RetroClassics ZX SPECTRUM: EL «SABRE WULF», LA PRIMERA VIDEOAVENTURA DE RARE.

Hoy quierodaros la lata acerca de un mítico juego de la actual Rare cuando aún se llamaba“Ultimate Play The Game”. Como muchos sabéis, durante los 80 fue la compañía demayor éxito en ordenadores de 8 bits y auténtica referencia en todo el mundo.Tim Stamper y Chris Stamper, que han abandonado Rare recientemente, fueron losfundadores y dirigieron casi todos los proyectos de la compañía hasta elrecordado Gunfright, momento tras el cual Ultimate fue absorbida por US Gold.Sabre Wulf es importantísimo por muchos motivos: fue el primer juego de lacompañía considerado una “videoaventura”, y perfeccionó el modelo esbozado porel inolvidable Atic Atac. De hecho, casi se podría decir que inauguró un nuevogénero de videojuegos en 1.984, año en el cual la industria estaba dando apenassus primeros pasos.

 

Reza laleyenda que los hermanos Stamper tenían terminado el Knight Lore para el ZXSpectrum (mucho más avanzado y revolucionario, en 3D isométricas) y retrasaronsu salida por considerar que este juego era demasiado avanzado para la época ypodía perjudicar las ventas del Sabre Wulf, no tan rompedor. Esto ha sidocorroborado por numerosas fuentes. El caso es que tras el éxito del Jet Pac, elSabre Wulf superó barreras y consiguió, sólo en el ordenador de Sir CliveSinclair, vender 350.000 copias. A esta versión hay que añadir la de Amstrad,Commodore (con un modo de dos jugadores) y ordenadores como el BBC.

 

 

En lasimágenes os pongo el espectacular original que conservo del Spectrum, con suestuche de lujo. Aún no se incluía el habitual diseño de bordes barrocos propiode Ultimate. Podéis ver también el manual plastificado de instrucciones con lastípicas misteriosas poesías y toda la parafernalia literaria que contribuía acrear la particular atmósfera de los juegos de la compañía.

 

 

Este otrooriginal mío es el de BBC, especialmente bonito por tener el diseño de portadaactualizado y en consonancia con los posteriores juegos de los hermanosStamper.

 

 

A modo deanécdotas, os comento que es el primer juego de Ultimate en incluir melodía depresentación. La tonadilla que algunos recordaréis corresponde con una obra deBach, el Preludio en C Mayor de “The Well-Tempered Clavier”. Podéisescucharlo en http://en.wikipedia.org/wiki/File:Johann_Sebastian_Bach_-_The_Well-tempered_Clavier_-_Book_1_-_02Epre_cmaj.ogg

 

El juego ensí presenta por vez primera el personaje Sabreman, que protagonizaría otrostres juegos: Underwurlde y Knight Lore (ZX Spectrum y otros), y Sabre Wulf(GameBoy Advance, una discreta actualización pero con una maravillosa banda sonora).Además aparecen cameos del personaje en otros juegos de Rare.

 

 

En SabreWulf, el protagonista, con la ayuda de una espada, tendrá que recorrer unalaberíntica y muy colorida jungla en busca de cuatro partes de un amuleto. Conellos, debe dirigirse a una cueva en la cual un indígena le dejará entrar silleva consigo todas las partes. Estos fragmentos se encuentran en una serie declaros en la selva y su ubicación es aleatoria en cada partida. Os puedoasegurar que es posible acabarlo, pero es muy muy complicado, labor casi de unavida.

 

Losenemigos tienen una animación muy notable y son fácilmente eliminables connuestra espada, salvo los hipopótamos y rinocerontes (sólo podremos conseguirque cambien de dirección) y los nativos. Si permanecemos mucho tiempo en unapantalla, nos empezará a perseguir una feroz llama. Unas flores que crecen enciertos puntos nos ayudarán a ser invulnerables o más rápidos… o invertirán losmovimientos del personaje. Todo el mapeado está rodeado por unas montañas porlas que deambula el lobo, “wulf”, un implacable enemigo del que mejor es huir atoda prisa.

 

El juego hasido objeto de numerosos remakes que conviene curiosear. Uno de ellos conservael código original del juego y actualiza sus gráficos a 256 colores, y lo podéisencontrar investigando en www.emulatronia.com.

 

 

Y esta esla historia de este bello juego, una pequeña obra de arte que ocupa, enmemoria, mucho menos que cualquiera de las fotos que acompañan este artículo.