Nunca te olvidaré

 

 

Hace unos días se me murió parte de mi alma, 12 años de convivencia con este ser que jamás olvidaré. Por suerte ya le dediqué varias entradas en vida para que le conociérais un poquito. En seguida se ganó el cariño por estos lares ^^  y ahora que se ha ido…no podía faltar este homenaje por todos esos años de felicidad que me ha dado y que le recordemos por lo que fue, uno mas de la familia.

 

Pues si gente, como algunos ya sabréis os estoy hablando de mi Yoko, el cual falleció por una hemorragia digestiva, causada probablemente por unas pastillitas que le recetó el veterinario para controlarle una leve epilepsia que padecía desde hacía meses. El pobre empezó a vomitar sangre y a los pocos minutos se quedó dormidito…jamás olvidaré esa carilla con la que me miraba mientras yo llamaba desconsolado por teléfono al veterinario, pero sobre todo el gesto que tuvo el noble animal de irse a morir a los pies de mi cama, donde pasó tantas horas a mi lado mientras yo escribía aquí en meri o jugando a la videoconsola, donde me daba esos lenguetazos en la oreja para darme los buenos dias, o donde me cogía prendas de mi ropa cuando yo no estaba porque me echaba de menos,  joder…cuanto lo quería.

 

 

 
 
 

 

Que bueno era…

 

 

 

 

Es increíble el cariño que le llegué a coger a este animal, era noble, inteligente, simpático, se comportaba de una manera u otra dependiendo del estado del animo de la familia, e incluso respetaba a los mas débiles, me explico…a mi hermano casi siempre le tiraba de la correa y lo arrastraba xD mientras que con mi madre e incluso la abuela, siempre iba pegado a sus piernas. Y últimamente ayudaba a mi madre como terapia con su enfermedad mental, ya os podéis imaginar como se siente ella ahora…

 

 

 

Este es el careto que le dedicaba a mi hermano cada vez que lo arrastraba LMAO
 
 
 

También como os comentaba antes, pillaba nuestras prendas de ropa cuando no estábamos porque nos echaba de menos, zapatillas, calcetines, camisas…cualquier cosa que tuviera a mano, mejor dicho, a boca jejeje o sino también se ponía en el sofá (como en la imagen de mas abajo)  a esperar impacientemente la llegada de algún miembro de la familia que se había ido, o incluso se ponía a aullar cuando estaba totalmente solo, lógicamente esto nos lo han dicho los vecinos porque obviamente le molestaban, así que casi siempre procurábamos que hubiera alguien con el.

 

 

 

Suspirando la ausencia de alguien…
 
 
 
 
 

12 años de alegrías

 

 

Y es que 12 años dan para mucho, son tantos los buenos ratos vividos…recuerdo cuando lo recogimos en una protectora de animales, me lo había prometido mi madre si sacaba buenas notas. Fuimos los dos y nos lo dieron en una cajita de cartón, andaba junio del 97, y al mes siguiente, en vacaciones…asi se plantaba en el bosque que hay al lado de mi torre (casita de campo)

 

 

 

¿No es para comérselo? parecía un peluche Kitten
 
 
 

Lo malo que a los pocos pilló una gastroenteritis que casi acaba con el, estuvo ingresado un par de dias, pero por suerte al final se recuperó como un campeón.

 

 

Aquí estaba con fiebre y buscaba el fresquito del suelo
 
 
 

Luego se iba haciendo mayor y ya iba reclamando su territorio…Very Happy

 

 

 

 

Y por supuesto la cocina era su lugar predilecto xD
 
 
 
 
 
 
 
 

Era un encanto de animal, siempre muy juguetón, los años no le pesaban, pero obviamente donde mejor se lo pasaba era en el campo, donde tenía a su amiguita Duna, la perra de unos vecinos con la que correteaba o hacia otras cositasVery Surprised. Eran infatigables, siempre corriendo de un lado para otro, nunca se peleaban y tenían una fuerte relación. Recuerdo que en invierno Yoko dormía en el garaje y se ve que Duna se escapaba y muchas mañanas se nos presentaba en el porche tumbadita, esperando que abriéramos el garaje para que pudiera jugar con su amigo.

