La Verdadera Guerra de las Consolas

Un abuelo y su nieto pasean por la calle tranquilamente. Pedrito, que así se llama el chavalín, no para de comentar a su abuelo sus preferencias en el mundo videojueguil, cuando el yayo Gervasio le interrumpe.

 

 

 

 

Pedrito: ¿Pos sabes yayo? Microsoft va a sacar Gears of War 2 ya mismito, y Sony intenta contraatacar con Little Big Planet… Peleas entre material exclusivo y third parties tránsfugas que prometían juegos pa una consola y después salen pa toas… Esto si que es una generación de videojuegos, yayo, vivimos la mejor “guerra” de videoconsolas…

Yayo Gervasio: Tu tas tonto Pedrito, esto no es guerra ni es nah, sólo tontunas entre compañías… siempre ocurren… Además yo si he vivido una verdadera “Guerra” de consolas…

Pedrito: Abuelo no te me pongas a chochear con tus batallitas…

Yayo Gervasio: No me seas impertinente, mocoso… Te hablo de una época hace muucho muuucho tiempo… ¡una época en la que ni había móviles!!

Pedrito: Yayo no me vaciles… y ¿cómo dabas toques a los colegas? ¿Cómo te sacabas fotos con cara “malote” pa colegar en el Tuenti?

Yayo Gervasio: No había tuenti, ni msn… Ni Internet!!!

Pedrito: ¡Dios! ¿Y como hablabas con tus colegas? ¿Cómo veías Porno diario? Yo no podría vivir sin mis conversaciones del msn con mi piba “La Jennifer”… ¿Cómo conociste a la abuela si no había páginas de ligues?

Yayo Gervasio: No me interrumpas coño! Te hablo de una era en la que los videojuegos de futbol no eran valorados sólo por tener nombres y licencias reales…

Pedrito: ¿Y no podíais jugar al Fifa con la liga cantonesa?

Yayo Gervasio: Unos tiempos en los que no existía la Playstation, ni había sido ideada… No había Gears Of war, Resident Evil, Halo… Es más, los pocos Shooter subjetivos eran exclusivos del PC…

Pedrito: Pero… ¡Si Call of Duty es de la época de la segunda guerra mundial!

Yayo Gervasio: ¡Eres un inculto, patán! Que se base en eso no quiere decir que sea de esos tiempos… Te hablo de una era en la que existían unos juegos de un género semi-extinto… Los Plataformas…

Pedrito: ¿Esos no son los zapatos que llevan las Drags en el día del orgullo Gay?

Yayo Gervasio: Lo que hay que escuchar… pero vamos, dejemos a Jack que te cuente lo que ocurrió en esa época tan lejana en el tiempo.

 

Gracias Gervasio pero le advertí que debería moderar su lenguaje… Bueno chicos os voy a hablar de un tiempo muy lejano… ¡La década de los 90!

 

En esos bonitos e inocentes años sólo existían dos compañías en el horizonte de las videoconsolas (Vale, había más pero jugaban en una “liga” diferente por lo que las obviaré voluntariamente), Sega y Nintendo.

Sega era una todopoderosa marca que además de crear videojuegos (cómo aún sigue haciendo) tenía una completa gama de consolas de sobremesa que comenzaré a comentar (aunque me dejaré alguna anterior seguramente) pero tranquilos nos os voy a aburrir con demasiados datos técnicos.

          Master System: Consola de 8 bits (sí, por aquellos tiempos los bits importaban) que fue comercializada en 1985 en Japón y un año más tarde en Estados Unidos. Más tarde (1990) fue rediseñada y con ello se acercó mucho más al publico occidental.  En definitiva, una de las máquinas más queridas… ¿Quién no recuerda el Alex Kidd? (Nota mental: Hacer una entrada de tan maravilloso juego si no se me adelanta nadie antes xD)

          Game Gear: Básicamente era una Master System portátil, nacida para combatir a la Game Boy (más adelante hablo de ella), cosa que Sega consiguió. La consola era técnicamente apabullante, a todo color (la game boy era en “monocroma”) y con un periférico que hacía que pudieramos ver la tele en ella. Os preguntaréis que la hizo caer tan estrepitosamente… y eso fue que chupaba más pilas que un ferrari gasolina…

