COMPARACIÓN ODIOSA: LAS SERIES ESPAÑOLAS

Antes de empezar con el meollo de esta entrada, empezaré a divagar un poquito, que para algo no he escrito en el blog en estos días, debido al follón de estas insufribles fiestas, y ando filosófico.

Desde hace unos años hasta la fecha se nos está inculcando una vena “anti-yankee” impresionante. Se nos vende que el cine, las series, los comics, los juegos…. Todo lo que viene de E.E.U.U es malo e incluso roza lo pernicioso para la salud…

 

En España tenemos una doble moral y una hipocresía que alcanzan cotas altísimas… Se nos dice que los americanos están locos porque pueden usar armas (cuando estamos en el país en el que cada vez hay más maltratos y asesinatos de parejas y tendríamos que preocuparnos más por arreglar nuestros problemas que de frivolizar de los de los demás), que sólo se alimentan de comida basura (Esto reconozco que es cierto), y que además tienen un presidente que sólo busca crear guerra para sacar beneficios…

 

Lo gracioso de todo esto es que yo soy antipolítico pero no soy tonto… George W. Bush es un personajillo estúpido, eso no hay quién lo dude… quién si no se iba a atragantar con una galleta… pero hay que decir que el dicho castellano de “A perro flaco todo son pulgas” en este pobre infeliz es más que cierto…

Nadie recuerda que el anterior presidente de los EEUU, casualmente del partido contrario al de Bush, llevó una política muy similar a este y que gracias a esto EEUU se ganó el “cariño” de todos los países islámicos… y más allá, nadie recuerda que en la década de los noventa el padre del señor Bush, inició la primera guerra de Irak, que por cierto mi hermano estuvo a punto de ir allí (para que veáis que hablo con motivos) y que en España, un gobierno del mismo partido que gobierna ahora, y que diaboliza al hijo, apoyó al padre….

 

George con una copa en la mano… Que raro…

 

Esto no es un alegato político ni mucho menos… Yo tengo la teoría que todos los políticos son iguales y no existen ni la derecha ni la izquierda, sólo se interesan por ellos mismos y por sacarse su dinero…  Ahora la gente ha elegido a Barack Obama como si fuese dios y tuviera que arreglar todo… La gente es cada vez más inocente…

 

Diréis…. ¿A que coño viene esto, si en teoría se va a hablar de las series de producción nacional?

Muy sencillo pezqueñines, en este país confundimos el tocino con la velocidad, y porque el presidente de la nación más importante del globo sea un gilipoyas, ya tenemos que demonizar todo lo que sale de allí…

 

Nuestros actores, por llamarlos de alguna manera, se quejan de que el público español no vamos al cine a ver filmes naciones…. Y en cambio si vemos “americanadas”… Esos actores, como Bardem que insultan a los americanos y luego van corriendo a la gala de los Oscar para que las personas a los que han estado faltando al respeto les den un premio… Así son nuestros actores… Hipocritas… gente como Alberto San Juan y demás que confunden hacer películas con tener que decir todo el día sus ideologías políticas… y aquí es dónde me encantan los americanos… Hay actores que defienden a una candidatura u a otra pero aquí en España todos apoyan a la misma… ¿Quizá se deba al dinerín que los están metiendo en la hucha gracias a la vergonzosa campaña pro Sociedad General de Autores?…. Ramoncín y compañía (todos autores de gran renombre como podéis ver) se lucran de actos como poner en una boda el tipiquísimo “Paquito chocolatero”… Luego hablamos de los Yankees… pero vamos no creo que Stephen King vaya revisando los Messenger de la gente, por si alguien se ha puesto alguna frase de algún libro suyo como Nick, y les cobre por ello…

 

Pagando el canon digital, hacéis que Ramoncín no tenga que ir a vivir debajo de un puente…

 

Estos “actores” españoles nos venden que el cine español es lo mejor, cuando en la mayoría de los casos son películas malas, calcadas y llenas de tópicos… (pocas son las que se salvan de tener la típica escena de sexo)… menos mal que hay directores que se salvan de esto… pero estos pobres rápidamente se buscan las castañas fuera cómo en el caso de Amenabar.

  

Si la diferencia de nuestro cine con el americano es de siglos, la distancia entre las series de nuestra patria con las americanas es de años luz… y esto se está viendo últimamente…

Antes de sacar la guadaña tengo que romper una lanza por varias series, que aunque no sean de mi gusto tengo que reconocer que son proyectos que intentan innovar dentro de los tópicos de estos proyectos españoles…

Por ejemplo, no he seguido el Internado, que aunque varios actores son más mayores de lo que nos quieren aparentar, por lo que me han contado es una serie que intenta eludir lo fácil, y eso ya es bueno, porque aunque salga mal, el innovar ya es bueno…

Seguro que hay alguna serie que se puede salvar y se me escapa pero empecemos a hacer sangre…

En España seguro que tiene que haber algún buen guionista (si no que me contraten a mi leñe!) pero lo que se lleva son los versionados de series de fuera… Ejemplos claros son La Lola y la más conocida, la de Yo soy Bea.

Esta está basada en una telenovela sudamericana (creo recordar que colombiana) en el que la típica chica fea sufre como una posesa hasta que se convierte en un pibón de escándalo… ¿cuál es el problema? Que aquí en España como la serie enganchó a las pobres marujas (mi madre incluida), esta se alargó hasta el infinito e incluso se continúo la serie sin contar ya con la protagonista… Vamos es como si en House, le matamos a el y sigue la serie otro…

Es lo que tenemos en España, que no sabemos cuando frenar y podemos convertir una idea correcta en la verbena de la paloma… (recordemos los Serrano).

