WORLD OF GOO: Los nuevos LEMMINGS.

Para todos aquellos queintentamos ver más allá del aspecto técnico de los juegos, ha aparecido unajoya de la cual se viene hablando mucho últimamente.

 

WORLD OF GOO es el juego de“puzzles” más ingenioso desde el Tetris, porque une la faceta “ingenio” alaspecto técnico, ya que la gravedad y las estructuras son aquí lasprotagonistas.

¿En qué consiste WoG? Puesmuy sencillo: construir una estructura de GOOS usando bolitas con diferentescaracterísticas de forma que lleguemos hasta una tubería y puedan serabsorbidas, obteniendo así una puntuación dependiente de los Goos que nos hayansobrado (y que pululan por la estructura de forma que pueden llegar hasta susalvación por sí mismos). Es un concepto evolucionado de “Lemmings” peroalcanzando otra dimensión.

 

Soy arquitecto y el juego meha sorprendido enormemente. Por muchas causas, pero voy a intentar resumirlas:

 

         Es un juegomoderno. Porque se vale de la técnica para introducir un motor físico en el quese basa el juego, algo que difícilmente era posible hace diez años, porejemplo, al menos en ordenadores domésticos. Este motor tiene en cuenta cosassorprendentes como la “resistencia máxima” de una pequeña estructura de goos,es decir, que si con una torre nos inclinamos mucho, acabará por ceder, como enla vida real.

         Los Goosfuncionan de varias formas. Podremos crear una estructura más rígida con goosverdes (que se pueden unir a más goos a la vez) o una estructura que sólofunciona “tirando”, es decir, a la que no se puede añadir peso (caso de losgoos transparentes). Todo ello nos da una versatilidad tremenda y poseeconexiones con lo que es el mundo real de las estructuras hasta un puntosorprendente.

         El diseño visuales magnífico y en todo momento nos sitúa en la actualidad, no da la sensaciónde ser un juego “retro”.

         Hace uso delhumor de una manera acertada, y sus fases son muy muy variadas y sorprendentes,casi nunca frustrantes.

         Ha exploradovalientemente las nuevas formas de distribución, expandiéndose en PC y a travésde WiiWare. La desolación en PC es su alto grado de piratería, un 90 %, peroespero que WiiWare pueda resarcir a esta inteligente desarrolladora de susposibles pérdidas en las otras plataformas.

 

 

Estamos ante un juego quesupondrá un hito, algo perdurable, aunque sospecho que dará paso a innumerablessecuelas que desvirtuarán algo el juego original.

 

Por el momento, no deberíahaber nadie que se pierda lo que es un verdadero diamante en una mina de la queúltimamente no sacamos nada en claro.

 

Por cierto, ¿para cuándo voya leer en Meristation una alusión al auténtico fiasco de GTAIV en PC? Porque losde Rockstar la han liado parda.