          Mega Drive: La videoconsola de gama superior de Sega (16 bits) y uno de los soldados que más batallas luchó en esta guerra. Ella vio nacer hitos videojueguiles cómo Sonic (sí, ese erizo azul que ahora protagoniza juegos bochornosos), la saga Fifa (EA Sports debutó también su NBA Live y NHL en la grande de Sega), Phantasy Star, Golden Axe, Shinobi (no recuerdo si la versión de Master System es anterior, creo que sí, pero en esta la saga fue dónde más despuntó), Street Of Rage, Shining Force, y mucho más modernos cómo Virtua Racing… y muchos juegos que podría nombrar más… ya que Sega versionaba a esta consola toda recreativa suya (Out Run, etc..) . Con el tiempo recibió sagas como Mortal Kombat, Street Fighter, Castlevania, que conformaban uno de los catálogos más potentes que jamás ha tenido consola alguna.

 

 

 Mega Drive y Master System II

 

 

Nintendo por su parte, era el otro gran contendiente de esta virulenta guerra. Ya desde sus inicios el joven Shigeru Miyamoto salpicó las consolas de la gran N con sus maravillosas creaciones, que aún siguen siendo parte del presente de los videojuegos. Pero a pesar de que Nintendo aún crea consolas, no creáis que ha vivido un camino de rosas hasta el presente.

          NES: Más antigua que la Master System, esta consola de 8 bits siempre será una de las más famosas (anda que no se ven series antiguas yankees en las que el típico prota tiene esta videoconsola). Si ha habido una cuna para el nacimiento de juegos, esta ha sido esta plataforma: Super Mario Bros, Zelda, Metroid, Donkey Kong todos de Nintendo y Megaman de Capcom y Castlevania de Konami. Normal que la gente tenga en tanto cariño la generación de los 8 bits…

          Game Boy: Esta consola por definición es LA PORTATIL. Nadie imaginó que el mercado de las consolas portátiles tendría tanta importancia con el tiempo y Nintendo se marcó un gran tanto con su lanzamiento. Técnicamente escasa sufrió una larga evolución (Pocket- Color) mientras se disfrutaba con multitud de versiones de juegos de sus hermanas mayores. Tanto éxito tuvo que la siguiente consola portátil de Nintendo heredó el nombre de esta (Game Boy Advance) ya que era una mayor evolución de la original.

          Super Nes: Fue la más tardía en aparecer en medio de una campaña de marketing bastante apabullante (¿Quién no recuerda lo del cerebro de la bestia?). Empezó muy fuerte ya que en su estreno llego junto a la versión de la recreativa que más fuerte estaba pegando: Street Fighter II. La SNES recibió versiones mejoradas de los clásicos de su hermana pequeña y supo explotar géneros en auge cómo la lucha (siempre disfrutó de más títulos que en la Mega Drive) y los RPGS. Sobre estos últimos decir que en esta consola existen verdaderas maravillas que llegaron a nuestras tierras (otras muchas que no) y encima lo hicieron en castellano, marcando una de las primeras páginas de la traducción al castellano de los videojuegos (Niños decid conmigo: Terranigma, Illusion of Time, Secret of Evermore).

Todas las consolas de Nintendo juntitas y revueltas 

Ya presentados los contendientes, proseguiré con el resultado de la batalla.

Tal como diría Solid Snake, en la guerra no hay vencedores ni vencidos, y en esta mucho menos ya que la igualdad fue la nota predominante de estas confrontaciones (salvo en el caso de las portátiles).

Es más, Nintendo y Sega salieron tan crecidos que se lanzaron a la “mejora” de sus sistemas viendo que el negocio aumentaba.

Ambas compañías sufrieron golpes parecidos pero una de ellas si pudo salvarse.

Sega se embarcó en una “estúpida” mecánica de lanzamiento de accesorios para potenciar su Mega Drive (Mega-CD, Mega 32X) pero en ambos casos se metió un buen “ostión”. Visto que eso no funcionaba creó una nueva consola, la Sega Saturn (32 bits).

