Un Resident a Lo Jurassic Park: Dino Crisis Playstation.

 
 
 
No todo han sido zombis en los juegos de Capcom, sino también dinosaurios, como los Dino Crisis. Muchos de vosotros seguramente jugo en su día a esta especie de desarrollo de Resident evil con dinosaurios, o que es lo mismo, Jurassic park, que salió hace ya unos años para PlayStation, y que fue creado por Shinji Mikami. El juego tuvo un gran éxito y que supuso después nuevas entregas. La saga se cerró con la tercera entrega, y desde entonces no han salido más juegos. ¿Queréis saber más? Pues leer la entrada. 
 
 
Jugar a Resident evil por primera vez fue una experiencia asombrosa. Nunca antes había existido un videojuego similar para consola, y los jugadores a pesar de haber leído cientos de artículos no sabían muy bien que esperar. Resident evil cautivo en cuerpo y alma a los jugadores de todo el mundo por su atmosfera envolvente, los terroríficos zombis y por su enfoque terrorífico. Shinji Mikami, fue el diseñador responsable de un nuevo subgénero de terror, se atrevió a asustarnos con los zombis de los Resident evil, para después aterrorizarnos con unos animales feroces y enormes como son los dinosaurios. Al empezar como en muchas películas de corte similar, solo te proporcionan imágenes fugaces de las bestias en cuestión.
 
 
 
La secuencia de la intro es realmente excepcional, pero no daba demasiadas pistas, de manera que los encuentros con estos implacables lagartos se reducen a poco más que ruidos seguidos del descubrimiento de vallas derribadas o de algún cadáver mutilado. Siguiendo el estilo de los Resident evil, uno de los acontecimientos que había en Dino Crisis, es que no podías evitar que tu equipo se separe, dejándote solo ante numerosos peligros de una isla habitada de dinosaurios. En una de las fases te encontrabas en apuros porque solo tenías una pistola, y con un poco de suerte, suficiente munición para eliminar como mucho a dos o tres velociraptors. Afortunadamente, los dinosaurios de la isla eran un poco vergonzosos y no solían pasear en grupos de más de dos o tres. Tampoco son tan abundantes como los zombis del Resident evil. Así que podías disparar a todas las criaturas sin que la munición fuera un problema.
 
 
 
 
 
 
Con esos dientes asustaba a cualquiera, y tambien con el aliento menuda bocaza 
 
 
 
Sin embargo, debías eliminar a ciertos bichos, si tu perseguidor estaba hambriento podías disfrutar de unas animaciones del lagarto haciendo añicos la puerta de tres de ti unos momentos después de reanudar el juego. Este nivel de IA, alejaba a los dinosaurios de los zombis en el ranking de malos de los videojuegos. En Resident evil algunos zombis eran simples objetivos de movimientos lentos, que solo te dedicabas a matar cuando tenías toneladas de munición o cuando querías presumir ante un colega. Sin embargo los Raptors no eran moco de pavosaurio. Se movían a la velocidad de la luz y eran increíblemente agresivos, incluso después de haber caído abatidos por tus disparos. Luchan con garras, dientes y cola, pero si no había sangre de por medio, pronto descubríamos que estas astutas criaturas solo  estaban jugando a hacerse el muerto.
 
 
 
 
Las rápidas animaciones de tus adversarios eran visualmente impresionantes, pero llamaban la atención sobre el principal defecto del juego. Los ángulos de cámara eran extraordinarios, y cuando estaban bien utilizados mejoraban la jugabilidad. En algunos casos se escuchaban los rugidos de un dinosaurio pero no lo podías ver. ¿Qué ocurría entonces? Se eliminó el sistema de apunte automático de la versión japonesa, y tampoco podías malgastar munición disparando a ciegas, pero si no actuabas con rapidez te convertías en Dino-comida. Solo había dos maneras de ver el enemigo, quedarte quieto hasta que se te coman vivo, o acercarte lentamente al dinosaurio hasta que cambiara el ángulo de cámara. Ninguna de estas opciones era realmente recomendable porque acostumbrados a jugar por aquel entonces, al Tomb Raider o Metal gear solid los jugadores esperaban apretar un botón para mirar alrededor, especialmente cuando te enfrentabas a alguien que te identifica como parte de su dieta alimenticia. Según Shinji Mikami, Dino Crisis era más un juego de pánico, la verdad que había tensión en cualquier sala, o pasillo te podía salir uno de estos bichos y su IA era elevada. La mayor parte del tiempo lo pasábamos resolviendo puzles, de modo que en alguna ocasión cuando llegaba el momento de luchar ni siquiera te acordabas del enemigo. Incluso cuando tenías la intuición de que algo va a pasar, te llevabas un susto de muerto. A no ser que te creas un experto caza-dinosaurios, armado con una simple llave u otro objeto inútil de los puzles, es conveniente tener las armas a mano durante la búsqueda del profesor Kirk
 
 
 
 
 
 
En sitios cerrados el peligro era constante y los dinosaurios letales 
 
 
 
 
El argumento estaba en deuda tanto con la serie de Resident evil como con Jurassic park. Gira en torno a la desaparición y la consiguiente reaparición de un científico, y los inevitables resultados catastróficos de su experimento sobre generación de energía, se trataba de un juego absorbente y complicado que recordaba lo vivido en Umbrella de Resident evil, desde luego un gran clásico que no caerá en el olvido. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autor: honorat79

Especialista y conocimientos en videojuegos, blog como medio especializado, aquí encontraras, impresiones, critica, análisis, recomendaciones, retro, y todo lo que rodea al sector, bienvenidos a mi espacio.