Mass Effect – Revelación

 

En el año 2148, un grupo de mineros descubrieron en Marte una base alienígena de investigación abandonada. Dicha base (de procedencia Proteana) contenía una  información sobre una tecnología, que una vez traducida y aplicada, cambiaria la historia de la humanidad…

Estos son los primeros datos reveladores que nos ofrece la novela basada en el basto universo de Mass Effect, sucesos que ocurrieron décadas antes de lo vivido en el videojuego. Todo a manos del escritor canadiense, Drew Karpyshyn, autor de novelas de corte fantástico y ciencia ficción, así como guionista de videojuegos como del Mass Effect o Star Wars caballeros de la Antigua Republica. Pero prosigamos con el libro, haciendo un resumen de este, claro está que a partir de ahora encontrareis spoilers por un tuboVery Happy, pero dada la difícil localización de esta novela…os aconsejo que os leáis esta entrada entera, y si al final os ha fascinado, pues no dudéis en poner todo vuestro empeño en encontrar este libro en vuestra librería mas cercana.

 

Tras el descubrimiento de esa base, la humanidad supo con certeza por primera vez en la historia, que no estaban solos en el universo. Todo indicaba a que los habitantes del planeta Tierra sufrirían un gran sock por esta noticia, se pensó que se produciría un caos, tanto en la economía, como en los pensamientos religiosos, pero no fue tan grave como se esperaba, todo lo contrario. Este descubrimiento lo que hizo fue crear un lazo de unión muy fuerte entre las naciones del planeta. Ahora éramos los humanos contra los extraterrestres. Para eso se creó El Ejercito de la alianza de Sistemas.

 

En apenas una década, esa tecnología descubierta en Marte, fue aplicada en el día a día de las personas. Aportando nuevas energías renovables, nuevos fármacos, total…una revolución positiva para el planeta y sus habitantes. Pero la principal innovación fue la que se usó para la investigación espacial. Usando esos avances y el descubrimiento de los relees de masa (unos artefactos circulares que usaban las misma tecnología proteana) permitieron a las naves espaciales desplazarse mas rápido que la velocidad de la luz.

 

 

 
 

 

En esos años se consiguió colonizar gran parte del sistema solar, llegando a rincones donde jamás hubiera pensado el ser humano. Además, gracias a esos relees de masa, se pudo llevar a cabo por primera vez, un viaje tripulado mas allá de nuestro sistema solar, encabezado por el contralmirante John Grissom. Pero en una de esas “excursiones”, se toparon con algo nuevo, algo nunca visto hasta la fecha, y que volvería a cambiar el curso de la humanidad…

 

 

 

 
 
 
 

En 2157, una flota de exploración se vio envuelta en un conflicto bélico contra una fuerza desconocida, para lo que a la humanidad era un descubrimiento, para los Turianos (la otra fuerza involucrada) era una invasión hostil dentro de su territorio, por lo que no se lo pensaron dos veces en contestar con fuego. Solo una de las naves pudo regresar y dar el aviso de alarma. A partir de ahí empezó una guerra denominada, La Primera Guerra de Contacto.

Por aquella época, el contralmirante Grissom estaba seleccionando aspirantes para el programa de entrenamiento N7 de Arturo, un centro militar donde se reunían los mejores soldados de la Alianza. Allí conoció al joven teniente David Edward Anderson, un joven que por sus cualidades, prometía mucho.

 

 

Aquí nuestro Anderson en el videojuego Mass Effect, pero con unos añitos mas Very Happy

Pero sigamos con el conflicto entre humanos y turianos…

 

 

Afortunadamente, los turianos eran una de las docenas de naciones que pertenecían a un organismo gubernamental llamado El Consejo de la Ciutadela (algo parecido a la Unión Europea de hoy en dia). Esta se dio a conocer a la Alianza e intervino para poner fin a esa guerra que apenas duró dos meses, pero que dejó centenares de muertes en ambos lados, entre ellos, el hermano de Saren…

 

 

 

 

Tiempo después, los recién llegados se incorporaron a ese organismo, estando así bajo la tutela y protección del Consejo de la Ciudadela.

