Grandes expectativas: Guild Wars 2 (atención, spoilers de la historia de Guild Wars).

¡Hola de nuevo! Tal y como prometí, vuelvo a hacer entradas. Además de analizar juegos que ya han salido, también me gustaría comentar algunos juegos que saldran a la venta próximamente y de los que espero grandes cosas. Y para empezar, hablaré de el juego que más hype me está creando ahora mismo, el MMORPG de Arenanet, ¡Guild Wars 2!

La historia de Guild Wars 2 comienza 300 años después de los acontecimientos del primer Guild Wars. Los dragones, que han estado dormidos desde hace largo tiempo, han despertado por fin, y están muy, muy enfadados. Tanto, que han decidido destruir a todas las razas de Tyria. Pero claro, eso no estaría nada, pero que nada bien. Por lo tanto, en un acontecimiento histórico, las cinco razas del mundo (humanos, charr, asura, norn, y los recién nacidos Sylvari) han decidido formar una alianza para enfrentar a la nueva amenaza.

Ese es el planteamiento de modo muy general, pero en realidad la historia del mundo de Guild Wars es muchísimo más larga y compleja, y se ampliará todavía más con las diversas campañas y expansiones que traerá la nueva entrega. Como es un MMORPG, voy a dividir el artículo en tres partes: sistema de combate, PvE y PvP.

 El sistema de combate de Guild Wars 2 

Una de las cosas que más me ha gustado de todo lo que se ha dicho del juego. Guild Wars 2 hereda en gran parte el alabadísimo sistema de la primera entrega, que nos permite personalizar al máximo a nuestro personaje distribuyendo nosotros mismos los puntos en los diversos stats, y nos obliga a elegir un número limitado de habilidades, las que más se adapten a nuestro sistema de juego. De este modo, en Guild Wars nunca había dos personajes iguales. Pero ahora este sistema se ha ampliado mucho, muchísimo más.

Guild Wars 2 presenta un total de 8 clases, viejas y nuevas: guerrero, elementalista, nigromante, guardián, ingeniero, ladrón, guardabosques e hipnotizador. La cásica trinidad tanque-dps-healer se ha eliminado por completo: observaréis que no hay una clase monje entre las 8 mencionadas. Esto es porque ahora cada clase es extremadamente versátil, y podrá realizar una gran variedad de roles. El número de habilidades que cada personaje puede tener equipadas se ha aumentado a 10, y ahora cada jugador puede tener hasta 3 sets diferentes de equipo y habilidades que podrá intercambiar libremente en combate. De este modo se nos permite crear un luchador capaz de adaptarse a casi cualquier situación de combate (y habrá muchísimas, incluso peleas bajo el agua contra enormes monstruos marinos). Cada clase dispone de todo tipo de habilidades, y no se trata de "tú curas, tú quitas vida y yo recibo los golpes". Cualquier clase puede curar y apoyar a sus aliados, o hacer grandes cantidades de daño, o mantener a los enemigos bajo control para que no ataquen a sus compañeros. Pero para conseguir los mejores efectos, lo más importante es que los jugadores sepan combinar con inteligencia sus diferentes habilidades. De este modo, se crea un sistema de combate muy activo y donde la cooperación y la comunicación tienen una enorme importancia. Además, se ha añadido la posibilidad de esquivar los ataques, aunque con un límite de resistencia que nos obligará a reservar esta habilidad para los golpes más peligrosos. No existe el maná, las habilidades sólo tienen tiempo de recuperación. Es un sistema completamente diferente a todo lo que se ha visto hasta ahora.

El PvE de Guild Wars 2

El PvE en el primer Guild Wars fue muy, muy controvertido. Algunos alabaron las enormes posibilidades de personalización del personaje, de su aspecto, equipo, habilidades, la interesante trama y las numerosas misiones y aventuras cooperativas. Pero otros criticaban que no se trataba de un verdadero MMO, ya que el juego no presentaba un mundo abierto con miles de jugadores, si no que estaba dividido en varias instances, de exploración o de misiones de la historia. Los jugadores formaban pequeños grupos en las ciudades y realizaban las misiones en mundos en los que no encontraban más personas que su propio grupo.

Guild Wars 2 sabe seleccionar sabiamente lo mejor de la primera entrega y eliminar todo aquello que no es necesario o que los jugadores han demostrado no querer. El mundo de Guild Wars 2 volverá a estar dividido en zonas aisladas o instances; pero ahora, habrá sólo dos tipos de intances. 