 

 

Su amiguita Duna
 
 
 
 

Aquí mi madre con la parejita Kitten

 

 

 

 

Luego cuando tocaba descansar, se nos tumbaba en el jardín y a disfrutar del solecito

 

 

 
 
 
 
Y si luego tenía hambre y veía que en su tarrito no había comida, pues lo que haria una persona…
 
 
 
 
La última foto que le hice, el mismo dia de su fallecimiento…
 
 
 
Si como decía mi madre, era un animal que ya lo único que le faltaba era hablar Innocent
 

Pero lo que le hacía tan especial, independientemente de las curiosidades que hiciera (como cualquier perro) es que al ser “callejero” no había otro como el, era único. No era otro  “clon” de un pastor alemán, Husky o labrador.

 

 

 

Yoko en Gamefilia

 

 

Como dije al principio, se ganó el cariño de Gamefilia al dedicarle varias entradas, una fue por su 11 aniversario, tenía recién estrenado el blog y me hacía ilusión así de paso os presentaba a mi perro, luego la otra entrada (que no hace mucho que la colgué) trataba sobre 10 cosas que no sabíais de.

 

 Después algunas personas de gamefilia hicieron su versión de Yoko…

 

 

 
 
 
 
 
 
 
Este precioso dibujo fue hecho por Suekeruna para el amigo invisible

 

Una pena que no haya conocido a otras mascotas gamefilianas, como Max, Fleeper o Sheila.

 

 

En fin…

 

 

Ha sido todo tan rápido…que aún no me creo todo lo que ha ocurrido, no es lo mismo que hubiera fallecido por una larga enfermedad, el cual uno ya se hubiera echo a la idea poco a poco y el sufrimiento hubiera sido menor, que no como la forma tan repentina en que se fue y encima sin la posibilidad de hacer prácticamente nada por salvarle. Por eso os pido a todos los que tengáis mascotas, que les deis mucho cariño, ya que nunca se sabe cuando…ya me entendéis lo que os quiero decir ¿no?

Así era mi Yoko, ya sé que la entrada ha quedado un poco depresiva (las lagrimas que habré derramado mientras la hacia) pero…no sé, ahora es como si me hubiera quitado un peso de encima, me siento mucho mas desahogado y es un homenaje que sentía que lo tenia que hacer si o si.

Siempre estarás en mi corazón…

 

 

 
 
 
 

Un abrazo.

PD: Agradeceros a tod@s vuestras muestras de apoyo, pero sobre todo a Montse, la persona que mas quiero en este mundo y que siempre ha estado a mi lado para darme ánimos.

PD2: También por esas 100000 visitas en mi blog, algo secundario pero que hace ilusión, indicativo de que le va gustando a la gente, pero que por los acontecimientos recientes no me he querido explayar mucho, ya sabéis quien se tiene que dar por aludido.

 

Metroid Fusion by 05_kefka_06

Metroid Fusion
 
 
 
 
 
 
 

Hace veintitrés años, un estudio interno de Nintendo, R&D1 (uno de los equipos de desarrollo más antiguos) fue el encargado de elaborar el primer título de una saga que a día de hoy, es mundialmente conocida. Metroid supo ofrecer una jugabilidad que combinaba sabiamente las zonas plataformeras con las de acción. Además, era uno de los primeros juegos “no lineales”, es decir, no había una ruta predefinida para llegar al punto de encuentro, sino que teníamos la posibilidad de escoger múltiples caminos para llegar a este. Sin embargo, una de las razones más importantes por la cual ha tenido y tiene tanta fama, radica en el sexo del/de la protagonista. En una época en la que todos los videojuegos tenían a hombres como protagonistas, fue toda una sorpresa el hecho de que esta tónica cambiara. Aún así, sería deshonesto de mi parte, no admitir que el resto de los apartados (historia, gráficos, sonido y jugabilidad) son los que hacen tan grande a esta saga.

Fueron necesarios cinco años de espera para disfrutar de la continuación de nuestra cazarrecompensas favorita. El desarrollo correría a cargo de Intelligent Systems, formado por gran parte de los programadores de R&D1. En esta ocasión recorrería los circuitos de Game Boy, la portátil de Nintendo. En él debíamos ir al planeta SR-388 y destruir a todos los Metroid. A pesar de las limitaciones técnicas de la portátil en comparación a la de sobremesa, lograron conservar gran parte de los elementos del original y añadiendo otros no menos interesantes ya sea la posibilidad de almacenar nuestros progresos en las estaciones de guardado como un número mayor de armas.