 

Que no os engañe!!!! Es más guapa vestida de fea que su aspecto natural…

 

Dejando las versiones de otras series “españolizadas”, últimamente se nos está acosando con un género en las series nacionales: los jóvenes.

Este género no es nuevo… y se me vienen a la cabeza cosas cómo Compañeros (que noñez de serie pardiez) o Al salir de clase…

Al salir de clase si que molaba… Se podría haber llamado: “Cómo aparentar 16 teniendo 28” y eso es lo que intentaban los actores que encarnaban los protas.

La serie en un principio era divertida y contaba entre sus filas con una Elsa Pataky que se lanzó al estrellato con su actuación… Mejor dicho por lucir el palmito en la serie, porque todo hay que decirlo… Elsa Pataky estudió interpretación en la escuela de Steven Seagle….

 

Esas series nos contaban cómo vivía la juventud en esos días… los problemas de los adolescentes e incluso sus primeras relaciones sentimentales o sexuales…

Ahora en las series juveniles, si no hay sexo o alguna escenita subida de tono ¡Nos quedamos sin serie! (no sé porque me ha venido a la cabeza el nombre de Física o Química)…

 

Lo gracioso es que nos han regalado dos series en los últimos días que son cuasi calcadas… Se llaman: 18 y HKM (que dos títulos más currados madre mía)

 

De HKM no he visto demasiado (ni quiero) pero por lo visto la protagonista roza el papel de la “peor actuación recordada en una serie” desde Dani Martín en Cuenta atrás… Nos narra la historia de una “Jennifer” que entra en un colegio de pijos y que su mayor sueño es la Música… Lo típico: pija rival de la Jennifer y pijo que al final dejará a la pija y se liará con la malota…

 

De 18 sólo puede decir que ayer la tenía puesta en la tele mientras buscaba una info en Internet y creo que esta experiencia me hizo perder varios años de vida… Casi peor que el tabaco… También va de música, esto va de bailarines y de un grupo de pop… enemigos pero que al final el chulo bailongo se enrollará con la cantante pop… Todo esto aderezado con la muerte del hermano de la cantante de pop, una mala malísima que quiere quitarla el puesto de vocalista y demás parafernalia…

La juventud española actual reconozco que no es lo más maravilloso del mundo (los Johnnys y las Jennis no me agradan en absoluto) pero con estas dos series parece que nuestros adolescentes sólo tienen dos hobbys: la música, y copular cómo conejos…

En la anteriormente citada Al salir de clase, daban vueltas como osos hasta tener su momento de sexo, ayer en medio minuto en 18, ya iban a liarse en los vestuarios el prota y una…

 

El chulito hiphopero y la rubia que no vocaliza : el futuro de los actores españoles depende ahora de los realitys

 

Aparte de las carencias de guión bastante patentes en la serie, tenemos que hablar de otras “grandísimas actuaciones” que harían palidecer a Elsa Pataky y a su maestro Steven Seagle… El prota chulo viene de la escuela de bailongos de Fama (allí no le enseñaron interpretación) y trabaja con su novia en la vida real que también es bailarina del mismo reality… a esta allí no la enseñaron a vocalizar y por eso la han metido en un papel secundario… el grupo de bailongos hihopperos lo completan una piba teñida de pelirroja (si no llevas el pelo teñido es que no tienes 17 años y te mola el baile) y un pavo que tiene tantas neuronas que las podrías contar con los dedos de una mano después de que hubieras sufrido una amputación de cuatro de ellos…

Estos tres lo hacen tan horrible que hacen que el chulito parezca que se merece un oscar…

En el lado de los poperos, tenemos a la prota que se la ha muerto el hermano… La chica es mona pero se nos olvida a veces que las chicas guapas no nacen sabiendo actuar delante de una cámara… El novio de ella, es un pijo de esos que apetece pegarlos nada más verlos… Tiene una voz tan desagradable cómo su aspecto y parece que ha nacido para hacer el papel de estúpido repelente… Después hay dos sosos que tocan instrumentos… Uno que pasa desapercibido (en esta serie eso ya es mucho) y otro que hace bromas y chistes que no tienen la más mínima gracia… A parte de ellos, aquí nos encontramos a la mala malísima que quiere levantarle el novio y el grupo a la poppera… La actriz que encarna el papel de “villana” es la antigua vocalista del grupo adolescente “Tess” que pasaron sin pena ni gloria por las estanterías de las tiendas de cd´s de música de ocasión… Otra que es guapa y la han metido en la serie por ello… Lo gracioso de esta chica es que a pesar de no tener demasiados “atributos pectorales” nos la sacan en cada escena con un escote que ni yola berrocal…

La serie me recuerda a todas las “españoladas” que nos sacan cada varios meses en formato serie y bebe de todos estos tópicos pero intenta solventarlos enseñando carne (en este caso la del chulito bailón)…

Por último quiero mencionar el papel de la madre de la popera, que ayer que la vi un momento parecía que se le había quemado la plancha con la ropa puesta que haber sufrido la muerte de su hijo…

  

En definitiva, se nos vende que el cine americano es malo y decimos que Almodovar es bueno… nos argumentan que House, Héroes, Prision Break, Anatomía de Grey, y todas las demás series de EEUU son horribles… pero las series nacionales son una pasada…

Actores cómo Hugo Silva, Lucas en los hombres de Paco, (el mayor cabrón del universo según me han contado gente que le han pedido autógrafos) son buena gente pero si eso lo hace un americano es que los yanquis son unos desgraciados y unos chulos…

 

En España somos monotemáticos y esto se ve en el cine, en las series e incluso en nuestra hipocresía…

 

Feliz año nuevo!

Un abrazo y lamento mis divagaciones!!!