Saturn era un buen sistema (yo fui poseedor de una) con grandes juegos pero la problemática de programar para ella hizo que la nueva de Sega cayese en las fauces de un nuevo monstruo que surgió en el panorama, Playstation.

Sega sufrió enormes pérdidas (acumuladas a los fiascos anteriores) y en medio de una economía bastante precaria se arriesgó con su última consola, la Dreamcast.

Es bastante irónico que cuando Sega había creado una consola muy interesante (vaya catálogo que tiene la amiga), fue cuando tuvo que tomar la decisión más dramática en la historia de las videoconsolas; con poco tiempo de vida de Dreamcast, Sega la dejaba tirada.

Al poco tiempo, la compañía se desmarcó cómo compañía que SÓLO programa juegos.

 

A Nintendo no la fue mucho mejor en un principio. En la generación de los 32 bits, Nintendo contactó con Sony para que la ayudase a crear una videoconsola para esta nueva época. El proyecto llevado por Sony no gustó a Nintendo que lo rechazó; La gran N acababa de ayudar a que surgiese la consola más famosa hasta la fecha, Playstation (Muchas madres llaman Playstation a cualquier consola que tengas xD).

Después de ese chasco, Nintendo se embarcó en los 64 Bits con la Nintendo 64. La consola no estaba nada mal (aunque el formato de cartucho estaba desfasado), pero la pobre desdichada sufriría algo a lo que nos acostumbró la gran N desde entonces, la escasez de títulos. Salvo las versiones mejoradas de las obras típicas de la casa, poco más pudimos disfrutar en este sistema (salvo los geniales International Superstar Soccer).

Nintendo se encontraba al borde de la crisis en estos tiempos, pero debido a la consolidación de sus sagas más importantes y la aparición del fenómeno Pokemon (que anda que no les dio pasta) pudo aguantar y continuar.

Cualquiera diría que la compañía nipona iba a aprender del golpe anterior, pero no lo hizo. La Game Cube volvió a ser pasto de una elección de formato bastante reprochable, y a pesar de las primeras promesas sobre las exclusivas (sobretodo la saga Resident Evil) al final la consola sufrió el mismo trato que su hermana pequeña. He de destacar que este sistema tiene varias joyas en sus filas varias obras de arte de la saga Resident Evil (El remake, el cero, y el cuatro son juegos para tener en tu colección para siempre).

En el momento más oscuro, la gran N se arriesgó y destruyó el actual concepto de consola y creo uno nuevo partiendo de cero.

La Wii es la consola a la que juegan hasta las personas que antes decían que los videojuegos eran perjudiciales para la “salud” xD.

 

En la actualidadme siento un poco como el Yayo Gervasio (¡no porque sea viejo! ¡Que no lo soy tanto coñe!) cuando leo por ahí que estamos ante la mayor guerra de consolas.

Para mi eso es mentira… ahora estamos en una época en la que una marca gana a otra y en la siguiente generación nos volveremos a encontrar…

Recuerdo que en mi cole, o eras de Sega o de Nintendo… y para ti, Sonic y Mario eran los mejores (tiene coña porque nunca me gusto ninguno de ambos juegos).

Yo siempre fui más de Sega, si os puedo comentar el secretillo, pero con el futuro también poseí consolas de Nintendo que me hicieron disfrutar como un enano.

Si me he de quedar con la Mega Drive o con la Super Nintendo, me quedaría con la primera porque era la que yo tenía, pero también jugué muchísimo con el cerebro de la bestia porque mi mejor amigo la tenía. Eran mundos diferentes, cada una te daba sensaciones dispares a pesar de ser tan parecidas… para mí la mejor generación de videojuegos de lejos (seguida por las 32 bits).

 

En los años 90 Sega y Nintendo nos enseñaron como es un verdadero combate de pesos pesados y ambos sufrieron las consecuencias en sus carnes. Parece ser que ambas se han recuperado e incluso hace poco se habló del rumor de la vuelta de Sega a la fabricación de videoconsolas… Si el rumor se hace realidad puede que volvamos a ver el mismo espectáculo que nos ofrecieron estas marcas hace mucho tiempo, en una era sin Internet, móviles, contenidos descargables y demás…