WAVE RACE: MOTOS DE AGUA A TOPE

Una curiosidad de los juegos de Nintendo es que exploraron el terreno de la velocidad en terrenos poco habituales, léase los Karts (Mario Karts), 1080 (tablas de surf sobre nieve) o este Wave Racer (motos de agua).

Tanto el de N64 como el de GC salieron en los primeros pasos de las consolas en el mercado, ofreciendo un llamativo aspecto técnico y a modo de "muestra" del poderío de la consola. Eran una manera de decir "Si en el primer año la consola os puede ofrecer esto, veréis en tres o cuatro años". La versión de N64 apareció en 1.996 con la sponsorización de Kawasaki, algo que se hace patente en el juego. La versión de GC lo haría en el 2.001, desarrollada por un estudio propio de Nintendo, NST, el cual también se hizo cargo del 1080º Avalanche.

Estos son los ejemplares de mi colección:

Los dos son juegos notables que siguen un esquema clavado: participar en sucesivas carreras y quedar lo mejor posible para acumular puntos. En la siguiente fase os exigirán un mínimo de puntos acumulados para seguir adelante. Además, los clásicos modos de juego como el Time Trial o "Hazte este circuito lo más rápido que puedas", o un modo acrobático bastante divertido, aunque sin la emoción de las carreras y la velocidad. Una particularidad del juego durante el modo de competición es que tienes que oscilar en tu recorrido a la derecha o a la izquierda de unos pivotes amarillos o rojos, por lo que no "vale" cualquier trayecto. Esto multiplicará la dificultad de la conducción pero también la diversión.

Por supuesto, la versión de Gamecube ofrece rutinas de movimiento de agua mucho más llamativas y modelados de los corredores más brillantes. La versión de N64 tiene un framerate más errático y ese efecto "blurry" que no es del gusto de todos (sí del mío).

Sin embargo, el afán de realismo de la versión de GC es a costa de un comportamiento de la moto de agua que se da de tortas con la jugabilidad. Muchas veces perderemos de manera irremediable el control del vehículo, y basta una vez para perder toda opción en la carrera porque será un suplicio volver a encontrar la orientación correcta. Incluso en recorridos con poco oleaje la moto os pegará violentas sacudidas que anticipan algún que otro desastre…

La versión de N64, sin embargo, emula exitosamente esa sensación de volar a toda velocidad por encima de las olas, y encontraremos en el mando de N64 (brillante de diseño) el aliado perfecto para virajes auténticamente virtuosos. A pesar de tener más carencias gráficas (no para la época, por cierto), sus rutinas de agua son igualmente brillantes y la diversión es más reseñable que en la versión posterior.

Os dejo vídeos de la versión de N64 (os la pongo tal y como la podéis ver hoy día en la WII, que por cierto, el Wave Racer 64 está en la Consola Virtual de WII, no sé a qué esperas…) y posteriormente de la de GC.

Así que si quieres realismo, efectos de oleaje alucinantes y efectos climatológicos extremos, la GC es tu opción. Pero si quieres diversión sin límite, opta por la versión de N64.

JMV RANKING SCORE:
WACE RACE N64: 8,40 / 10
WAVE RACE BLUE STORM GC: 7,80 / 10

 Curiosidades:

– La revista Nintendo Power colocó al Wace Race 64 en el puesto 127 entre los 200 mejores juegos de Nintendo de toda su historia (lo cual, si lo pensáis, no está del todo mal).

– Los personajes Akari Hayami, Rob Haywood y Ricky Winterborn de Wace Race Blue Storm salen también en el juego 1080º Avalanche.

XWING VS. TIE FIGHTER: ¿Con cual te quedas, con el Imperio o con los Rebeldes?

Si hay un juego que tengo en el altar. es éste, el XWING VS TIE FIGHTER. Podríamos decir que no fue una revolución en el sentido de que tanto XWING como TIE FIGHTER (sus "precuelas") ya introdujeron el entorno 3D y la posibilidad de pilotar tus naves favoritas. Pero lo verdaderamente grande en este juego fue unificar los dos bandos, crear apasionantes modos de campaña con infinidad de misiones y además proporcionar un espectacular modo online que hacía realidad nuestro sueño de zurrarnos a lasers con el vecino.

 

Fue el primer juego con el que probé jugar on-line (con el Microsoft Zone, el antecesor gratuito del actual MSN LIVE) y llegué a ser todo un experto piloto en el escuadrón SPA (que aún, 10 años después, sigue en activo) en el bando imperial. Fue una etapa muy divertida, mi apodo era SPA_Thanatos.

El juego es excelente y pese a estar anticuado técnicamente (algo que no tiene ninguna importancia), no es desdeñable una partidita por los viejos tiempos. Las campañas son excelentes y tengo el disco de ampliación BALANCE OF POWER en el que aparecía un enorme superdestructor (el único juego de Lucasarts en el que se puede atacar esta gigantesca nave). Además el juego aprovecha las tarjetas 3D muy bien con sus correspondientes parches. El XWing Alliance era más completo y pulido pero su inteligencia artificial era peor, y eso en un juego como éste es un lastre. Eso sí, los modelados eran espectaculares y para Online podríamos decir que es francamente insuperable.

Os recomiendo que lo probéis y que no os dejéis llevar por su aspecto algo retro: sabréis lo que es pilotar una nave rebelde… o imperial!!!

CONKER BAD FUR DAY: Rare y la ardilla capulla.

Imaginad: encendéis la N64 y aparece el logo de Nintendo. Acto seguido una sierra mecánica comienza a partir el logo y una ardilla esparce los pedazos de una patada murmurando algo así como "Que le jodan…". Es el juego más brutal de Rare, el más políticamente incorrecto.

Esta es mi ejemplar en versión PAL, una joyita de coleccionista que en España sólo pudo conseguirse en su día de importación.

Hablamos del CONKER BAD FUR DAY, posiblemente la cumbre técnica de la N64 junto con el Perfect Dark. Una excelente y variada aventura que recomiendo jugar con el emulador Project 64. Usándolo con altas resoluciones parecerá incluso un juego de no hace tantos años.

Entre los momentos cumbres  del juego: Conker se pone tibio de alcohol y en estado ebrio se dedica a quitarse enemigos del medio mediante… una buena meada.

O en mítico enfrentamiento con un jefe final que es…emmm… una gran pedazo de mierda que canta ópera. Ojo a la canción, que es un clásico (me recuerda a "Pesadilla antes de Navidad"). Como ejercicio curioso, comparadla con el remake de XBOX, en el cual aparece censurada la letra y el sonido.

Es decir, que en el juego se admite que aparezca un espantapájaros borracho; una flor a la que le salen pechos y saltando sobre ellos llegamos a un sitio secreto; una fase en la que introducimos unas ruedas dentadas con rostro de mujer (la boca es el agujero central) por un eje que está a la altura del "eje íntimo" de un personaje masculino; y un largo etcétera…. Pero lo que está mal es que se mencione la palabra "shit". En fin, sin comentarios. Es el tipo de puritanismo hipócrita que me saca de mis casillas.

Conker fue realmente un juego postrero para N64, pero RARE se salió técnicamente. No es posiblemente su mejor juego, pero sin lugar a duda merece la pena disfrutarlo. Siempre pensé que no había tanta diferencia (sí, la hay, pero no tanta) entre la mejor N64 y una PS2, y estos juegos lo demuestran.