– Por un lado, habrá zonas cerradas en las que cada jugador vivirá su propia historia personal. Podrá pedir que otros jugadores entren en ellas y les ayuden en su aventura, pero sólo el jugador principal será el que viva la historia, aunque sus compañeros de grupo recibirán cuantiosas recompensas. De este modo, el mundo en estas zonas se adaptará a los actos y decisiones del jugador, y cada persona vivirá una historia completamente diferente. Los personajes son extremadamente personalizables, podremos elegir su raza, sus creencias religiosas y responderemos a una serie de preguntas para formar su personalidad y el contexto en el que vive. Físicamente el nivel de personalización es extremo, dependiendo de la raza podremos cambiar diferentes aspectos (por ejemplo, el peinado de los humanos o los cuernos de los charr), e incluso podremos decidir sobre cosas como la forma y el tamaño de los ojos. Todas estas decisiones, más las que tomemos a lo largo de nuestra aventura, afectarán a nuestra historia, de la cual nosotros seremos los únicos héroes. Sentiremos que realmente estamos viviendo una segunda vida diferente de la de cualquier otro.

La creación del personaje ofrece múltiples posibilidades

– Por otro lado, habrá zonas abiertas de juego cooperativo en las que cualquier jugador puede entrar. Y es aquí donde entra en juego otro de mis aspectos favoritos de este título: los llamados eventos dinámicos. Para acabar con el clásico y aburrido sistema de quests de los otros videojuegos, Guild Wars 2 ha decidido utilizar un sistema que al parecer ya se probó en Warhammer Online, pero llevándolo mucho más lejos. Los eventos dinámicos son acontecimientos que irán ocurriendo en el mundo de Tyria, en las zonas de juego cooperativo: una invasión de centauros, una tormenta que hace aparecer elementales del rayo, o incluso el ataque de un dragón. Algunos de estos eventos ocurrirán de forma aleatoria, otros se repetirán de manera cíclica, e incluso habrá algunos que serán accionados por los propios jugadores. Los jugadores que estén en la zona podrán participar en el evento sin necesidad de formar grupos predeterminados, permitiendo que un gran número de jugadores participen en el mismo evento. La dificultad del juego se ajustará automáticamente al número de jugadores, que recibirán diversas recompensas en función del nivel de participación que hayan tenido en el evento dinámico. Las acciones de los jugadores influirán decisivamente en el curso de los acontecimientos y tendrán consecuencias permanentes. Se acabó eso de matar a un monstro y verlo reaparecer a los cinco minutos, de realizar misiones que no tienen influencia en el mundo del juego. La Tyria de Guild Wars 2 es un mundo vivo que cambia con las acciones de las personas que lo habitan: los jugadores. Así, el sistema de eventos dinámicos no sólo es un modo de juego mucho más divertido y llevadero que las pesadas quest tradicionales, si no que nos hace sentir que habitamos un mundo casi real.

Además de esto, Guild Wars 2 ofrece también mazmorras a modo de zonas PvE de especial dificultad, para jugadores de alto nivel, igual que en su día lo hizo la primera entrega. Estos lugares tendrán su propia historia, que se entrelazará con la propia historia personal de los jugadores, quienes tendrán que visitar las mazmorras para avanzar en la aventura. Las mazmorras ofrecen también un modo de exploración libre separado de la historia del juego.

El PvP de Guild Wars 2

En la primera entrega, el PvP posiblemente fuera el aspecto más querido por los jugadores. Sus mayores cualidades eran lo equilibrado de las batallas, en las que todos los jugadores contaban con los mismos stats y las habilidades se equilibraban para evitar que nadie estuviese excesivamente overpowered. Lo que de verdad contaba era la habilidad a la hora de jugar. Además, el juego ofrecía la posibilidad de organizar batallas entre las hermandades, ofreciendo grandes recompensas a los vencedores. Guild Wars 2 conservará este tipo de PvP sin demasiados cambios, aunque ampliando todavía más sus posibilidades aprovechando las nuevas capacidades tecnológicas. Pero la verdadera bomba llega con lo que Arenanet ha llamdo: Mundo vs Mundo

¿Qué es el Mundo vs Mundo? Bien, seré claro, el Mundo vs Mundo es una guerra abierta y total. En un mapa dividido en cuatro zonas, hasta 1.200 jugadores recultados entre tres servidores distintos se enfrentaran en una batalla que durará dos semanas. Cada servidor contará con su propia fortaleza defendida por un ejército de jugadores que intenarán destruirse mutuamente. Los mapas contarán con todos los elementos que pueden verse en cualquier juego de estrategia bélica como Age of Empires: castillos y torres menores que habrá que conquistar, fuentes de recursos que habrá que ocupar y defender (y los recursos no llegarán directamente al ejército ocupante, si no que los jugadores tendrán que proteger a las caravanas que trasladan los bienes desde su lugar de origen hasta su destino en la fortaleza principal), y, como no, los centros de mando de cada servidor que habrá que capturar para ganar la partida. Con los recursos se pueden mejorar las defensas de los castillos, y los jugadores contarán con armas de asedio para atacar los emplazamientos enemigos. Se podrá entrar y salir libremente de la batalla a medida que se va desarrollando. Aquí si que se mantendrán las diferencias entre los niveles de los jugadores (aunque equilibrando la vida, para que todos tengan un aguante similar), pero a cambio los participantes recibirán jugosas recompensas para utilizar en el juego PvE. Este es de lejos el aspecto que más hype me crea de todo el juego, porque mi sueño videojueguil siempre ha sido vivir una auténtica guerra a muerte entre cientos de soldados al más puro estilo medieval.

