Retro Classics PC: EL ABUELO DE «DOOM»

Iba a hablaros de DOOM, pero luego he pensado: ¡qué aburrido! Se ha hablado ya tanto y se conocen tantas y tantas cosas… Así que prefiero hablaros de las versiones de DOOM (del original, no sucedaneos como el de N64, que es otro juego), al menos hablaros de las que yo he probado personalmente.

Este es mi original de DOOM y DOOM 2.

La versión de PC data de 1993, y sin duda es un punto de inflexión en la historia de los videojuegos. Podíamos jugar con él en un potente 386, y de forma fluida en un 486 a 320 x 240. Constaba de 3 capítulos y se añadieron nuevos capítulos en el Ultimate DOOM (que es el que véis en la foto). El DOOM 2 consta de 32 capitulillos seguidos y añade la escopeta de doble cañón (impresionante) junto con nuevos enemigos, aunque básicamente es el mismo juego.
Partimos desde luego de la base de que el DOOM original es la mejor versión de sí mismo… XD. Esta estupidez sirve de base para decir que lo mejor es jugarlo o en el PC o en consolas, siempre que sea un port del original. Así, tenemos el de GP32 que os aseguro que va de fábula. Las consolas ya tienen tal potencia que permiten disfrutar del DOOM original (mediante ports o emulación 1:1) de manera perfecta.
No obstante hay versiones de DOOM para consolas de menor potencia que por ejemplo una PSP o las de sobremesa, que son apreciables. Otros no tanto.
La versión de GBA, quizá la última aparecida (junto con el DOOM 2) es para mí la más interesante (lo que veis es mi original), con el gran aliciente de ser portátil. La pena es la baja resolución, pero lo suple con una buena fluidez, un control sencillo y efectos gráficos de iluminación que alguna otra versión casera no tenía. El sonido es algo cacharrero por las características del audio de GBA, pero merece la pena que probéis este cartucho.
La versión de DOOM para SNES (cuyo original tuve pero vendí) me sorprendió por el audio…pero poco más. Usaba el chip FX para mejorar el rendimiento 3D, pero no sirvió para lograr un resultado decente. Me permitió jugar con este mítico juego en una consola de 16 bits sin apenas capacidades 3D, lo cual hay que reconocerlo como un logro. Lamentablemente, la tasa de frames era muy baja, no había texturas en suelos y techos, los personajes sólo "miraban de frente", etc… Me dejé los ojos intentando terminar el juego (cosa que no conseguí) y ahora provocaría mareos a cualquiera que intente probarlo.
PSX me mostró una cara distinta, ya que la semejanza con el juego de PC era casi total, y con un sonido alejado de los cutres "midi" originales (aunque para mí son entrañables). Pero percibí que se ralentizaba más que la versión de PC, sobre todo si se acumulaba mucha "juerga" en pantalla, lo cual era frecuente.
 Este cartuchito (que no es mío) es de la versión de Megadrive 32X, que tuvo una versión horripilante. A mí particularmente me parecío mejor que la de SNES, pero…no podías moverte lateralmente, al menos que yo recuerde. Esto tenía como divertida consecuencia que te comías todos los piñazos que los enemigos te soltaban. Un gran fallo. Aparte, no tenía muchos niveles del original. Una versión limitada y capada.
No tuve oportunidad de probar más versiones: desde luego, si tienes una consola portátil potente, te recomiendo que te hagas con cualquier port 1:1 del original. La XBOX 360 cuenta con su propia versión descargable, muy recomendable. En consolas anteriores al 2.000, quizá la única destacable dea la de PSX: Doom fue un juego muy versionado y mítico, pero sólo el usuario de PC pudo disfrutarlo en toda su gloria.
Por cierto, todos conocéis que el "padre" de DOOM fue el Wolfestein 3D… Pero muchos no sabéis que el abuelo fue el CATACOMB 3D:
Eres una especie de mago que tiene que vencer al enemigo Puturrú, etc etc…. Lo de siempre! pero lo curioso del título es la habilidad con la que ID Software crea un entorno pseudo3D con tan sólo ¡16 colores en pantalla! La vieja y recordada EGA. Un 286 bastaba para mover este abuelete que ya mostraba paralelismos con Doom. El cuadro informativo está a la derecha y es tan grande que se come una parte importante de la pantalla. La idea de ver reflejado en el rostro el daño ya se aprecia al convertirse en una calavera lentamente (algo similar al famoso "pollo" del juego ATIC ATAC). ¿No os resultan familiares los monstruitos de la imagen?
Pues este ha sido un breve recorrido por la historia del DOOM, que espero que haya sido algo distinto a los habituales.