Imagen extraída de Metroid II: Return of Samus
 
 
 

Tres años después, fue concebido el tercer título de la saga, que en esta ocasión fue desarrollado para la sucesora de NES; Super NES. Aparte del evidente salto gráfico, el estudio no solo se limitó a mantener gran parte de los elementos de sus otras entregas, sino que también, añadieron nuevas habilidades para el traje de Samus (muchas de ellas desbloqueables conforme avancemos) y un mayor número de parajes (esto último gracias a la mayor capacidad de memoria del cartucho). Tuvieron que pasar un total de ocho años para que la desarrolladora emprendiese la tarea de programar un nuevo juego, Metroid Fusion, y una vez más, dedicado a una portátil, en este caso Game Boy Advance. Fue a partir de entonces, cuando la saga de Metroid, hizo mayor acto de aparición. Hoy por hoy se espera un recopilatorio que incluye la serie Prime adaptados a las posibilidades jugables de Wii y Metroid: Other M, título que pretende recuperar la jugabilidad clásica de la saga Metroid.

 

 

Una vez finalizado esta pequeña introducción en la que hemos abarcado parte de la historia de Metroid, pasemos a analizar el juego que hoy nos ocupa, Metroid Fusion que forma parte del catálogo de Game Boy Advance. Como viene siendo habitual de mi parte, lo analizaré por apartados:

 

 

ARGUMENTO

 

 

 
 

Tras la batalla final contra el Cerebro Madre, el universo había perdido toda posibilidad de usar los Metroid en beneficio de la humanidad, ya que el último de ellos salvó a Samus perdiendo la vida en el intento (recordemos que este acontecimiento sucedía en Super Metroid). Por otra parte, Samus recibe la orden de proteger las expediciones realizadas en la superficie de SR388. Durante la recolección de muestras, Samus entra en contacto con organismo hasta el momento desconocido. El organismo era una forma de vida parasitaria, a la cual los investigadores llamaron X. Samus, al pensar que no es nada grave vuelve a la nave, pero una vez que se dirige al siguiente punto de extracción, su cuerpo queda rígido y pierde el conocimiento.

Por otra parte, la nave comienza a desviarse de la órbita del planeta hacía un cinturón de asteroides. Afortunadamente, la vaina de escape la expulsa a tiempo antes de que se estrellara. La Federación Galáctica consigue salvarla, pero el X continuaba expandiéndose por todo su cuerpo, afectándole incluso el traje. Deciden llevarla al cuartel general de la Federación Galáctica para que recibiera atención médica inmediata. El hecho de que el traje estuviera adherido a su cuerpo, empeora la situación y aunque lograron retirar las partes infectadas, el X continuaba extendiéndose.

 

 

 

 
 
 
 

No había cura posible, hasta que un miembro del grupo médico propuso crear una vacuna de células metroid (estas formaban parte del último metroid). Una vez inyectada, los efectos de la infección desaparecieron al instante y el parásito X fue eliminado de inmediato. Una vez más, la cría de Metroid, le había salvado la vida. Sin embargo, esta operación había alterado el cuerpo de Samus y su traje, perdiendo así, la práctica totalidad de sus poderes. De repente, reciben una llamada de socorro desde la estación de investigación. Sin pensárselo dos veces, sube a una nave proporcionada por la Federación y se dirige hacia los Laboratorios Espaciales.

 

 

Pese que en un primer momento parte de una premisa sencilla, esta se irá tornando cada vez más compleja ofreciéndonos momentos que nos impedirá despegar nuestra cabeza de la pantalla. Una vez transcurrida la primera hora (este último dato es variable, dependiendo de nuestra pericia como jugador), todo tomará un nuevo cauce. Esto se traduce como giros de guión. Mientras que algunos nos pillarán por sorpresa, otros serán previsibles; más cuando hemos sido jugadores asiduos a dicha franquicia. Tampoco faltará la aparición de viejos conocidos. Vease a Ridley, jefe de los piratas espaciales y enemigo acérrimo de Samus. En definitiva, una historia que no defraudará a nadie y que puede presumir de estar a la altura de las circunstancias.


