Categorías
Sin categoría

10 años jugando a League of Legends

Parece que fue ayer cuando mi amigo Javi me dijo que probara la beta de un juego nuevo, la Liga de las Leyendas.

Me pareció un juego básico, aburrido y con pocos personajes, mi primera partida fue un verdadero fiasco y la verdad es que no me gustó nada.

Pero poco a poco más amigos se fueron animando y, lo que fue un calvario al principio se convirtió en horas y horas de diversión, más aún sabiendo que los propios desarrolladores actualizaban el juego cada poco tiempo con mejoras y nuevos campeones.

¿Mi carrera en League of Legends?

No, no soy jugador profesional, y nunca lo he sido ni lo voy a ser, más que nada porque soy un paquete, pero en esa época estaba en primero de carrera, estudiando algo que no me gustaba y, la verdad, dándole muchas vueltas a la vida, estaba fuera de mi ciudad, con amigos, mucha fiesta y chicas, pero, algo no me llenaba.

Empecé a saltarme las clases para jugar a League of Legends, un compañero de piso iba a clase por las tardes, mientras que el otro estaba viviendo la vida, había fingido a sus padres que estaba matriculado en una carrera cuando realmente no le alcanzó la nota, estaba viviendo la vida.

Horas y horas en alcohol, monster, fiesta, comida basura y League of Legends, ¿qué podía fallar?

Pues si, lo que piensas, no duré más de dos años en la carrera y mis padres me dijeron «ehhhh pa casa».

Pero ahí radicaba la magia, me había vuelto a mi ciudad, mis amigos estaban fuera, pero realmente nada había cambiado, seguía pasando las horas buscando counter en lol en internet y pasando las horas muertas con ellos. Realmente fue una época bonita y que guardo con mucho cariño, la vida era mucho más sencilla

La decadencia del LOL

Ya conoces mi carrera en League of Legends, pero, ¿qué es la decadencia?

El juego ha ido cambiando drásticamente con los años, dejando de ser divertido, pero por alguna razón, todos los que hemos pasado horas y horas jugando no podemos dejar esta mierda, aunque ya no nos divierta como antes, juguemos solos o no nos motive.

Me he hecho mayor, 10 años dan para mucho, pero el juego también se ha hecho mayor, ambos nos hemos vuelto tóxicos y la diversión ya no es la premisa.

No se si son los problemas amorosos o con los padres, el trabajo, el distanciamiento con amigos que ya están casándose y teniendo hijos, el no haber madurado aún o yo que sé, pero el juego ya no es divertido, para nada, y ahí seguimos, al píe del cañón, en Plata y jugando ARAMS.

Lo que eran unas partidas llenas de risa, alcohol y weed se ha convertido pings a mis compañeros de equipo, mal humor, get cancer en el chat y el tener que silenciar el juego para poder jugar.

¿Masoquismo? No lo creo, quizás es como cuando de joven tenías a una persona que era tu mejor amigo y que era complementario a ti, pero que por cualquier razón ha cambiado, se ha distanciado y no es el mismo, pero aún así tu te empeñas en que todo sea como antes, y es imposible.

No solo por que él ha cambiado, sino porque nosotros también.

Con League of Legends pasa igual, el juego ha cambiado con los años centrándose en su faceta más competitiva, mientras que nosotros también hemos crecido y cambiado. Ambos somos distintos y lo que fuimos solo queda en nuestra memoria.