Retrogames: EL INSTINTO ASESINO DE NINTENDO.

La mítica Rare fue la primera en explotar las nuevas posibilidades de la placa Ultra de Nintendo, que llegó hasta los salones recreativos. El KILLER INSTINCT fue un aperitivo de la N64 por todo lo grande, y nos dejó flipados con un juego de lucha de gráficos prerrenderizados a lo Donkey Kong. Todos recordamos el desmesurado tamaño de los luchadores, sus inconfundibles modelados o esos escenarios tan detallados que se movían en 3D, cada objeto, no sólo el suelo. Nintendo no se suele prodigar en los salones recreativos pero ésta fue una manera de testear el potencial de la nueva propuesta jugable que Nintendo nos iba a ofrecer en su Nintendo 64. Luego la realidad fue otra, pero eso es otra historia.

Esta es la imagen de mi original del Killer Instinct de Super Nintendo. Rare se lanzó a versionar su gran juego en la consola más exitosa de la historia de los 16 bits.

El resultado fue espectacular y más aún el simple hecho de que la entrañable Supernintendo contara con su propia versión. Esta es la edición española, con la carátula estropeada con el absurdo anuncio del CD con la banda sonora del juego. Como anécdota diré que el cartucho lo conseguí en un concurso de la Hobby Consolas en el que había que hacer una ilustración con el juego (sí, algo abusé, pero tenía que sacar provecho de mis habilidades). Os dejo también la ilustración de marras en blanco y negro.

El juego de SNES es estupendo, no comparable con el de recreativa pero sumamente digno y en todo caso dando mil vueltas a tantos y tantos juegos de lucha. Mis favoritos de aquella época para SNES fueron éste KI, el Mortal Kombat 2 y el Super Street Fighter. No olvidaré la versión del Fatal Fury 2: yo que tengo la Neo Geo y tengo ese juego, doy plena fe de que era muy muy buena versión.

Obviamente nos encontramos con fondos estáticos (sin efecto en 3D) pero muy conseguidos, y personajes con modelados no tan espectaculares como la recreativa y más pequeños, pero muy atractivos y sobre todo con carácter y bien diseñados. El apartado sonoro es realmente muy brillante. La jugabilidad se ve potenciada por la posibilidad de encadenar combos de hasta más de 100 golpes (eso sí, aprovechándonos de determinados "glitch" del juego) o los más normales "Ultra Combos" de unos 20-25 golpes, jaleados por una profunda e impactante voz digitalizada. El encadenado de dichos combos es con la habitual combinación de botones-dirección del pad, pero el comodísimo mando de SNES lo convierte en un placer y no en la tortura que supone a veces usar para estos fines ciertos mandos de otras consolas.

Hacia 1.996 Rare preparó su desembarco en Nintendo 64 con su franquicia KI, y desarrolló el juego Killer Instinct Gold. En la foto, mi original PAL de esta versión. Es un juego basado principalmente en la segunda parte de las recreativas, y había esperanzas de que fuera una auténtica recreativa casera.

A pesar de que fuera un juego aceptable, el resultado decepcionó. Seguía sin haber rastro de los escenarios prerenderizados, y en su lugar aparecieron escenarios completamente poligonales cuya integración con los modelados de los luchadores no era lo más brillante que se les podía haber ocurrido a los chicos de Rare. Los personajes mostraban un tamaño considerable y una animación notable, animado todo ello con efectos de Zoom, pero determinados acercamientos de cámara revelaban la naturaleza de simple "sprite" de los luchadores. Además, el sistema de combos no era tan accesible ni tan satisfactorio como en la versión de SNES. Por el tamaño del cartucho, nos quedamos sin disfrutar de los videos de la versión original. Por tanto, sí hay avance técnico (como es lógico) pero en líneas generales yo sigo prefiriendo echar una partida a la versión de 16 bits.

 JMV RANKING SCORE:

KILLER INSTINCT SNES: 9,20 / 10

KILLER INSTINCT GOLD: 7,80 / 10