APARTADO GRÁFICO

Este apartado hay que analizarlo desde dos vertientes: el plano técnico y el artístico. Por una parte, Samus cuenta con una gran cantidad de movimientos, los cuales, destacan por sus cuidadas animaciones. Las posibilidades técnicas de Game Boy Advance son muy similares a las que ofrecía Super Nintendo, y aún así, ofrece una apariencia muchos más detallada y depurada que Super Metroid. También hace gala de escenas que combinan secuencias estáticas con animadas. Estas consistirán en relatarnos la historia. En ningún momento, notaremos signo alguno de ralentización pese a la cantidad de elementos que pululan la pantalla, ni siquiera cuando nos enfrentemos a los final bosses.

 
 
 
 

Pero los diseños que se llevan la palma, son los llamados final boss. Estos mostrarán unos sprites muy definidos y una amplia gama de colores con grandes contrastes. Algunas localizaciones presentan una extensa paleta de colores; recorreremos escenarios con grandes zonas vegetativas, polarizadas, desérticas, laboratorios, … Muchos de estos parajes nos recordarán a algunas de las escenificaciones de Alien: El Octavo Pasajero. Y es muy posible que el estudio haya tomado influencias de la película ya que curiosamente, uno de los jefes con los que nos toparemos recibe el nombre de Ridley, director de la susodicha película, (jefe de los piratas espaciales que hace aparición en otras entregas).

APARTADO SONORO

Metroid Fusion no cuenta con un doblaje al uso, sino que opta por la inclusión de diálogos. Únicamente escucharemos los gruñidos de los monstruos, aunque esto no se puede catalogar como tal, sino como efectos FX. La cantidad de líneas de texto no es nada desdeñable, todas ellas en un perfecto castellano, con lo cual, no perderemos detalle de la historia.

 
 
01. Title
02. Sector 1 (SRX)
03. Facing a Huge Reaction
04. Tension Before a Confrontation
05. VS Arachnus
06. X Invasion Detection
07. Navigation Room
08. VS Fake Chozo Statue
09. Sector 2 (TRO)
10. VS Cyclops
11. Sector 4 (AQA)
12. VS Serris
13. Sector 3 (PYR)
14. VS B.O.X.
15. SAX Appears
16. VS Mother Plant
17. VS Nightmare
18. VS Ridley
19. The Final Command
20. VS SA-X
21. Ending
22. Game Over
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La elaboración de los temas musicales, corre a cargo de Minako Hamano, sustituyendo de esta manera al habitual de la serie, Kenji Yamamoto. Este compositor retoma la música ambiental de otros títulos de la franquicia e incluye otros nuevos que se hacen notar, sobre todo, durante los primeros compases de la aventura. Pese a que la calidad de los temas estén fuera de toda duda, son los efectos sonoros los que se convierten en los verdaderos protagonistas. Los disparos, las explosiones, los pasos del personaje, … exprimen al máximo las capacidades sonoras de la portátil de Nintendo.

JUGABILIDAD

Uno de los cambios que más nos llamará la atención una vez iniciemos el juego, es la rigidez a la hora de cumplir los objetivos que nos vaya dictando el ordenador de abordo. Esto, que a primera vista puede defraudar a más de un jugador, más si han jugado a anteriores entregas, pasa a un segundo plano una vez que conozcamos la mecánica sobre la que se sustenta el juego. Es decir, la cubierta principal (la primera sala que visitamos) tiene algunos habitáculos que en un principio no podemos visitar (cerraduras rojas, verdes, azules, …) pero que una vez las hayamos desbloqueado posteriormente, podremos volver sobre nuestros pasos para ver si había alguna recompensa oculta.

El control de Samus ha sido adaptado a la perfección pese a la escasez de botones de la portátil en comparación a la de sus hermanas mayores. Combinando únicamente dos botones, se abrirá ante nosotros un gran abanico de posibilidades. Conforme vayamos avanzando, iremos recuperando todas nuestras habilidades. No hay que olvidar la capacidad de convertirse en la archiconocida morfosfera con la cual, podremos atravesar los pasadizos más estrechos. Por otra parte, aprenderemos otras habilidades especiales no menos útiles como el Salto Espacial (pese a su dificultad para dominarla, se convierte en una habilidad muy útil) y el Ataque en Barrena, un ataque de salto que puede dañar a los enemigos.

