Crítica de cine: Speed Racer

Título original: Speed Racer
Director: Hermanos Wachowski
Actores: Emile Hirscht, Christina Ricci, Matthew Fox, Susan Sarandon, John Goodman
Género: Carreras, anime, comedia
Año: 2008
Nacionalidad: EEUU

 


Exta síiii….exta nooooo…esta me gusta, me la como yoooo

 

 

ARGUMENTO

Basado en un mítico anime (al menos para mí XD), Speed Racer narra la historia de Speed (XD), un chico al que sólo vive por y para las carreras. Su sueño es vengar la muerte de su hermano, también corredor, ganando la carrera en la que murió. Sin embargo, al rechazar la oferta de Royalton para participar en su equipo, lo enfurece y descubre que él se encarga de amañar las carreras. Con la ayuda de el que una vez fue su enemigo mortal de la muerte, el Corredor X, Speed Racer intentará acabar de una vez por todas con el malvadísimo Royalton…


El mítico anime de los 60…

 

MI CRÍTICA

Antes de nada aclarar unos cuantos puntos acerca de la película:

  1. Hay que haber visto la serie original, o al menos gustarte todo el frikerío anime
  2. No debes ir a verla esperando algo ‘serio’
  3. Imprescindible ir con amigos con más ganas de cachondeo que tú
  4. No tomársela en serio bajo ningún concepto

Una vez claros y cumplidos esos cuatro puntos, puedes ir a verla sin peligro de sufrir daños cerebrales graves (al menos no irreversibles…).


Al menos no hay ancianas suicidas

Speed Racer es un experimento psicodélico raíz de los antaño directores de culto, Andy y Larry Wachowski. Su pasión por esta serie, y el abandono que había sufrido el proyecto tras años y años de aquí para allá, hicieron posible esto. Ahora bien, ¿ha merecido la pena la espera?

Pues bien, desde un punto de vista puramente cinematográfico, NO. Speed Racer es una abominación en todos los sentidos: escenas multicolor y a toda velocidad que os recordarán porqué las drogas son tan malas para el organismo, actuaciones desternillantes (no en el buen sentido de la palabra), y un argumento…bueno, mejor dejarlo en puntos suspensivos.


Si alguien pregunta, yo no estuve aquí…

En medio del film, y viendo el bastante buen elenco de actores que han sacrificado su honor para aparecer aquí (Susan Sarandon y John Goodman…), no podía sino sentir lástima por ellos por tener que participar en este aborto al buen gusto general.

Además, el montaje del film es tan extremadamente confuso que hay veces que no sabes siquiera ni en qué butaca estás sentado. El exceso de CGI se nota demasiado también. Si bien 300 también era un festival de lona verde, al menos el director tuvo a buen ver no poner un amalgama de colores chillones y fluorescentes parpadeando hacia el espectador, cosa que sí sucede en Speed Racer.


"Maldito motion blur…"

El guión, como mencioné un poco más arriba, es de esos que sólo dan que pensar a Paris Hilton y cuatro afortunados de la naturaleza más. Personajes planos, relaciones entre ellos tópicas, y un largo etcétera de encefalogramitis plana.

Sin embargo… Si se reúnen los puntos listados anteriormente (y que, gracias a Dios, fue mi caso), os haréis una jartá de reír monumental en el cine. Como ya he hecho la reseña desde el lado cinematográfico del espectro, ahora lo haré desde el que realmente se disfruta de este experimento…¡¡el lado FRIKI!!


Ande vaaaas, Patalieeebre…

A los que hayáis visto la serie original (seguramente que todo el mundo, al menos los que como yo, os criásteis con el Canal33, y el programa de TV3, Otaku), ya de por sí la película dejará de ser una bazofia infumable a algo entretenido, muy entretenido. Lo mismo se aplica a todos los que de alguna manera os guste el anime, a poder ser los de la rama FLCL, PuniPuni Poemi y cosas por el estilo. Y si ya juntamos todo esto a un grupo de amigos con ganas de cachondeo, este film se convierte en algo monumental.

Los diálogos cutres y frikis son una fuente inagotable de carcajadas sin fin, junto a la estupidez mariconera que parece envolver el film en todos y cada uno de sus minutos de metraje (mención especial a la primera aparición del Corredor X, y las peleas con los ninjas, sublime LMAO). Además, la música tecno-friki, los diseños de personajes retrofuturistas y los descojonantes gadgets de los coches, os asegurarán al menos dos horas de pura carcajada.


Tengo una mala noticia para tí…

La historia, basada bastante vagamente en el anime original, os traerá recuerdos que pensábais que habían desaparecido. Ese fanatismo de las series antiguas, en las que parecía que la vida sólo consiste en una cosa (en este caso, correr), se ve reflejado a la perfección en el film (aquí ya no tiran más dos tetas que dos carretas LMAO). Además, los miles de detalles sesenteros son cojonudos cuanto menos (¿brindar con leche? ¿¡pero qué c*jones!?).

Las carreras y el look, desde un punto de vista completamente freak, son alucinantes. Derrapes imposibles, saltos que desafían las leyes de la gravedad, súper aceleraciones cuando las cosas van mal, peleas entre llantas (sí, lo habéis leído bien LMAO) y un largo etcétera de frikadas que harán mojar la butaca de placer a más de un nerd. Al salir del cine, no hemos sido pocos los que hemos puesto la cara de estreñido de Speed Racer y empezado a hacer sonidos de coches zumbando…


Esta cara, sí

Desde este punto de vista poco exigente y sin la pedantería propia de los que van a desmenuzar un film en busca de fallos, Speed Racer demuestra ser un buen entretenimiento para poder, al menos durante dos horitas, desconectar del mundo exterior y echarse una larga y sonora carcajada, que tanta falta hace a más de uno. Imprescindible verla con amigos, para tener algo con que reírse durante una buena temporada.

 

Lo mejor

– Que sea tan absurdamente friki (con mono incluído)

– Su look tecno-gayer, descojonante

– Christina Ricci (aaaing que ricaa)

– Verla con amigos, y con ganas de cachondeo

– Aparece Hiroyuki Sanada Very Surprised

 

Lo peor

– Como película, es un aborto

– Que grandes actores hayan sacrificado su carrera por aparecer aquí LMAO

– Mareante, muy mareante

– Verla esperando algo más que echarse unas risas

– Que haya gente que se la tome en serio

 

 

EPÍLOGO

Os pongo unas imagencillas de comparación entre los actores de carne y hueso y los de anime. Al menos, algo que no se le puede reprochar a la película esque en el cásting estuvieron acertados.

 

Speed Racer (Emile Hirscht)

 

Trixie (Christina Ricci)

 

Corredor X (Matthew Fox)