 

En definitiva, estoy emocionadísimo con este juego que, si cumple todo lo que promete, se convertirá de lejos en mi favorito, y lo estaré jugando durante muchos años. Incluso me compraré un ordenador más potente para disfrutarlo al máximo. Incluso podría coronarse como uno de los mejores juegos de todos los tiempos, porque alcanzaría el que ha sido el objetivo casi imposible durante muchos años en la industria de los videojuegos: crear un mundo real y vivo del que miles de jugadores formen parte cambiándolo día a día, viviendo aventuras épicas y enfrentándose en gigantescas batallas.

He dicho ya todo lo bueno de este juego, pero, ¿en qué podría fallar?

– Quizá el mayor problema en potencia del juego sea el hecho de que, como ya he dicho, el juego recompensa a los jugadores en función de su participación en los eventos dinámicos y las batallas. Esto podría significar que, en los modos cooperativos y competitivos, sólo podrían destacar los personajes de alto nivel, impidiendo a los más nuevos avanzar. Aunque estos jugadores tienen la posibilidad de mejorar en las zonas de la historia personal y las mazmorras, donde no tendrían que aguantar al típico pro frikazo de turno. También es verdad que Arenanet ha prometido trabajar este aspecto para que no exista el riesgo de que un mal jugador le amargue la experiencia al resto.

– Por otro lado, este juego tiene un gran riesgo: por su carácter totalmente rupturista e innovador, hay jugadores a los que por fuerza no gustará. Los que busquen algo completamente nuevo y distinto a todo lo demás, probablmente adorarán Guild Wars 2. Pero a los que les gustaba el MMORPG tal y como era antes (básicamente, los amantes de World of Warcraft que estén cansados del juego de Blizzard y busquen lo mismo en otras compañías), este juego les resultará extraño, no entenderán el motivo de los cambios y no disfrutarán con el juego. A mí personalmente me parece una tontería que te pases horas y horas subiendo de nivel para que, en la lucha final, un personaje que nunca había aparecido antes venza al malvado y se lleve toda la gloria. O que haya sets de equipo prácticamente invencibles y que sólo unos pocos jugadores, que están a toda vista demasiado enganchados al juego, puedan disfrutar, estropeando el PvP a todos los otros jugadores que no están dispuestos a sacrificar tanto tiempo de su vida a un juego. O que al resto del mundo del juego parezca no importarle que acabas de vencer al tío más cabrón que ha existido en toda la historia, porque, ¡sorpresa! Cuando vuelves ahí, ¡ya no está muerto! ¡Todo lo que has hecho no ha cambiado absolutamente nada! Pero hay gente a la que eso le gusta, lo respeto, y a esos les advierto: Guild Wars 2 NO os gustará.

– Pero, sin duda alguna, lo más grave que podría pasar es que no me dejen entrar en la Beta. O peor, que me digan que mi ordenador no puede mover el juego y que tenga que comprarme otro nuevo antes de lo esperado. Os maldigo si me hacéis eso, Arenanet.

 

Aun con todo eso, no puedo dejar de estar muy hypeado con Guild Wars 2. Sin duda la experiencia beta permitirá detectar y resolver los problemas que queden aún en el juego (aunque esperemos que no hagan que la fecha de lanzamiento se retrase otro año más, no lo soportaría), y la promesa de futuras expansiones hará de este juego todavía mejor. Espero que hayáis disfrutado. ¡Un saludo, gamers! 

Retorno de entre los muertos

¡Hola a todos! Para empezar, quiero disculparme por no haber actualizado durante tanto tiempo. Lo siento muchísimo. Como explicación, bueno, acabo de empezar la Universidad, y ha sido una época muy movida, de muchos cambios y en la que he tenido demasiadas cosas en la cabeza. Y como todo buen nuevo universitario, he ido a sitios poco aconsejables, he hecho cosas poco apropiadas y me he juntado con personas para nada recomendables. En general, puedo decir que no me siento muy orgulloso de lo que ha sido mi vida últimamente. Así que estoy intentando hacer que todo vuelva a la normalidad y a la tranquilidad, y pensé, ¿qué mejor manera de darle a mi vida un poco de rutina, que recuperando my blog?

Por lo tanto, os prometo que a partir de ahora intentaré actualizar regularmente. Ya tengo muchísimas ideas para nuevas entradas, nuevas secciones y muchísimas cosas que me gustaría compartir con vosotros. Para empezar, aquí os traigo unas imágenes de la edición limitada de The Last Story, que acabo de adquirir hace apenas una hora en el Gamestop. Tengo muchísimas esperanzas puestas en este juego, espero que se revele como el mejor JRPG de la generación y mi juego de Wii favorito. Y espero emocionarme con la historia hasta llorar. Y por supuesto, os traigo estas imágenes porque han salido poquísimas copias y quiero disfrutar viendo cómo los nintenderos y los amantes del JRPG se mueren de envidia, muajajajajajaja.