Ahora hablan las letras – Nada – Carmen Laforet

– A ti se te podría hipnotizar… ¿Qué te dice la música?

– Nada, no sé, sólo me gusta…

– No es verdad. Dime lo que te dice. Lo que te dice al final.

– Nada.

Me miraba, defraudado, un momento. Luego, mientras guardaba el violín:

– No es verdad.

 

 

Pues sí, os traigo otro clásico nacional que es posiblemente os hayan hecho leer en el instituto, sobretodo si sois de Catalunya (como un servidor). Se trata de Nada,  de Carmen Laforet, que cogí (bueno, me hicieron coger LMAO) de mala gana y al final resultó ser espectacular. No porqué se trate de un trepidante libro de aventuras, ni una espeluznante novela de terror; al contrario: intimista, realista, hasta tedioso si no soportas que durante las 300 (más o menos) páginas que dura no ocurra prácticamente nada. Eso sí, para los que les agrade la tranquilidad de leer un buen libro que les logre sumergir en la mente de su protagonista (femenina en este caso), pueden encontrar aquí una joya.

 

La historia empieza con una chica, Andrea, que llega a Barcelona para estudiar Letras. Allí, se instala en un pequeño piso de la calle Aribau con unos familiares. Todo el argumento se desarrolla a partir de ese momento; narrando de forma sencilla (que no fácil) e intensa las vivencias de esa chica durante un año. Lo primero que sorprende (al menos a mí) es el estilo de escritura: simple en sus formas pero rebuscado en cuanto a complejidad y profundidad de los personajes; amén de la gran cantidad de simbolismos presentes en la novela. Eso lo hace llevadero, aunque requiere concentración para leerlo y captar bien todo el conjunto de los hechos.

 

Se divide en tres partes muy diferenciadas, y yo quedé especialmente prendado de la primera. El retrato de una familia de posguerra (años 40) ligeramente deformado, con personas descritas de forma exagerada en algunos rasgos. Inquietantes en más de una ocasión y siempre sórdidos. Ese primer "mundo" lo dejamos atrás en la segunda parte, donde Andrea (está narrado en primera persona) nos enseña el ambiente universitario: las clases, los amigos, etc. La tercera parte, no sabría muy bien cómo definirla. Los expertos en el tema, dicen que convergen el mundo universitario con el familiar, yo no lo veo así, pero bueno, será mejor que lo descubráis vosotros mismos.

 

 

 

No os quiero contar más porqué sería estropearlo. Probablemente, gustará más a las chicas, por el hecho de que sea tan intimista y de que el personaje principal sea femenino, pero miradme a mí, y sigo siendo un hombre (creo LMAO); así que, como en gustos no hay nada escrito (nunca mejor dicho) os aconsejo que le déis una oportunidad. Eso sí, es de esos libros que o lo odias o lo amas, así que estáis avisados.

 

Un relato que atrapa y convence. Extremadamente realista, más bién diría que rozando lo naturalista en algunas escenas, y con una prosa llevada de forma magistral. Nada es, posiblemente, una de las mejores novelas de posguerra que se han escrito hasta el momento.

 

"Si aquella noche -pensaba yo- se hubiera acabado el mundo o se hubiera muerto uno de ellos, su historia  hubiera quedado completamente cerrada y bella como un círculo." Así suele suceder en las novelas, en las películas; pero en la vida… Me estaba dando cuenta yo, por primera vez, de que todo sigue, se hace gris, se arruina viviendo. De que no hay final en nuestra historia hasta que llega la muerte y el cuerpo se deshace…