal podrían haber sido perfectamente estrellas de ópera. Keeper of The Seven Keys fue el primer album de Helloween en el que este cantante partició, salió a la venta en 1987 (la primera parte), y es considerado como la primera muestra de verdadero Power Metal. Aquí os dejo una de sus canciones más populares (esta pertenece a la segunda parte, comercializada en 1988).

LA APARICIÓN DE THE DARK RIDE:

Michael Kiske supuso el comienzo y el fin de una época en Helloween, y The Dark Ride es consecuencia final de esa época. Kiske se retiraba tras el fracaso del disco Chameleon, que se alejaba completamente del estilo tradicional de la banda, y Helloween volvía a un estilo más duro, más oscuro, más Heavy. Su nuevo cantante, Andi Deris, es un excelente ejemplo de este cambio. Su voz es mucho más seca que la de su antecesor Kiske, es incapaz de alcanzar los mismos registros. Recuerda mucho más a los cantantes de los grupos clásicos. Y es justo en esta época cuando aparece The Dark Ride, en el año 2000, y su éxito fue inmediato. Fue el último album de esta época, y también es considerado como el más oscuro y duro de todos. ¿Estáis preparados para entrar en un mundo de locura y desesperación? Si es así, seguidme, insensatos… BWA JA JA JA JA JA JAAAAAAAAA!!!!!!

EL DISCO:

Como ya hemos dicho antes, este disco crea un ambiente mucho más oscuro y terrible que al que Helloween nos tenía acostumbrados. La música es mucho más dura, se reduce el ritmo y la velocidad para enfatizar más en la fuerza de cada nota. Se adoptan acordes mucho más bajos, y los temas ya no son alegres ni optimistas, si no pesimistas. Las canciones hablan de dolor, de desesperanza, de hastío. Se saca a relucir la parte más terrible y despreciable del ser humano, y se expone al descubierto para provocar asco y repulsión. Como resultado tenemos un estilo que en general recuerda más al Black Metal o al Trash Metal que al Power Metal. Un ejemplo lo tenemos en el clásico tema Mr. Torture, que nos habla de un hombre que tiene el singular negocio de torturar a todo el que esté interesado en contratarle. Una curiosa metáfora de los vicios prohibidos que muchas personas disfrutan con verguenza a escondidas de la sociedad.

No todas las canciones son así, desde luego. De hecho, The Dark Ride es un disco muy variado que contentará a todo tipo de fans de Helloween. Tenemos por ejemplo el track All Over the Nations, que recupera un tono mucho más optimista, una música mucho más clara y melódica, un verdadero tema de Power Metal, mostrándonos una utopía sin guerras ni sufrimiento en la que todo el mundo convive en armonía.

Y luego tenemos mi canción favorita, The Departed (Sun is going Down). Una canción a caballo entre el nuevo Helloween duro y oscuro, y el viejo Helloween, melódico y alegre. Es una canción ligeramente melancólica y deprimente, que nos muestra con desesperanza el fin de un mundo negro y cruel.

CONCLUSIÓN:

En definitiva, Helloween nos trae algo totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados, y aun así es magnífico. Este sería el último album de aquella época, y desde entonces Helloween recuperaría el tono melódico y puro que lo había diferenciado de todos los demás grupos del mundo del Metal. Probablemente, de haber sido este su primer disco, la banda no hubiera destacado, ni se hubiera convertido en lo que es hoy día. Pero en el momento en el que salió, casi 20 años después del nacimiento de Helloween, las cosas eran muy distintas. El testigo del Power Metal ya había sido pasado a las nuevas bandas de Italia y Finlandia tales como Rhapsody y Stratovarius, respectivamente, y el género se había convertido en algo muy diferente a lo que fue en un comienzo. Ahora la gente miraba con nostalgia a las viejas bandas clásicas, y no hubo mejor momento para The Dark Ride. Yo personalmente soy un seguidor incondicional de la rama más melódica del Power Metal(Stratovarius, Sonata Arctica, Dragon Force…), y me gustan las canciones sobre temas más alegres y optimistas, pero he de admitir que The Dark Ride es un auténtico hito musical, una obra maestra. No me atrevería a decir que es el mejor disco de Helloween, pero su enorme calidad es innegable.

Bueno, ¡espero que os haya gustado mi entrada! Tenía muchas ganas de hacerla porque sé que aquí hay mucha gente a la que le gusta la música, especialmente de este tipo. Me he documentado mucho para poder hacerlo bien y no quedar como un paleto ignorante :P. ¡Un saludo a todos!