 
 
 
 

El parásito X contaminó el traje de Samus, lo que obligó a proceder a una operación quirúrgica que provocó que Samus perdiera la mayor parte de sus habilidades. Para recuperar todas nuestras habilidades, podemos hacerlo de dos formas distintas. Por una parte, deberemos descargar los datos en una sala especial que el ordenador de abordo nos indicará una vez esté disponible. Por otra parte, podemos absorber un parásito X de gran tamaño que hacen a la vez de jefes finales de nivel. Una vez estén en su forma gelatinosa, estos parásitos estarán recubiertos por una membrana de pinchos que deberemos atravesar con un ataque de gran potencia, como el impacto de un misil.

 

Durante el transcurso de la aventura, nos toparemos en múltiples ocasiones con un parásito X, SA-X, que lleva consigo el traje de Samus. Deberemos huir en todo momento de él ya que posee todas las habilidades que antaño tenía Samus, con lo cual, nos será imposible acabar con él. Este será solo uno de los tantos enemigos finales con los que nos encontraremos. Cada jefe sigue un patrón de ataque que deberemos contrarrestar. Algunos serán más fáciles de descubrir que otros. Aún así, los últimos enfrentamientos se convertirán en una auténtica odisea ya que a parte de que un error, por nimio que sea, puede suponer nuestra derrota; muchos de sus ataques serán complicados de evitar ya que afectan a toda la pantalla.

 

 

 

 

 
 
 

 

Pese a ser un título con mayor durabilidad que otras entregas, no deja de ser un juego que se antoja muy corto. Seremos capaces de finalizarlo entre 4-5 horas. En cambio, si optamos por explorar cada uno de los habitáculos del Laboratorio Espacial, la cifra se incrementa sensiblemente (7-8 horas). Pero si por algo destaca Metroid Fusion, es por su alta rejugabilidad. Hay un total de cinco finales distintos que variarán dependiendo del porcentaje completado. Estos se limitarán básicamente en mostrar a Samus con más o menos vestimenta. Sin embargo, los jugadores más avezados pueden llegar a completarlo en dos horas. Si no me creéis, bastará con que veáis el video que he puesto a continuación. Sin palabras:

 

 

 

 
 
 
 
 

VALORACIÓN

Metroid Fusion es una gran aportación a la saga capaz de transmitir las mismas sensaciones que los juegos lanzados en la época de los 8-16 bits y uno de los títulos más recomendables de Game Boy Advance. Posee uno de los argumentos más elaborados de toda la serie. Técnicamente, es uno de los títulos más punteros de la consola aportando además una atmósfera muy similar a Alien: El Octavo Pasajero. Además, el juego nos obligará a hacer uso de todas las habilidades que aprendamos con el fin de ir superando todos obstáculos. Únicamente, se debe achacar el tema de la duración ya que muchos de nosotros seremos capaces de finalizarlo en una sola tarde. Pero este contratiempo, queda en cierto modo compensado con una alta rejugabilidad que nos obligará a finalizarlo unas cuantas veces. Si sois fans de la saga, sería un crimen no probarlo y si sois de aquellos que os gustan los juegos que combinan las zonas plataformeras, de acción y exploración; podríamos aplicar la cita anteriormente dicha.

 

 

 


Joder…no tengo palabras para agradecerte esta peazo colaboración. Si te soy sincero no he probado este juego, pero tras leer (un buen rato Very Happy) la entrada…no hay lugar a dudas que se trata un juegazo que no tiene nada que envidiar (mas bien supera, al menos en jugabilidad) a sus hermanos mayores de la Gamecube y Wii. Por otra parte siento haber tardado en colgar la colaboración, pero es que he pasado unas ultimas horas muy malas tras la muerte de Yoko (mi perro). Al menos por suerte, tengo a mi lado un cielo que me ha ayudado a pasar estos malos momentos ^^

 

Pues eso kefka, muchas gracias por esta colaboración Kitten

Saludos.