 

 

 

 

Pasaron 8 años, la alianza se había desplegado por casi todos los rincones dentro del territorio bajo el control del Consejo, teniendo un importante trozo del pastel. Pero ese trozo de pastel se le hizo muy difícil de ingerir, puesto que no tenia los suficientes efectivos para poder vigilar y proteger a todas las colonias que tenia repartidas, por lo que en muchas ocasiones, cuando estas eran atacadas por terroristas, cuando llegaban las ayudas ya era demasiado tarde.

 

Una de esas peticiones de auxilio, fue interceptaba por la SSV Hastings, tripulada entre otros, por el teniente del estado mayor y comandante segundo de la patrullera ¿divinidad quien? pues si, por aquel joven (ya no tan joven) David Edward Anderson. Al ser la nave mas cercana, no esperaron a refuerzos y fueron directos hacia el planeta de donde provenía la señal. Cuando llegaron mantuvieron un enfrentamiento con los bandidos, los cuales incomprensiblemente habían quemado a sus victimas, y habían sido abandonados por sus compañeros, (llevándose información confidencial) al detectar a la SSV.

Una vez que el equipo de rescate aseguró la zona, Anderson se puso a investigar lo que había pasado allí. Descubrió que aquella base, en realidad era un centro de investigación sobre la IA (inteligencia artificial) algo que estaba prohibido por el consejo, ya que hace décadas, los Quarianos (otra especie perteneciente al Consejo) estuvieron manipulando e  experimentando con esa tecnología, creando a los Geth, pero estos se reveralon causando casi la total destrucción de su raza. Por eso está totalmente prohibida investigaciones sobre es tipo. Pero por naturaleza, el ser humano ansia el poder, y por eso se saltó esa norma para estar en cabeza de las razas mas importantes. El consejo solo castigó economicamente esa grave falta, gracias en parte a la persuasión de la embajadora terricola.

 

 

 

En dicha base fallecieron todos (se suponía al encontrar tantos cuerpos cabornizados, aunque esa era la intención de los piratas, que no se reconocieran, al menos durante mucho tiempo) excepto una investigadora, Kahlee Sanders (hija de Grissom…) que tenia permiso pero que no regresó, y a que todos apuntaban como la posible traidora de pasar la clave de acceso a los terroristas.

La Alianza mandó a Anderson a investigar mas exhaustivamente el caso, y el Consejo, por su parte, llamó a un espectro (estos capullos tenían carta blanca para hacer cualquier cosa) Saren Artorius.

Anderson esclareció que Kahlee era inocente, que el traidor era el jefe de investigación de la base, subvencionado por un poderoso empresario Batariano, para hacerse con esa poderosa tecnología. La cual correspondia a una majestuosa nave espacial, con una potencia increible de fuego, además de poder controlar a los Geth. A todo esto, Saren, que tenia un gran desprecio por la humanidad, le llamó mucho la atención esa poderosa nave, La Sovereign…

 

 

 

 

 

 

Y bueno, aunque ya casi os haya destripado gran parte del libro, aun queda muchos detalles por descubrir, y si os gustó el videojuego, os aconsejo que os hagáis con esta novela, y otras que hay por ahí…Very Surprised

 

 

 

 

La verdad es que, después de jugar al fantástico Mass Effect, y luego leer la primera de sus novelas, cada lugar, nombre, etc..que se mencionaba en el libro, era perfectamente recreado por mi cerebro, aportando un mayor realismo a esa lectura, y convirtiéndola en una experiencia realmente agradable. Todo esto debo agradecérselo a Rikku, la cual puso gran énfasis sobre el tema, dedicando varias entradas en su blog  sobre este videojuego, contagiandome esa fascinación a mi y a muchos otr@s. Luego, y de nuevo gracias a ella, ocurrió lo mismo pero con los libros, los cuales desconocía su existencia, y que no tardé en hacerme con ellos, bueno…mas bien me los regaló Rikku Embarassed

Espero que hayáis disfrutado de este entrada tanto o mas como yo en hacerla.

Un abrazo.

 

PD: Aquí teneis un articulo hecho por nuestra querida Rikkuinthemiddle, sobre el siguiente libro, Mass Effect – Ascensión Wink

 

 

FIN